El Paso

Cierre fronterizo, ‘una pesadilla’ para los artistas

Algunos se las ingeniaron, otros sucumbieron o enfrentan aún dificultades

René Kladzyk/El Paso Matters

domingo, 21 noviembre 2021 | 06:00

El Paso Matters | Arturo Damasco, muralista y pintor sufre las consecuencias de la pandemia al no poder adquirir materiales para sus obras

Paulina Reza abordó un vuelo de Ciudad Juárez a El Paso en la primavera de 2020. Voló de Ciudad Juárez a la Ciudad de México, a Los Ángeles, a Houston y finalmente a El Paso, todo para poder trabajar en persona con su banda musical.

Como otros artistas y músicos de Juárez, Reza se vio afectada por las restricciones de viaje fronterizas relacionadas con Covid para ciudadanos mexicanos. El cierre permitió viajes no esenciales de ciudadanos mexicanos a Estados Unidos en avión, pero no a través de fronteras terrestres como las que hay entre El Paso y Ciudad Juárez.

Ella y sus compañeros en Estereomance, una banda esencialmente fronteriza con miembros que viven en ambos lados de la frontera, tuvieron que encontrar formas ingeniosas de mantenerse conectados y progresar en la música nueva después de la pandemia.

“Fue difícil tomar esas decisiones”, dijo Reza, la cantante principal de la banda.

Ella es una ciudadana mexicana que anteriormente había cruzado la frontera con regularidad con una visa de turista. Sus compañeros de banda Manuel Calderón y Adria Del Valle viven en El Paso.

“Eso nos afectó, como en la armonía de la banda. Recuerdo que tuvimos una conversación y yo estaba como, 'Oh, mi situación económica, no puedo pagar por otro vuelo'”, dijo.

La pandemia fue devastadora para las industrias creativas a nivel internacional, con artistas independientes, músicos, lugares y espacios de arte muy afectados por los cierres y las restricciones de viaje. Los sectores cultural y creativo estuvieron entre los más afectados por Covid-19, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos con sede en París, un grupo de expertos internacional.

Esos impactos afectaron de manera desproporcionada a los artistas afroamericanos e hispanos en Estados Unidos

Americans for the Arts informó que los artistas afroamericanos e hispanos tenían tasas de desempleo más altas y perdieron más ingresos creativos que los artistas blancos.

En metrópolis binacionales como El Paso y Ciudad Juárez, donde las comunidades creativas han estado entrelazadas durante mucho tiempo, la forma en que Covid-19 afectó a algunos artistas mexicanos ha sido profunda.

“Fue como una pesadilla para mí”, dijo el artista residente en Ciudad Juárez Jesús Leonel Portillo, mejor conocido como Pilo. “Llevaba como siete años trabajando en El Paso, y para mí mi vida profesional estaba ahí”.

Después de un aluvión de cancelaciones y oportunidades perdidas, Pilo dijo que se siente como si estuviera en un callejón sin salida, atrapado en el limbo.

Su visa de trabajo expiró durante la pandemia y, debido a la escasez de personal, los tiempos de espera para obtener las visas han aumentado.

“He estado atrapado en Juárez por más de un año”, dijo Pilo.

“Estoy empezando desde cero en muchos de mis proyectos. Para ser honesto, es un poco difícil trabajar durante muchos años allí y, de repente, el puente se cierra y hay que empezar de nuevo".

Desde el comienzo de la pandemia, Pilo ha tenido que rechazar oportunidades para mostrar su trabajo en Nueva York y Los Ángeles. Desde entonces, ha reconfigurado los planes que tenía para un espacio de arte inmersivo en El Paso; ahora planea hacerlo en Ciudad Juárez.

Arturo Damasco, un muralista y pintor residente en Juárez mejor conocido por crear un mural de nueve pisos de Juan Gabriel en el centro de Juárez, dijo que debido a que los artistas fronterizos estaban acostumbrados a estar interconectados y a poder cruzar con frecuencia, el cierre impactó a la frontera más intensamente.

“Muchos de nuestros clientes están en Estados Unidos, los materiales de arte que compramos están en Estados Unidos, por lo que el cierre de la frontera definitivamente nos afectó mucho”, dijo en español.

Pilo explicó que, en su experiencia, tiende a haber una selección más amplia y materiales de arte más baratos disponibles en El Paso que en Juárez.

Para Estereomance, la banda encontró muchas soluciones a las restricciones de viaje por la frontera, incluido el traslado del equipo de grabación de un estudio de El Paso a Ciudad Juárez para que pudieran grabar un concierto en vivo para KTRU Rice Radio.

“Es un equipo caro, por lo que cruzar con un equipo caro puede ser un poco complicado”, dijo Calderón. “Afortunadamente nunca tuvimos problemas”.

Pero Calderón y sus compañeros de banda en Estereomance estaban decididos a mantenerse optimistas a pesar de los desafíos de las restricciones fronterizas.

 “Hacer música implica mucho trabajo en persona. La música que estamos tratando de hacer está muy conectada con las emociones humanas, por lo que es difícil transmitir eso en una pequeña pantalla”, dijo Calderón.

“Cuando trabajamos en música o producimos, nos alimentamos de la energía de los demás, así que eso es algo que realmente extrañamos durante toda esta cuarentena”.

close
search