PUBLICIDAD

El Paso

Cierran negocios en El Paso por falta de personal

Empleados se acostumbraron a recibir dinero del gobierno, acusan empresarios

Jaime Torres
El Diario de El Paso

lunes, 22 agosto 2022 | 10:55

Jaime Torres / El Diario de El Paso

PUBLICIDAD

La falta de personal se ha convertido en un aspecto crítico para la operación de negocios en Estados Unidos y El Paso no es la excepción.

El problema ha escalado tanto aquí que algunas empresas históricas, como el Food City de Fox Plaza, se han visto obligados a cerrar ante la carencia de personal.

PUBLICIDAD

Y no son los únicos. Después de siete años de operaciones en el giro de la venta de artículos nuevos y usados, la tienda “Tres B Second Store”, ubicada en Texas y Cotton, cerró sus puertas al público debido a la escasez de trabajadores que por la que atraviesa el mercado laboral, provocado en gran parte por el propio gobierno, al otorgar una serie de estímulos económicos a las familias a raíz de la pandemia del coronavirus.

Desde que el país entró en crisis sanitaria millones de empleados que perdieron sus trabajos y otros que vieron disminuidos sus ingresos fueron elegibles para recibir ayuda económica. Con el tiempo optaron por conservarla para no ir a trabajar.

“Yo estoy ya muy decepcionada… es una pena, hemos perdido muchos valores, porque no respetamos nuestro compromiso, nuestro trabajo y que los empleados no se respetan a ellos mismos desde el momento que no hacen las cosas de su encargo como trabajadores”, dijo Laura Elena Calderón, propietaria de la negociación, quien durante sus operaciones tuvo problemas con la contratación de los empleados.

Así como ella, y a pesar de que la crisis de salud ha sido controlada, cientos de centros de trabajo aún mantienen problemas en el reclutamiento. “Por todos lados de la ciudad podemos observar letreros en los que solicitan empleados, pero lo que son las cosas no quieren trabajar. Es algo que nunca habíamos visto”.

Hace ya más de un año de haber abierto la economía después del control por la emergencia sanitaria, por mandato del gobernador Greg Abbott, pero aún los propietarios de pequeños negocios, en particular, siguen luchando por encontrar trabajadores.

Según una encuesta levantada por la Federación Nacional de Empresas Independientes a finales de 2021, el 48 por ciento de los propietarios de pequeñas empresas declararon que tenían vacantes que no podían cubrir y a la fecha el fenómeno permanece en menor grado.

‘Más difícil que la pandemia’

Aunque a nivel local no se tiene una estadística actualizada del número de cierres de negocios, el panorama urbano indica que la afectación post pandemia dejó una estela desoladora en el ámbito comercial, en especial en la zona Centro, donde lucen un sinnúmero de edificios vacíos, en renta y en venta.  

“No consigue uno empleados confiables… y esto se debe a todos los estímulos que se les han dado, ayudas que les ha dado el gobierno, quien fue quien propició esto. Para mí esto fue más difícil que la propia pandemia”.

Tras mostrar su tristeza dijo que este asunto que se vive a nivel general le ha dejado una experiencia amarga al ver tantos locales que requieren con urgencia de  trabajadores y ver que muchos negocios han cerrado por esta razón.

“Yo lo puedo ratificar que aquí en El Paso nos ha afectado bastante, pero tenemos que seguir adelante. A los que nos gusta trabajar tenemos que seguir, pero eso sí, tratar de no depender tanto de los empleados. Entre menos se tengan será mejor”, expresó Laura Elena.

Agregó que más que dirigir su mensaje a la comunidad, es a los congresistas para “que se fijen realmente cuál es el problema, ya que muchos negocios estamos cerrando por esa razón, por la falta de empleados”.

Calderón dijo que es importante que piensen también en los comerciantes que tienen la necesidad de empleados. “Por el exceso de ayudas que les dieron y están dando, perdemos la mano de obra y eso nos pasó a todos (los empresarios)”.

Aunque reconoció que al principio recibió ayuda financiera del gobierno a fondo perdido, dinero que utilizó para el pago de rentas y pago de nómina, ahora se retira con una deuda de 50 mil dólares, que tendrá que empezar a pagar a partir del próximo diciembre, dijo.

“Me voy con la deuda para pagar la deuda… no tengo miedo porque voy a trabajar para pagarla porque con esa deuda no creó que me pueda jubilar”, dijo quien empezó a trabajar a los 15 años en México y 30 en Estados Unidos. Relató que fue empleada de varias tiendas departamentales, restaurantes y maquiladora, donde dijo, trabajó con entusiasmo y buena disposición.

Ahora y después de haberse dedicado a la venta de muebles una de sus opciones es dedicarse como proveedora del cuidado de personas de la tercera edad bajo el concepto de Adult Foster Care.

Mientras tanto, durante el último mes ofreció su gran venta de liquidación con descuentos del 25 al 50 por ciento en un gesto de agradecimiento a su clientela quien aprovechó la oferta y limpió la casa.

Muchos de esos artículos también donó a gente necesitada.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search