El Paso

‘Cierran 26 por ciento de negocios locales’

Suspende Corte por un día orden de cierre del juez del Condado; hoy emite veredicto final

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

viernes, 13 noviembre 2020 | 06:00

El impacto económico de la pandemia de Covid-19 en El Paso es de tal magnitud que más de una cuarta parte de los negocios locales han cerrado para siempre, dejando a miles de paseños sin empleo. Así lo señaló en conferencia de prensa el jueves por la tarde el alcalde Dee Margo.

“Ahora, ¿cuál es el plan del Condado en cuanto a la recuperación económica? ¿y en cuanto a las familias sin sustento?”, dijo Margo.

 Señaló que el 26 por ciento de los negocios locales han tenido que cerrar permanentemente debido a la crisis por el virus. 

Aunque enfatizó que aplicará en la Ciudad la Ordenanza 13 del Condado de El Paso, que exige el cierre de negocios no esenciales –como comedores de restaurantes, gimnasios, salones de belleza y uñas y locales de tatuaje–, cuestionó si la iniciativa, que fue extendida hasta el 1 de diciembre, contempla el daño que sufren las empresas de El Paso.

Insistió en que acataría la orden número 13, promulgada por el juez del Condado y validada por la Corte de Distrito que preside el juez Joe Moody, ante una demanda sobre su validez interpuesta por un grupo de restauranteros de El Paso y el procurador general de Texas, Ken Paxton.

Los demandantes apelaron el fallo y se espera que este viernes el Octavo Tribunal de Apelaciones se pronuncie de manera definitiva al respecto. Mientras tanto, el jueves el Octavo Tribunal suspendió temporalmente –por un día– la decisión de los cierres de Samaniego, en tanto alcanza un veredicto.

 “En cuanto al lado financiero, estamos en crisis. Hay personas que sólo tratan de poner comida en su mesa y pagar renta o medicinas. Hasta septiembre, 32 mil 901 paseños han llenado solicitud de desempleo y se reportan además 13 mil 300 empleos perdidos por la crisis. Me llaman dueños de negocios entre lágrimas diciéndome que ahora qué hacen, con sus pagos, con sus empleados”, agregó.

“No podemos separar a las familias, será muy difícil, especialmente ahora que se acerca Día de Gracias, y especialmente aquellos que perdimos a seres amados; esto quiere decir que tenemos que trabajar juntos para minimizar el contagio, y que el impacto sea el más mínimo posible tanto físico como financieramente”, dijo Margo.

La polémica por los cierres –que en opinión de Paxton es una facultad que corresponde sólo al gobernador Greg Abbott– es tal que se vislumbra que la resuelva la Corte Suprema de Texas, instancia que declinó aceptar el caso hasta que el tribunal de apelaciones produzca su fallo.

En su conferencia de prensa, el alcalde señaló que el juez del Condado no habló con él antes de decidir extender la orden por tres semanas más.

“La Ciudad debe de seguir al Condado, de acuerdo con la legalidad”, dijo Margo. “La confusión que pasó hace dos semanas, fue porque estábamos buscando una clarificación entre las órdenes del juez del Condado y las órdenes del gobernador del estado”, dijo Margo.

 “Es por lo que le escribí al fiscal y pedí que nos clarificara, nada se resolvía hasta que el juez Moody dictaminó la orden el pasado viernes”, expresó el primer edil.

 “La mayor frustración para mí personalmente es no estar informado y el juez Samaniego aún no se ha comunicado”, expresó el alcalde en un comunicado que fue luego impugnado por el juez.

Aunque Margo sostuvo que se le envió una invitación al juez para estar presente en la conferencia de prensa la tarde del jueves, Samaniego estuvo ausente.

 “La pregunta que tengo es por qué el juez del Condado no se comunicó con nosotros, con nadie lo hizo, ni con el doctor Ocaranza, ni con la Oficina de Emergencias”, expresó Margo.

 “He seguido cada una de las órdenes que el doctor Ocaranza me ha dado desde el día uno. Llamé la noche anterior de la primera orden, les dije: “Tenemos que hacer algo, mañana reportaremos miles”; al día siguiente llamamos el cierre de restaurantes, y se hicieron los primeros cierres”, dijo el acalde.

 

Exhibe alcalde esperanza

Margo dijo que a pesar de que se registraron números por arriba de los 900 casos, existe la esperanza que la propagación de Covid-19 en El Paso baje significativamente en los próximos días.

 “Es una tendencia positiva; si es correcta es posible que veamos una reducción en ocupación hospitalaria en los próximos días”, dijo Margo.

Emite EPPD 16 multas 

Un total de 16 negocios locales han sido sancionados por el Departamento de Policía de El Paso (EPPD) por seguir operando pese a la Orden No. 13 emitida por Condado de El Paso, la cual, prohíbe a los negocios no esenciales prestar servicio como una manera de tratar de mitigar el Covid-19 entre la comunidad.

 Peter Castillos, asistente de jefatura de EPPD, dijo que desde que se dictaminó la orden mediante la Corte Estatal de Distrito 34 –el viernes 6 de noviembre–, oficiales municipales han atendido 35 llamadas reportando la operación de negocios como gimnasios, salones de belleza, spas, comedores en restaurantes, entre otros.

 “Además, se han llenado 12 reportes policiacos, 36 advertencias y se han emitido 16 sanciones”, señaló Castillo.

 Desde principios del mes de agosto, EPPD ha registrado 4 mil 200 incidentes relacionados con omisión de medidas de seguridad Covid-19. “Es en donde nos acercamos para educar y apoyar a los negocios, se les da una advertencia y se les insta a seguir medidas”, declaró.