Cierra Patrulla Fronteriza retenes carreteros

Agentes son enviados para ayudar a procesar a los solicitantes de asilo, afirman

De la Redacción/El Diario de El Paso
lunes, 25 marzo 2019 | 06:00
Cortesía | Uno de los puntos de control cerrados está en el Condado de Hudspeth

La Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos cerró temporalmente los puestos de control de inmigración en el Sector El Paso para permitir que los agentes procesen la afluencia de migrantes que cruzan a este país, según lo dieron a conocer funcionarios de la corporación.

Los funcionarios de CBP dicen que los agentes están siendo reasignados a otras prioridades de seguridad fronteriza con el fin de garantizar la atención adecuada para los aspirantes a asilo político que se encuentran detenidos, se informó.

Uno de los puntos de control cerrados es el que se encuentra en la carretera 62/180, a unas 30 millas (48 kilómetros) al Este de El Paso en el Condado de Hudspeth, ya que el sábado se recolocaron tambos naranjas para evitar que los automovilistas ingresaran a las inmediaciones del punto de revisión.

La publicación Texas Monthly reportó este fin de semana que los puestos de control de tráfico se encontraban sin funcionar ya que los agentes de dichos puntos de revisión fueron reasignados por tiempo indefinido.

Extraoficialmente se dio a conocer que los agentes fronterizos se encuentran ayudando en los esfuerzos para procesar y transportar a cientos de familias y niños no acompañados que cruzan la frontera en esta zona.

Durante décadas la Patrulla Fronteriza ha operado diversos puntos de control carretero dentro de un radio de 100 millas al área fronteriza en las principales autopistas. El punto de revisión más cercano a esta ciudad es el que se encuentra en la Carretera Interestatal 10 (I-10) en el poblado de Sierra Blanca.

La Patrulla Fronteriza puede detener los vehículos en ciertos puntos de control con el fin de hacer algunas preguntas limitadas para verificar la ciudadanía de los ocupantes de los vehículos e inspeccionar visualmente el exterior de un vehículo. Asimismo, los agentes pueden enviar cualquier vehículo a un área de inspección secundaria con el mismo propósito.

A pesar de dichos reportes, ninguno de los portavoces de la Patrulla Fronteriza en esta localidad confirmó la reasignación de los oficiales en puntos de revisión carreteros a labores de soporte para el manejo de personas en busca de asilo.

“No estoy en posición de confirmar esta información pero si se dará una declaración seguramente se realizará el lunes”, dijo el portavoz de la Patrulla Fronteriza Thomas Schwieger.

Según un comunicado de prensa de la Patrulla Fronteriza, los agentes en el Sector El Paso promedian alrededor de 570 aprehensiones por día, y el 90 por ciento ocurre en el área metropolitana de El Paso.

“La Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos (USBP) continúa aprehendiendo a familias de extranjeros ilegales y niños no acompañados en un número cada vez mayor”, escribieron los funcionarios de CBP en una declaración. 

“Esto pretende ser una medida temporal. Los puntos de control son parte integral de la misión de seguridad fronteriza de USBP”, remarca el comunicado.

Por su parte el representante demócrata Henry Cuellar, quien representa al área de Laredo, confirmó a la publicación estatal que los puestos de control se están cerrando y dijo que también está recibiendo informes de que los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que normalmente inspeccionan la carga transfronteriza y otro tipo de comercio, también se están redistribuyendo para ayudar con las solicitudes de asilo. 

El representante declaró además que el crecimiento desmedido en el número de inmigrantes está impactando el trabajo tradicional que realizan los oficiales de la Patrulla Fronteriza y CBP.

El Sector El Paso ha sido el más afectado por el aumento de familias provenientes de países centroamericanos como Guatemala, Honduras y El Salvador. Desde que inició el presente año fiscal se han procesado en esta zona 41 mil 670 personas que cruzaron la frontera de forma ilegal.