Cambiarán acceso al puente ‘Libre’

Promete TxDOT al Condado terminar obra en 3 años

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso
martes, 12 marzo 2019 | 06:00
Cortesía

Una de las obras más grandes que impactarán al tráfico local e internacional de El Paso, se encuentra ya en proceso.

El Proyecto I-10 Connect, con fecha de inicio durante la primavera de este 2019, consta con un presupuesto de 96 millones de dólares y este lunes se presentaron las actualizaciones ante las autoridades del Condado de El Paso.

De acuerdo con los oficiales del Departamento de Transporte de Texas (TxDOT), se prevé que el proyecto esté listo en un período de tres años con un proceso de seis fases.

“Será ese período y nada más, no prevemos que este proyecto se alargue más de lo propuesto”, expresó a los comisionados Jennifer Wright, vocera de TxDOT, sector El Paso.

El objetivo del proyecto es brindar un nuevo acceso al puente internacional de las Américas.

Para lograr la meta, se construirá una conexión directa de la Interestatal 10 (I-10) al Loop 375 (César Chávez Border Highway), en obras que se realizarán a lo largo de 27 meses.

Según la información de la presentación oficial de TxDOT, durante el proceso de construcción, el contratista a cargo del proyecto puede hacerse acreedor a incentivos en caso de que termine el trabajo antes de la fecha límite.

El proceso de fases puede ser alterado con el objetivo de acelerar la entrega del proyecto.

La congestión de tráfico en dirección al puente de las Américas ha incrementado de manera significativa. Esto ha afectado de manera negativa la calidad de vida de los residentes alrededor del Chamizal National Memorial.

La eliminación de las rampas del US-62 (Paisano), que conectan con el I-110 y el puente de las Américas, evitará que los camiones comerciales formen líneas de espera en sectores residenciales, de acuerdo con TxDOT.

Plan estratégico de rutas alternas

“TxDOT cuenta con grandes planes para la I-10 en el Centro, en la zona Central y la zona Este de El Paso en los próximos años”, comunicó Wright.

La remodelación del acceso entre la I-10 y el Loop 375 permitirá a los automovilistas usar el Loop 375 más fácilmente como una ruta alternativa cuando la I-10 se encuentre bajo construcción, se agregó.

Además, otro de los puntos importantes, es la eliminación de rampas de US-62 (Paisano Drive) al I-110, lo que según el departamento, reducirá la congestión en los vecindarios alrededor de Parque Chamizal Memorial.

Impactará al Lincoln Center

El proyecto también impactará el parque del Lincoln Center, ubicado debajo de los puentes elevados del Spaghetti Bowl, lugar que ha sido reconocido por su trabajo artístico y murales representativos de la frontera.

TxDOT informó que se eliminarán diez columnas con murales y sólo se protegerán cinco columnas con murales.

“Como resultado de la colaboración de TxDOT con el Comité de Conservación de Lincoln Park, se registrarán visualmente los murales impactados por la remodelación y se protegerán los murales acordados con una cerca de alambre y una barrera de contención naranja”, según detalla la presentación oficial de TxDOT.

Uno de los murales principales y protegidos por el comité es el mural de la Virgen de Guadalupe, el cual será cubierto durante la construcción y permanecerá luego de las remodelaciones como un memorial de la iglesia católica El Calvario.

Se informó que luego de la finalización del proyecto, se proveerán nuevas columnas en la zona para que el mismo comité de Lincoln Park las pinte.

bEn adición, se contará con mejoras estéticas a lo largo del proyecto, desde pintura especial acorde con las existentes en el Spaghetti Bowl, hasta diseños en los muros de contención del puente ‘Libre’. [email protected]