El Paso

Buscan restos de Ericka Gaytán en Montana Vista

'Ya se acerca el juicio y queremos encontrar su cuerpo para que se haga justicia', dijo Guadalupe Gaytán

Cortesía

Jaime Torres
El Diario de El Paso

sábado, 19 septiembre 2020 | 20:06

El Paso— Familiares de Ericka Gaytán, quien desapareció y fue asesinada en junio de 2019, realizaran una búsqueda este domingo con el fin de encontrar sus restos en las inmediaciones de Montana Vista.

Guadalupe Gaytán, madre de la fallecida, lanzó una invitación a la comunidad para que se sumen a esta iniciativa convocada para las 9 horas en el cruce en de Montana y Meadows , en el estacionamiento de la tienda 'Super Market'.

"Ya se acerca el juicio y queremos encontrar su cuerpo para que se haga justicia", dijo la afligida madre quien tiene el temor de que el presunto responsable de la muerte de su hija salga en libertad.

Explicó que durante el operativo de búsqueda, el cual ella encabezara, se han sumado familiares y miembros de la comunidad, entre ellos una persona que colaborará con el sobrevuelo de un drón con el fin de llegar a mas partes del terreno y tener una mejor vista 

"A lo mejor un animal sacó su cuerpo y esta esparcido por el área con la ayuda de este artefacto pudiéramos  de las arenas rojas lo mejor un animal saco los restos y encontrar sus rentas' queremos tener paz y  tener éxito", comentó.

Manifestó que desafortunadamente se encuentran solas en la búsqueda ya que las autoridades han dicho que terminaron su trabajo pero tienen fe en encontrar los restos y darle cristiana sepultura.

"No hay día en que no pensemos en ella  y su hijo Fabián, de ocho años, pregunta dónde está la tumba de su madre para llevarle flores. Eso nos parte el corazón", mencionó Miriam Adame, prima de Erika.

Manifestó que desde su desaparición se encuentran desesperados pero no han dado marcha atrás en su afán por encontrarla.

Manifestó que una de sus estrategias es invitar a la asociación que participó y encontró el cuerpo de Vanesa Guillen, con sede en Houston, Texas.

Para ello, abrieron una cuenta de Gofundme con el fin de recibir apoyo económico y de esta manera poder soportar los gastos que ocasione la llegada de los integrantes de esa organización.

Vamos a seguir en la lucha hasta que Dios nos permita. Ya no sabemos qué hacer para poder encontrarla, agregó.

Erika desapareció cuando acudió a un evento en el Coliseo de El Paso en el verano del 2019. La vida de la paseña de 29 años fue recordada con velas, flores, cantos y rezos en la iglesia Saint Mark, el pasado 14 de julio, día en el que fue vista por última vez con vida.

Una ceremonia similar se celebró en su honor el pasado 9 de febrero, día de su cumpleaños.

“Sentimos mucha impotencia y desesperación de no poder darle el adiós que ella merece y necesita. Hace unos días su hijo también cumplió años y pues también mucha tristeza porque ella siempre le celebraba su cumpleaños”, dijo Claudia Adame, tía de Erika ese día.

Y es que, a pesar de que ha transcurrido un año desde el caso que conmocionó a la comunidad fronteriza, el cuerpo de Erika no ha sido localizado. 

Luego de meses de búsqueda, en diciembre, autoridades de El Paso informaron del arresto de un hombre presuntamente responsable de su muerte.

De acuerdo con el Departamento de Policía de El Paso (EPPD), Ricardo Márquez fue puesto bajo custodia con pruebas suficientes de su autoría en el homicidio de la mujer.

Se cree que Márquez, de 28 años, asesinó a Erika cuando salieron del concierto, la transportó a un área desértica por la Montana en el Este extremo de El Paso y la enterró.

La desaparición de Erika ha sido un misterio desde que su familia la reportó a las autoridades el 16 de julio del 2019. La madre de un niño de ahora 8 años, fue vista por última vez portando un vestido blanco después de que asistiera a un concierto de Los Rieleros Del Norte en el Coliseo de El Paso. 

Su fotografía se volvió viral y desde aquel fin de semana, familiares, amigos y usuarios en redes sociales se dedicaron a su búsqueda; empero, sin resultados contundentes. Hasta la fecha, de acuerdo con la investigación policiaca, se desconoce el lugar exacto donde podría estar enterrada.

La familia de Erika no ha dejado de buscar los restos de la joven madre. Incluso, estuvieron presentes en una protesta hace unos días en el Noreste de El Paso por la muerte de la soldado texana Vanessa Guillén, quien fue asesinada brutalmente por un soldado con rango especialista en Fort Hood.

En una declaración policiaca en poder de El Diario de El Paso, Márquez dijo que luego del evento en el Coliseo, ambos se fueron a su casa, de donde horas después Érika se había ido en un Uber.

“Márquez declaró que condujeron a su domicilio después del concierto y se involucraron en una discusión”, se lee en el documento.

Autoridades dicen que ‘no existen registros o actividad de que Erika tomó un servicio de transporte compartido’, por lo que Márquez fue puesto bajo custodia con pruebas suficientes de su autoría en el homicidio.

Autoridades creen que Márquez asesinó a Erika en su casa, la transportó en la cajuela de un Jeep prestado de su hermano a un área desértica por la Montana en el Este extremo de El Paso y la enterró.

El sospechoso además le pidió una pala prestada a su hermana y luego ‘trató de limpiar toda evidencia’ deshaciéndose de los artículos que utilizó para el crimen, donde también se incluyeron ‘corbatines de plástico’ que son usados comúnmente para atar las extremidades de las víctimas.

Una agencia especial está en posesión de informes de laboratorio de ADN enviados por el Departamento de Seguridad Pública (DPS) que confirman que la sangre que se encontró en la cajuela del Jeep coincide con el ADN de Érika.

“Márquez asesinó a la víctima en su residencia, usó el Jeep para transportar el cuerpo de la víctima a un lugar desconocido al que sólo pueden acceder los vehículos todoterreno, como el Jeep y usó la pala para enterrar el cuerpo”, se lee en la declaración.

Con base en pruebas forenses y de otro tipo reunidas durante el curso de la investigación, los detectives tienen razones para creer que Érika ha fallecido y fue víctima de un asesinato, informó EPPD.

Mientras tanto, Márquez continúa detenido en el Centro de Detención del Condado de El Paso por cargos de asesinato con una fianza por 1 millón de dólares. El juicio en su contra esta programado para el 23 de octubre del presente año.