El Paso

Buscan pena máxima para el agresor

Cargos por crimen de odio y terrorismo doméstico podrían acarrearle pena de muerte

Associated Press

S. Zuniga / R. Carrillo
El Diario de El Paso

lunes, 05 agosto 2019 | 12:22

El Paso— El fiscal del Condado de El Paso, Jaime Esparza, dio a conocer que su oficina  buscará definitivamente la pena de muerte como castigo para el tirador responsable de asesinar a 20 personas y dejar 26 heridos en Walmart de Cielo Vista.

“Hemos manejado principalmente la investigación como un caso doméstico de terrorismo, crimen de odio, con cargos federales por homicidio capital”, dijo Esparza.

El detenido por la masacre es Patrick Crusius, un hombre blanco de 21 años y residente de Allen, Texas.

“Es un incidente tan horrible que esta comunidad no está acostumbrada. Yo fui a Walmart y vi todo lo que pasó, sé que la pena de muerte es algo muy fuerte, pero en este caso es necesario”, indicó.

“Él (Crusius) perdió el derecho de estar entre nosotros ayer”, enfatizó Esparza.

Greg Allen, jefe del Departamento de Policía de El Paso (EPPD), dijo que el atentado ha dejado una marca especial en su carrera. Expresó que el siniestro es indescriptible y que lo ocurrido no representa a El Paso.

“No hay palabras que uno pueda usar para describir esto, desde que he trabajado para este departamento jamás me imaginé algo como lo que vi en la escena del crimen”, declaró.

El jefe de Policía también dijo que “uno piensa que la sangre no tiene olor, pero cuando uno ha trabajado en este oficio, se da cuenta de que en realidad sí”.

Autoridades declararon que el tirador se entregó sin resistencia a la Policía y será recluido en la Cárcel del Condado al término de la investigación.

“Este individuo todavía tiene derechos, tenemos que seguir protocolos y hay que seguir la investigación”, dijo Allen.

De acuerdo con el Buró Federal de Investigaciones (FBI) los crímenes de odio –que es como se investiga el tiroteo donde murieron 20 personas en El Paso–, “son la máxima prioridad del programa de Derechos Civiles del FBI debido al impacto devastador que tienen en las familias y las comunidades”.

Esto fue lo que dijo el agente especial Emmerson Buie Jr., director del FBI de El Paso, en una conferencia de prensa realizada ayer por la mañana en la que se mostró cauto en un principio al calificar los hechos sangrientos en el supermercado como crimen de odio.

“Hay mucha evidencia que analizar antes de poder considerar este crimen como algo más que un asesinato”, dijo.

Ayer, en la misma conferencia de prensa el fiscal de Distrito, Jaime Esparza afirmó que su oficina buscará la pena máxima debido a las características del caso, apuntando incluso la posibilidad de que se persiga el delito como un “acto de terrorismo doméstico”.

Autoridades policiacas detuvieron a Crusius, residente de Allen, Texas, quien manejó nueva horas a El Paso para disparar en un centro comercial con una clientela eminentemente hispana.

La respuesta parece estar en un documento que ha sido atribuido a Crusius, quien señala una supuesta invasión hispana a Texas.

“Si podemos deshacernos de suficientes, entonces nuestra forma de vida puede ser más sustentable”, sostiene el documento ligado al sospechoso.

La abogada Jeanne Morales dijo que dentro del estado de Texas se considera un crimen de odio si existe un hallazgo afirmativo de que el delito se cometió debido a un prejuicio, y el castigo por dicho delito aumenta a la pena prescrita para la siguiente categoría más alta de delito.

La especialista legal confirmó a El Diario de El Paso que la gravedad del delito, y por ende la pena al perpetrador es más alta, incluso como agravante de un homicidio capital.

“A nivel federal, los estatutos contemplan que se considere un delito el intentar o causar lesiones corporales a alguien basado en raza, color, religión, origen nacional, género, orientación sexual, identidad de género o discapacidad”, sostuvo Morales.

En tanto el “terrorismo doméstico” es tipificado por las leyes federales.

“La ley federal define el terrorismo doméstico como actividades que involucran actos peligrosos para la vida humana, que son una violación de las leyes penales de los Estados Unidos o de cualquier estado”, explicó la abogada.

“Este tipo de acto parece tener la intención de intimidar o coaccionar a una población civil; influir en la política de un Gobierno por intimidación o coerción; o para afectar la conducta de un Gobierno mediante destrucción masiva, asesinato o secuestro; y que ocurre principalmente dentro de la jurisdicción territorial de los Estados Unidos”, sostuvo.

La abogada confirmó que existen nueve diferentes tipos de homicidios que se califican como asesinato capital en Texas.

“Si la víctima es un oficial de paz o bombero que actúa bajo su deber legal en el momento del delito; si el acusado comete intencionalmente el asesinato durante la comisión o intento de comisión de secuestro, robo, asalto sexual agravado, incendio provocado, obstrucción o represalia o amenaza terrorista”, subrayó.

Agregó: “Otro tipo de homicidio capital es si el acusado recibe una paga por cometer el asesinato o le paga a otra persona para cometer el asesinato; e incluso si el asesinato ocurre durante una fuga de una institución penal”. También se considera un homicidio capital si: “Un recluso, mientras está encarcelado, asesina a otro A) que es un empleado en la operación de una prisión, o B) con la intención de establecer, mantener o participar en una combinación de lo anterior, o por las ganancias de una combinación de lo mencionado”.

Es también asesinato capital si un recluso, mientras está encarcelado por asesinato capital o asesinato “A) mata a otro, o B) un recluso que cumple una cadena perpetua o un término de 99 años por secuestro agravado, asalto sexual agravado o robo agravado, mata a otro”.

Otra variante de este tipo de crimen es si “el acusado asesina a más de una persona A) durante la misma transacción criminal, o B) durante diferentes transacciones criminales, pero los asesinatos se cometen de conformidad con el mismo esquema o curso de conducta.

Por último, un asesinato capital se considera si “el acusado asesina a un niño menor de diez años; o si el acusado asesina a otra persona en represalia por el servicio o el estado de la otra persona como juez o juez”. 

En redes sociales sus seres queridos comenzaron a recordarlo como una persona alegre y con muchos proyectos.  Manzano, según trascendió, laboró hace un año en el área de mercadotecnia de una radiodifusora local, en la cual hizo varias amistades.

Maru Henric, amiga de Iván, publicó en Facebook un comentario en el que se dijo atormentada por su partida, a la vez que indicó que se sintió afortunada por conocerlo.

“Me duele mucho tu partida y más de la manera violenta que fue ya que tú siempre fuiste un hombre de Paz!!! (sic) Hasta pronto vecino tenemos pendiente nuestra comida para celebrarnos!!! 

En reacción al comentario, algunos otros conocidos se enteraron de la noticia y la lamentaron.

“Qué gran tristeza, lamento mucho su partida y porqué motivos, Dios les dé pronta tranquilidad y aceptación a todos sus seres queridos”, contestó Betty Puebla.

Jonathan Aragón escribió: “Qué impotencia, una persona alegre, con muchos proyectos. Que Dios de resignación y fuerza a su familia”.