El Paso

Busca México promover combate al tráfico de armas

Dicha práctica nutre la violencia y son el vehículo para la comisión de miles de homicidios anualmente, afirman

Roberto Carrillo/El Diario de El Paso

lunes, 22 noviembre 2021 | 06:00

Después de entablar una demanda contra fabricantes de armas de los Estados Unidos, el Gobierno de México participará en un debate abierto ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con el fin de prevenir y contrarrestar las prácticas ilegales en el mercado armamentista.

Bajo el nombre “El impacto del desvío y tráfico de armas para la paz y la seguridad”, Marcelo Ebrard Casaubón, canciller mexicano, encabezará en Nueva York el debate programado para hoy lunes.

“El objetivo de México durante la referida sesión será llamar a los países miembros, permanentes y no permanentes, a fortalecer la cooperación y la acción conjunta para prevenir y contrarrestar las prácticas ilegales en el mercado de armas pequeñas y ligeras”, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores de México en un comunicado girado el domingo.

“El Estado mexicano promueve en diversos foros y organismos acciones contra el tráfico de armas de fuego, dado que éstas nutren la violencia en nuestro país”, indicaron las autoridades.

Igualmente se dijo que “dichas armas son el vehículo para la comisión de miles de homicidios en territorio nacional cada año”, afirmó la SRE.

Fue el pasado 4 de agosto cuando el Gobierno mexicano interpuso la demanda contra fabricantes y distribuidores de armas estadounidenses en un tribunal federal de Estados Unidos.

En el documento legal se argumentó que debido a las prácticas comerciales negligentes e ilegales de fabricantes y distribuidores se ha provocado un gran derramamiento de sangre en México.

La demanda fue presentada en el tribunal federal de Massachusetts en contra de algunos de los mayores fabricantes de armas como son: Smith & Wesson Brands, Inc.; Barret Firearms Manufacturing, Inc.; Beretta U.S.A. Corp.; Beretta Holdigns S.P.A.; Century International Arms, Inc.; Colt’s Manufacturing Company LLC, y Glock Inc., Glock GES MBH; Sturm, Ruger and Co. Inc., Witmer Public Safety Group, e Interstate Arms.

La sesión a celebrarse este lunes en la sede de la ONU cobra relevancia tras la Cumbre de Líderes de América del Norte, en la que participaron los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador; de Estados Unidos, Joseph Biden, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

En la reunión que tuvo lugar el jueves pasado en Washington, los tres países se comprometieron a proteger a sus comunidades de los daños que surgen del tráfico de armas de fuego que encara Norteamérica.

“Cientos de miles de armas de fuego cruzan hacia México anualmente, empoderando a las organizaciones criminales transnacionales y generando daños irreversibles a la sociedad”, se indica en la declaración conjunta negociada por los tres países.

“Para abordar estas cuestiones y proteger a nuestras comunidades de los daños que surgen del entorno global de las drogas ilegales y del tráfico de armas de fuego al que se enfrenta América del Norte, debemos tener un enfoque colectivo y coordinado. Nos comprometemos a seguir abordando estas cuestiones a través del Diálogo sobre las Drogas en América del Norte en 2022 y más adelante”, establece el documento.

Avanza demanda

Como parte del calendario acordado entre el Gobierno de México y las empresas demandadas, éstas entregarán, a más tardar el 22 de noviembre, su respuesta a la demanda presentada por México contra ellas el 4 de agosto pasado en una Corte en Massachusetts.

Se anticipa que, como sucede en litigios civiles en cortes estadounidenses, las empresas argumenten diversas defensas jurídicas para intentar detener el litigio, como cuestionar si el Gobierno de México puede demandar en Estados Unidos, señalar que la legislación estadounidense les otorga inmunidad en contra de demandas civiles por daños, y responsabilizar al Gobierno de México por los daños descritos en el litigio.  

En tanto la SRE prepara argumentos y evidencia para responder ante la Corte a las defensas de las compañías demandadas.

La réplica del Gobierno de México se presentará el 31 de enero de 2022 y, posteriormente, las empresas entregarán una contrarréplica a la Corte el 28 de febrero de ese mismo año, como parte del proceso judicial. 

close
search