El Paso

Blindan militares franja fronteriza

Ordena Abbott desplazamiento de tropas; estrategia es en preparación ante posibles caravanas que intenten cruzar ilegalmente al país

Roberto Carrillo Arteaga/El Diario de EL Paso

lunes, 04 octubre 2021 | 06:00

Cortesía | Vehículos de la Guardia Nacional son estacionados en áreas estratégicas consideradas como zonas porosas

Después de la crisis que se vivió en la frontera de Del Río con México, el gobernador Greg Abbott anunció que ha ordenado a la Guardia Nacional de Texas establecer un cerco vehicular para inhibir el flujo de indocumentados.

Por medio de sus redes sociales el gobernador de Texas mostró imágenes de vehículos militares alineados en la zona fronteriza, de manera similar a la formación que ordenó cuando miles de ciudadanos haitianos se establecieron bajo el puente de cruce internacional el mes pasado.

“La Guardia Nacional de Texas se está preparando en la frontera para el aumento de caravanas que intentan cruzar la frontera debido a la política de fronteras abiertas de Biden”, afirmó el gobernador Abbott la noche del sábado.

“Están trabajando con el Departamento de Seguridad Pública de Texas para sellar los lugares de sobretensión en la frontera y arrestar a los intrusos”, señaló el mandatario estatal, detallando las tácticas que las fuerzas del orden de Texas mantienen para inhibir el flujo de indocumentados a territorio estadounidense.

En el video compartido por Abbott se muestran vehículos militares blindados y artillados tipo Hummer, alineados de forma similar a como lo hicieron vehículos oficiales del Departamento de Seguridad Pública de Texas hace un par de semanas.

El gobernador de Texas publicó dichas declaraciones tanto en sus cuentas de Twitter, Instagram y Facebook en las que mostró un video de lo que parecían ser cientos de vehículos militares alineados y listos para entrar en acción.

El anuncio del gobernador se produjo después de que el primer ministro de Panamá advirtió recientemente a Estados Unidos de al menos 60 mil migrantes que cruzan su país así como México en su camino a los Estados Unidos.

En las últimas semanas, aproximadamente 30 mil migrantes llegaron a la frontera Sur mientras 16 mil de ellos, en su mayoría de Haití, acamparon debajo del puente internacional de Del Río, creando una crisis que obligó una mayor presencia de la Patrulla Fronteriza, así como de agentes estatales.

Mientras tanto la Guardia Nacional de Texas tiene programado incrementar su presencia, redoblando el número de efectivos que ha agrupado en la frontera entre Texas y México para el mes de octubre.

Alrededor de 2 mil 500 miembros de la Guardia Nacional de Texas permanecerán estacionados en la frontera bajo la dirección del gobernador Abbott, quien se ha comprometido a asegurar la frontera Sur a través de la Operación Lonestar y al asignar casi 3 mil millones de dólares para dicho cometido.

Tracy Norris, ayudante general del Departamento Militar de Texas y comandante de la Guardia Nacional de Texas, dijo a los medios que la misión que Abbott ha señalado es la de detener el tráfico de drogas, la inmigración ilegal y el tráfico ilegal de personas.

“Esto ayudará a dicha situación”, dijo Norris. “Más recursos para la frontera, especialmente en base a lo que sucedió en las últimas semanas”.

Norris dijo que la Guardia Nacional de Texas también trabajará para construir una cerca a lo largo de la frontera, en una medida anunciada por el gobernador, y para la cual incluso ha aceptado donaciones de particulares.

“Este muro dará tiempo para reaccionar porque de eso se trata: se trata de averiguar por dónde la gente está tratando de cruzar”, sostuvo Norris.

“Si haces que su marcha sea más lenta y se les puede detectar con ayuda de la tecnología, aunque tengas menos gente, se podrá reaccionar mucho más rápido para acudir a donde sea que estén tratando de cruzar”, afirmó.

close
search