El Paso

¡Bienvenidos a Walmart!

Por respeto a las víctimas y a sus familias el corporativo Walmart decidió realizar la reapertura de manera sencilla

Cortesía / Diversas áreas como la de panadería y farmacia fueron totalmente renovadas
Armando Vela/El Diario de El Paso / La emotividad también estuvo a flor de piel, por lo que algunos empleados no pudieron evitar algunas lágrimas
Cortesía / Nueva fachada de la farmacia

Jaime Torres / El Diario de El Paso

viernes, 15 noviembre 2019 | 06:00

¡Bienvenidos a Walmart! Fueron las palabras coreadas por los empleados de Walmart, que entre aplausos, sonrisas abrazos y saludos de mano recibieron a cada uno de los clientes que ingresaron este jueves a la tienda 2201 después de haber permanecido cerrada durante 100 días tras la masacre perpetrada el pasado 3 de agosto.

Previo a la reapertura se realizó una ceremonia en la que el padre Fabián Márquez, de la Diócesis de El Paso, bendijo las instalaciones durante un recorrido acompañado por personal, directivos  e invitados especiales.

Ceremonia sencilla

Por respeto a las víctimas y a sus familias el corporativo Walmart decidió realizar la reapertura de manera sencilla y ofrecer una cálida bienvenida a los visitantes y entregarles una pulsera con la frase “El Paso Strong” para que se sintieran en casa.

Sentimientos encontrados

Los sentimientos encontrados también se hicieron presentes en clientes y empleados, que por un lado sentían tristeza al recordar lo ocurrido, y por el otro alegría de tener una tienda renovada y un trabajo seguro, respectivamente.

En punto de las nueve de la mañana Cecy López, la primer cliente en entrar a la negociación, sintió un nudo en la garganta al recordar a las 22 víctimas que fueron asesinadas por un supremacista blanco orillado por su odio racial contra la comunidad hispana.

“Es muy duro lo qué pasó y recordamos a las víctimas con mucha tristeza y dolor pero la vida tiene que continuar”, comentó la residente de la zona Este de la ciudad.

“Es un día nuevo y tenemos que decir pasó lo qué pasó pero la vida debe seguir y aquí estoy apoyando a los empleados, a la gente que viene aquí y ojalá que nunca vuelva a pasar algo así”, agregó.

Ella al igual que Margarita Bravo, coincidió en que las familias paseñas integran una comunidad fuerte tal y como se plasmó esta mañana con la develación de la manta instalada en lo alto del edificio cuya leyenda reza: “El Paso(so)Strong” y a un lado la bandera norteamericana izada hasta el tope después del luto.

“Cuando sucedieron esos aconteciéndote me dije !Ay no! ... yo ya no voy a ir a esa tienda, estaba muy triste, pero conforme pasaban los días mi hijo me decía que teníamos que seguir yendo una vez que abrieran”, manifestó la señora Irma Aguilar, mientras escogía uno de los artículos de una de las áreas del comercio.

“Siento todavía el dolor de la tragedia pero la vida tiene que seguir. ¡Ánimo, somos una comunidad fuerte!”, expresó tras manifestar que le es grato que los empleados tengan sus trabajos.

“Vengo aquí porque es mi tienda más cercana y no voy a permitir que nadie venga y me quite el derecho e intente imponer miedo”, indicó Margarita Bravo, tras reiterar: “Tenemos que seguir adelante , desafortunadamente fue muy triste pero somos mas fuertes que esto”.

Recordó que ese día pensaba ir a la tienda pero decidió de última hora ir a desayunar con su familia y visitar otras tiendas, ubicadas en el extremo Este. 

“No nos tocaba, gracias a Dios, pero fue algo muy duro y entramos en ‘shock’ porque nunca pensamos que esto iba a pasar aquí por ser una ciudad segura y pacífica”, abundó.

Hecho difícil de superar

A decir de trabajadores, para algunos de sus compañeros ha sido difícil superar la tristeza y el pánico de ese día, por lo que varios de ellos cambiaron de sucursal y otros decidieron renunciar.

“Algunos de los compañeros se quedaron pero tienen que estar yendo a terapias para poder superar el dolor por la matanza. Yo estoy acudiendo también”, externó una de las empleadas.

Mantener la confianza

Con una tienda remodelada en su totalidad y con una nueva imagen el corporativo espera regresar la tranquilidad y seguridad a sus clientes, en su mayoría hispanos, para continuar manteniendo la confianza y el liderazgo.

En el primer día de reapertura la tienda lució abarrotada por clientes de ambos lados de la frontera que acudieron, en principio a conocerla y también para aprovechar las ofertas que ofrecieron por la reapertura.

Durante un recorrido realizado por El Diario de El Paso se pudo apreciar esa nueva imagen tanto en los uniformes de los empleados como en el  mobiliario y decorados, entre otras mejoras.

Asimismo se observó la presencia de una gran cantidad de guardias de seguridad privada y elementos de la Oficina del Sheriff del Condado tanto en el interior como en el exterior de la sucursal así como del sistema de monitoreo a través de cámaras de videovigilancia y puertas de seguridad automatizadas.

jtorres@diariousa.com