Becan a investigadores de UTEP para estudiar efectos del tabaco

Indagarán impacto de humo de tercera mano en males cardiovasculares y derrames cerebrales

De la Redacción
El Diario de El Paso
martes, 10 septiembre 2019 | 06:00

Investigadores de la Escuela de Farmacología de la Universidad de Texas en El Paso, recibieron una beca por 1.8 millones de dólares del Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre (NHLBI), del Instituto Nacional de Salud (NIH, ambas por sus siglas en inglés), para estudiar los efectos que provoca el humo de tercera mano en las plaquetas y en las enfermedades cardiovasculares como el ataque al corazón y el derrame cerebral.

Ésta es la primera beca RO1 para un proyecto de investigación que el NIH ha otorgado a la Escuela de Farmacología desde su inicio en el 2017.

El doctor Fadi Khasawneh, profesor adjunto y presidente de Ciencias Farmacológicas, encabezará el estudio que durará cinco años, teniendo como coinvestigadora a la doctora Fátima Z. Alshbool, asistente de profesor de Farmacología.

Ambos colaborarán con la doctora Manuela Martins Green, profesora de Biología de Células de la Universidad de California en Riverside.

El proyecto buscará los biomarcadores de la enfermedad cardiovascular en la sangre de personas que han estado expuestas al humo de tercera mano, el residuo de tabaco que permanece en la ropa y las superficies interiores pueden provocar graves problemas de salud.

Los investigadores también examinarán los químicos que hay en el humo de tercera mano para determinar cuáles sustancias pueden ser más tóxicas al paso del tiempo y que afectan directamente a la salud cardiovascular.

“Queremos entender el mecanismo por el cual el humo de tercera mano aumenta el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular en forma de ataques al corazón y derrames cerebrales, para que en el futuro podamos diseñar mejores terapias y medicamentos o más específicas que puedan manejar ciertas formas de enfermedades cardiovasculares inducidas por esa situación”, comentó Khasawneh.

Khasawneh y Alshbool son biólogos de plaquetas. De particular interés es cómo se pueden afectar las plaquetas por el humo de tercera mano, o a las pequeñas células sanguíneas, para formar coágulos dentro o alrededor del corazón que dan lugar a un ataque al corazón o un derrame cerebral.

“Queremos hacer una investigación que pueda ser traducida, que sea relevante y pueda tener un impacto directo en la salud humana y ayudar a la gente”, comentó Alshbool, cuyo interés en la investigación también incluye los efectos en la salud que tiene el vapor del cigarrillo electrónico.

El humo de tercera mano es particularmente dañino para los niños que inhalan o ingieren los residuos mientras gatean por las alfombras o juegan en los muebles.

“También esperamos educar al público acerca de su comportamiento”, comentó Alshbool. “Los fumadores creen que no ponen en riesgo a los niños si no fuman frente a ellos. Sin embargo, de hecho, si alguien fuma en una silla y si uno de nuestros hijos se sienta en ella, está expuesto al humo de tercera mano”, advirtió.

Aunque el humo de tercera mano es un fenómeno relativamente nuevo para la salud pública, Khasawneh y Alshbool han estado estudiando los efectos en la salud en los últimos seis años.

En el 2018, recibieron una beca del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental para examinar los efectos de ese humo en la salud cardiovascular de los niños que están expuestos durante el embarazo.

En el 2015, Alshbool y Khasawneh formaron parte del primer grupo de investigadores que demostraron que el humo de tercera mano podría causar coágulos sanguíneos.

“Los efectos en la salud de ese humo no han sido totalmente entendidos y estamos contentos de que miembros de la Escuela de Farmacología de UTEP estén tratando de encontrar nuevas respuestas”, comentó el doctor José O. Rivera, decano fundador de la Escuela de Farmacología.

“Esta investigación puede tener importantes implicaciones en las políticas de salud pública. El haber obtenido una RO1 es un importante hito para nuestra universidad”, concluyó.