PUBLICIDAD

El Paso

Aventaja Trump a Biden en 5 estados clave

Hispanos y afroamericanos amenazan con romper alianza a favor del demócrata: encuestas

Nate Cohn / The New York Times

martes, 14 mayo 2024 | 06:00

The New York Times | El presidente, en apuros electorales

PUBLICIDAD

Donald Trump aventaja al presidente Joe Biden en cinco estados clave en el campo de batalla, según muestra una nueva serie de encuestas, mientras el anhelo de cambio y el descontento por la economía y la guerra entre Israel y Hamas entre los votantes jóvenes, afroamericanos e hispanos amenazan con desintegrar la coalición demócrata del presidente.

Las encuestas de The New York Times, Siena College y The Philadelphia Inquirer encontraron que Trump estaba por delante entre los votantes registrados en un enfrentamiento cara a cara contra Biden en cinco de seis estados clave: Michigan, Arizona, Nevada, Georgia y Pennsylvania. Biden lideró entre los votantes registrados en un solo estado en disputa: Wisconsin.

La carrera estuvo más reñida entre los votantes probables. Trump también lideró en cinco estados, pero Biden se adelantó en Michigan y quedó muy por detrás en Wisconsin y Pennsylvania. 

Si bien Biden ganó esos seis estados en 2020, las victorias en Pennsylvania, Michigan y Wisconsin serían suficientes para ganar la reelección, siempre que ganara en todos los demás estados como lo hizo hace cuatro años.

Los resultados fueron similares en un enfrentamiento hipotético que incluyó a candidatos de partidos menores y al candidato independiente Robert F. Kennedy Jr., quien obtuvo un promedio del 10% de los votos en los seis estados y obtuvo aproximadamente la misma proporción de los dos candidatos de los partidos principales.

 Resultados estancados

Los resultados prácticamente no han cambiado desde la última serie de encuestas del Times/Siena en estados disputados en noviembre. Desde entonces, el Mercado de Valores ha ganado un 25%, ha comenzado el juicio penal de Trump en Nueva York y la campaña de Biden ha soltado decenas de millones de dólares en anuncios en los estados en disputa.

Las encuestas ofrecen pocos indicios de que alguno de estos acontecimientos haya ayudado a Biden, perjudicado a Trump o sofocado el descontento del electorado. En cambio, las encuestas muestran que el costo de la vida, la inmigración, la guerra en la Franja de Gaza y el deseo de cambio siguen siendo un lastre para la posición del presidente. Si bien Biden se benefició de un impulso tras su Discurso sobre el Estado de la Unión en marzo, continúa a la zaga en el promedio de las encuestas nacionales y de los estados más disputados.

Los hallazgos revelan una insatisfacción generalizada con el estado del país y serias dudas sobre la capacidad de Biden para lograr mejoras importantes en la vida estadounidense. La mayoría de los votantes todavía desea el regreso a la normalidad prometido por Biden en la última campaña, pero los votantes en los estados en disputa siguen particularmente ansiosos, inquietos por un cambio. Casi el 70% de los votantes dice que los sistemas políticos y económicos del país necesitan cambios importantes, o incluso que se derriben por completo.

Sólo una pequeña fracción de los partidarios de Biden (apenas el 13%) cree que el presidente traería cambios importantes en su segundo mandato, mientras que incluso muchos de aquellos a quienes no les agrada Trump reconocen a regañadientes que sacudiría un statu quo insatisfactorio.

La sensación de que Biden haría poco para mejorar la suerte de la nación ha contribuido a erosionar su posición entre los votantes jóvenes, afroamericanos e hispanos, que suelen representar la base de cualquier camino demócrata hacia la Presidencia. Las encuestas del Times/Siena encontraron que los tres grupos querían cambios fundamentales en la sociedad estadounidense, no sólo un regreso a la normalidad, y pocos creían que Biden haría incluso cambios menores que serían buenos para el país.

 Empatados entre hispanos

Trump y Biden están esencialmente empatados entre los votantes de 18 a 29 años y los hispanos, a pesar de que cada grupo le dio a Biden más del 60% de sus votos en 2020. Trump también gana más del 20% de los votantes afroamericanos, un recuento que sería el nivel más alto de apoyo afroamericano a cualquier candidato presidencial republicano desde la promulgación de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

Las encuestas sugieren que la fuerza de Trump entre los votantes jóvenes y no blancos ha trastornado al menos temporalmente el mapa electoral, con Trump alcanzando una ventaja significativa en Arizona, Georgia y Nevada, estados relativamente diversos del Cinturón del Sol donde los votantes afroamericanos e hispanos impulsaron a Biden a victorias emblemáticas en las elecciones de 2020.

No obstante, Biden sigue estando a una distancia de ataque. Ha mantenido la mayor parte de su apoyo entre los votantes blancos y de mayor edad, quienes son mucho menos propensos a exigir cambios fundamentales en el sistema y mucho más propensos a decir que la democracia es el tema más importante para su voto. Como resultado, Biden es más competitivo en los tres estados indecisos del Norte, relativamente blancos: Michigan, Pennsylvania y Wisconsin.

Sin embargo, la economía y el costo de vida siguen siendo las cuestiones más importantes para una cuarta parte de los votantes y un lastre importante para las perspectivas de Biden. Más de la mitad de los votantes todavía cree que la economía es “pobre”, con una caída de apenas 1 punto porcentual desde noviembre a pesar del enfriamiento de la inflación, el fin de los aumentos de las tasas de interés y ganancias significativas del Mercado de Valores.

 Todavía hay tiempo 

Cuando faltan menos de seis meses para las elecciones, todavía hay tiempo para que una economía en mejora eleve la posición de Biden. Históricamente, las encuestas en esta etapa temprana no han sido necesariamente indicativas del resultado, y el avance de Trump entre los votantes jóvenes, afroamericanos e hispanos, tradicionalmente demócratas, puede no descansar en una base sólida. 

Su fuerza se concentra entre votantes irregulares y desconectados que no prestan mucha atención a la política y tal vez aún no estén sintonizados con la contienda. Es posible que sean propensos a cambiar sus puntos de vista a medida que avanza la carrera.

Un desafío mayor para Biden que los votantes no comprometidos pueden ser los descontentos y los desilusionados: aquellos que desean cambios fundamentales en la sociedad estadounidense o que creen que los sistemas político y económico deben ser derribados por completo. No hace mucho, estos votantes antisistema podrían haber sido confiablemente demócratas, pero el tipo de conservadurismo populista antisistema de Trump ha invertido la dinámica política habitual.

 Ven a Trump demoledor

Alrededor del 70% de los votantes cree que Trump traerá cambios importantes al sistema político o económico o derribará los sistemas por completo, en comparación con el 24% que espera lo mismo de Biden. Y aunque muchos votantes expresan profundas reservas sobre Trump personalmente, el 43% de los votantes cree que traerá buenos cambios al país, en comparación con el 35% que piensa que los cambios serán malos.

A Trump le va especialmente bien entre quienes creen que los sistemas político y económico deberían ser derribados, un grupo que representa alrededor del 15% de los votantes registrados. Lidera entre estos votantes antisistema por 32 puntos, y es especialmente probable que los votantes derribadores hayan desertado del presidente. Por el contrario, Biden conserva a casi todos sus partidarios de 2020 que creen que sólo son necesarios cambios menores.

Estos votantes del cambio no necesariamente exigen una agenda ideológicamente más progresista. En la última encuesta del Times/Siena en los mismos estados, el 11% de los votantes registrados pensaba que Biden no era lo suficientemente progresista o liberal. Y si bien muchos votantes de izquierda quieren cambios importantes, relativamente pocos de esos votantes están abandonando a Biden.

 Factor Gaza 

Una excepción es la guerra de Israel en Gaza, un tema en el que la mayor parte del desafío de Biden parece provenir de su izquierda. Alrededor del 13% de los votantes que dicen haber votado por Biden la última vez, pero que no planean volver a hacerlo, dijeron que su política exterior o la guerra en Gaza fue el tema más importante para su voto. Sólo el 17% de esos votantes informaron que simpatizaban con Israel más que con los palestinos.

Gerard Willingham, de 30 años, trabaja como administrador web y vive en Riverdale, Georgia. Votó por Biden en 2020, pero planea votar por un candidato de un tercer partido en noviembre debido a la respuesta del presidente al conflicto en Gaza, el tema que más le preocupa en este momento.

“Creo que ha marcado una gran diferencia porque me hizo presionar más que en el pasado para votar por un tercer partido, incluso si siento que casi al 100% los candidatos no ganarán”, dijo Willingham. “Supongo que está empezando a llegar a mi conciencia moral”.

El juicio de Trump en Manhattan, acusado de falsificar registros comerciales relacionados con un pago de dinero para encubrir una aventura con la actriz porno Stormy Daniels, ya estaba en marcha cuando comenzaron las encuestas a finales de abril. Sin embargo, la encuesta ofreció pocos indicios de que el juicio hubiera dañado la suerte política del ex presidente, al menos hasta el momento. Sólo el 29% de los votantes en los estados disputados dijeron que estaban prestando “mucha” atención a los problemas legales de Trump, y el 35% pensó que era probable que el juicio terminará en una condena.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search