El Paso

Avanza plan federal de repatriación de veteranos deportados

Viven 4 de Julio con esperanza desde el exilio tras anuncio de Mayorkas

Roberto Carrillo Arteaga/El Diario de El Paso

lunes, 05 julio 2021 | 06:00

Cortesía | Un grupo de veteranos deportados se reunió en Ciudad Juarez para los fetejos del 4 de Julio

La conmemoración del 4 de Julio tuvo un nuevo matiz para los veteranos deportados, ya que podrían verse beneficiados por el anuncio del Gobierno federal que fijó una nueva postura para apoyar a miembros del personal militar que no son ciudadanos estadounidenses, y que bajo diferentes circunstancias fueron expulsados del país que defendieron en diferentes frentes.

El optimismo reinó entre los veteranos deportados una vez que Alejandro N. Mayorkas, secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), anunció una nueva iniciativa para apoyar una posible repatriación tras el estudio de cada caso en específico.

“Estamos emocionados a pesar de que a lo largo del tiempo hemos tenido una larga lista de promesas, pero ahora las personas que pueden tomar las decisiones de revisar nuestros casos han dejado la puerta abierta para regresar a casa”, dijo Iván Ocón, codirector de la Casa de Apoyo a Veteranos Deportados de Ciudad Juárez (DVSH Juárez).

Ocón sirvió durante siete años como miembro del Ejército de los Estados Unidos y tuvo una baja decorosa con el grado de sargento, sin embargo, fue deportado en el año 2016 después de cumplir nueve años en una prisión federal por su papel en un crimen cometido por su hermano.

Tras el anuncio de Mayorkas, quien hizo eco del deseo del presidente Joe Biden, la esperanza de regresar a casa ha aumentado para los veteranos deportados que no han cometido un delito grave.

“Claro que esto trae mucha esperanza para muchos veteranos, y tenemos que esperar para ver cuáles van a ser las líneas, cómo va a funcionar esto y poder saber dónde nos encontramos cada uno”, dijo Ocón, quien por medio del DVHS Juárez agrupa al menos a 25 veteranos deportados que esperan ser repatriados.

“Sabemos que dentro de los lineamientos de la iniciativa del Gobierno federal ciertos crímenes como asesinato, violación, molestar sexualmente a niños o el asesinato quedan fuera de la consideración de ser repatriados”, sostuvo Ocón.

“Cada caso es diferente, quizá haya algunos que deban de cumplir una sentencia si quieren regresar, pero todo es muy ambiguo aún, aunque la seriedad con la que se dio el anuncio nos entusiasma a todos”, señaló Ocón.

El pasado 2 de julio el DHS hizo el anuncio de la iniciativa con la que junto al Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) se apoyará a aquellos miembros del servicio que no son ciudadanos, a veteranos e incluso a sus familiares inmediatos.

“El Departamento de Seguridad Nacional reconoce el profundo compromiso y sacrificio que los miembros del servicio militar y sus familias han hecho por los Estados Unidos de América”, dijo el secretario Mayorkas. 

“Junto con nuestro socio, el Departamento de Asuntos de Veteranos, estamos comprometidos a traer de regreso a los miembros del servicio militar, los veteranos y sus familiares inmediatos que fueron destituidos injustamente y asegurarnos de que reciban los beneficios a los que pueden tener derecho. Hoy estamos dando pasos importantes para hacerlo realidad”, afirmó el comunicado.

“Es nuestra responsabilidad servir a todos los veteranos tan bien como ellos nos han servido, sin importar quiénes son, de dónde son o el estado de su ciudadanía”, dijo Denis R. McDonough, secretario de VA.

 “Mantener esa promesa significa asegurar que los miembros del servicio militar no ciudadanos, los veteranos y sus familias tengan garantizado un lugar en el país al que le hicieron un juramento, y en muchos casos lucharon por defenderlo. En VA estamos orgullosos de trabajar junto con el DHS para que eso suceda”.

Se anunció que ambas agencias federales y otras entidades trabajan para identificar a los veteranos deportados y asegurarse de que obtengan los beneficios de VA a los que pueden tener derecho. 

Como parte de la iniciativa del DHS, el secretario Mayorkas ordenó a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS), el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para realizar de inmediato una revisión de las políticas y prácticas para garantizar que todos los ex miembros del Servicio no ciudadanos y las familias inmediatas de los miembros del Ejército puedan permanecer o regresar a los Estados Unidos, eliminar las barreras a la naturalización para aquellos elegibles y mejorar el acceso a los servicios de inmigración.

De tal forma el USCIS, ICE y CBP desarrollarán un enfoque riguroso y sistemático para revisar los casos de personas cuyas expulsiones no cumplieron con “nuestros valores más altos”, signó Mayorkas.

 “USCIS, ICE y CBP también se han comprometido a proteger y expandir las oportunidades de naturalización para los miembros del Servicio no ciudadanos actuales y anteriores y la familia inmediata de los miembros militares”, se confirmó en el comunicado.

El DHS también establecerá un sólido esfuerzo de coordinación interinstitucional con el fin de crear un centro de recursos para ayudar a los miembros del servicio y su familia inmediata con problemas relacionados con la inmigración; eliminar las barreras a la naturalización para las personas elegibles; y revisar las políticas y prácticas de remoción para evitar futuras remociones injustas de los miembros del servicio actuales y anteriores y su familia inmediata.

Las revisiones que realizará el DHS y el VA se realizarán en estrecha colaboración con el Departamento de Defensa. 

Se dijo que en las próximas semanas, DHS y VA también se involucrarán con la comunidad que sirve a los miembros del servicio militar que no son ciudadanos, los veteranos y sus familiares inmediatos para comunicar sus compromisos, recibir comentarios sobre las iniciativas propuestas y anunciar nuevas acciones en apoyo de esta declaración y en relación con la próxima revisión.

close
search