Avanza en Texas la mariguana medicinal

Comité del Senado avala ‘uso compasivo’ del enervante

Alex Samuels/The Texas Tribune
domingo, 19 mayo 2019 | 06:00
AP |

Austin— Incluso cuando el Senado ha bloqueado un puñado de proyectos de ley que tienen la intención de aligerar las sanciones punitivas por el delito de posesión de mariguana, un comité de la cámara alta apoyó una legislación el viernes que busca expandir el acceso al cannabis medicinal en el estado.

Tal como fue presentado por la representante Stephanie Klick, el proyecto de ley 3703 de la Cámara de Representantes agregará la esclerosis múltiple, la epilepsia y la espasticidad a la lista de condiciones médicas debilitantes  que califican para ser tratadas con aceite de cannabis. El progreso que se ha logrado con su proyecto de ley tiene lugar cuatro años después de que Klick redactara una legislación con la que estrechamente el estado aceptó la venta de la medicina.

La nueva propuesta requiere de la aprobación del Senado antes de que pueda ser devuelta a la Cámara de Representantes de Texas, donde los legisladores ya han aprobado dos proyectos de ley para drásticamente expandir el Programa de Uso Compasivo.

El programa actualmente sólo permite la venta de aceite de cannabis a personas que padecen epilepsia intratable y que cumplen con ciertos requisitos. Pero de acuerdo con el comité en el senado que apoyó la propuesta, la legislación es muy probable que sea aprobada por la cámara alta —a pesar de que los líderes del Senado hayan expresado su aversión al aligeramiento de las restricciones estipuladas en el programa.

Varias personas que rindieron testimonio ante el comité del Senado le suplicaron al panel que se aprobara la propuesta, compartiendo sus historias personales de cómo el uso del aceite de cannabis los ha ayudado a tratar una gran cantidad de padecimientos médicos. Los legisladores de ambos partidos se mostraron receptivos de los emotivos testimonios y, después de una hora de discusiones, votaron de manera unánime para enviar la legislación al pleno del Senado.

Cuando el proyecto de ley fue presentado ante el comité del Senado el viernes, la senadora estatal, Donna Campbell, republicana de New Braunfels, presentó una versión reelaborada de la medida que expandía aún más el acceso a la medicina. Adicionalmente a las condiciones que ya habían sido delineadas por Klick, aquellas personas que enfermedades como trastornos epilépticos; esclerosis lateral amiotrófica, o ELA; cáncer terminal y autismo también calificarían para obtener la medicina. La versión del proyecto de ley de Campbell también propone eliminar lo que ella llama un “requisito oneroso”, de que aquellos que quieren tener acceso a la medicina deban obtener la aprobación de dos neurólogos certificados.

Bajo la versión de Campbell de la propuesta, el Departamento de Seguridad Pública de Texas seguirá manteniendo la supervisión del Programa de Uso Compasivo. Su propuesta revisada también deja intacto el límite de 0.5 por ciento en la cantidad del elemento psicoactivo en la mariguana, conocido como THC, que a los productos de cannabis medicinal se les permite contener.

“Para muchos pacientes en el Programa de Uso Compasivo, la participación en el programa ha sido una alteración en sus vidas”, dijo Campbell. “Estas personas son nuestros amigos, nuestros familiares, nuestros vecinos, miembros de nuestras iglesias y de nuestras comunidades, quienes se han visto beneficiados por esto”.

Una multiplicidad de texanos que actualmente utilizan la medicina o sienten que podrían beneficiarse del acceso a la misma, hablaron ante el comité del Senado.

Antes de que utilizara CBD, sufría unos 200 ataques epilépticos al día que duraban de 15 a 30 segundos”, dijo la habitante de Brenham, Julia Patterson. “Afectaban mis calificaciones y mi vida social. No podía practicar algún deporte. No podía asistir a una pijamada… Después de que empecé a utilizar CBD, ahora llevo ya un año entero sin padecer un ataque epiléptico. Obtuve mi licencia para conducir, y terminaré el año escolar con puras As”.

Aun así hubo una pequeña muestra de oposición de parte de un puñado de padres de familia y veteranos quienes dicen que ellos desearían que la legislación fuera más amplia e incluyera condiciones como el trastorno de estrés postraumático (TEPT)

El senador estatal, José Menéndez, demócrata de San Antonio, quien presentó un proyecto de ley para la expansión al acceso de la mariguana medicinal en esta sesión legislativa y que nunca tuvo una audiencia, trajo a colación lagunas dudas sobre las potenciales deficiencias de la propuesta de Klick.

“¿Qué pasa si el Legislativo no toma en cuenta el TEPT en el proyecto de ley? ¿Cuál cree usted que será el impacto?” Menéndez preguntó a Keith Crook, un veterano retirado de la Fuerza Aérea, quien rindió testimonio en torno a la propuesta de ley.

“Voy a enterrar a más de mis amigos, debido a que ésta medicina salvó mi vida”’, respondió Crook. “Y hay gente que no tiene la habilidad para accederlo o se le negará el acceso por culpa de una ley.

“Yo soy un delincuente. La utilizo todos los días. Pero sólo intento mantenerme con vida y hacer lo correcto”.

Casi al final del testimonio, Campbell insinuó que se necesitará más de una sesión legislativa antes de que Texas expanda aún más el número de condiciones que calificarían para el uso de la medicina con el fin de evitar “consecuencias no intencionadas”.

“Cualquier persona que mira un partido de futbol va a apoyar su equipo y se sentirá feliz cuando al menos consigan una primera oportunidad”, dijo Campbell. “Nos gustaría poder incluir muchos otros diagnósticos. Esta es ciertamente una lista más extensa, y seguiremos trabajando en esto”.

El proyecto de ley aún enfrentará varios obstáculos antes de que pueda ser firmado para convertirse en ley. La propuesta necesitará de la aprobación del Senado, y luego la Cámara de Representantes tendrá que aceptar los cambios del Senado —o ambas cámaras necesitarán reconciliar sus diferencias en torno al lenguaje del proyecto de ley en un comité de conferencia.

Sus posibilidades de que sea aprobado parecen ser positivas en la cámara alta, sin embargo, aunque el vicegobernador, Dan Patrick, ha dicho con anterioridad que él se mantiene “cauteloso de las varias propuestas de uso medicinal que podrían convertirse en un vehículo para expandir el acceso a esta droga”. Durante la audiencia del viernes, Campbell dijo que Patrick “ayudó a elaborar” la versión revisada de la legislación. El presidente de la Cámara, Dennis Bonnen, también dijo a Spectrum News esta semana que él cree que el Senado tomará conceptos de ambos proyectos de ley sobre la cannabis medicinal que fueron aprobados por la Cámara con anterioridad —uno de Klick y el otros de parte del representante estatal demócrata Eddie Lucio III de Brownsville— y los convertirán “en uno sólo”.

La expansión a la Ley de Uso Compasivo se ha ganado el apoyo de algunos jugadores políticamente poderosos desde la última sesión legislativa. En marzo, un nuevo grupo de cabildeó a favor de la mariguana medicinal, Texanos a Favor de un Expandido Acceso a la Mariguana Medicinal, emergió, y cuenta con jugadores  de cierta influencia en el Capitolio —incluyendo Allen Blakemore, un consultor político de alto rango de Patrick.

El Partido Republicano de Texas también aprobó un plan el año pasado pidiendo al Legislativo que “aprobara la Ley de uso Compasivo del 2015 para permitirles a los doctores a que determinen el uso apropiado de la cannabis en aquellos pacientes certificados”.