PUBLICIDAD

El Paso

Avanza en Senado control de armas

Pacta grupo bipartidista iniciativa con pequeños progresos tras la masacre de Uvalde

Abby Livingston/The Texas Tribune

lunes, 13 junio 2022 | 06:00

Archivo | La propuesta incluye expandir la verificación de antecedentes para compradores menores de 21 años

PUBLICIDAD

Washington— Un grupo bipartidista de senadores estadounidenses, incluido el texano John Cornyn, anunció el domingo el marco de un acuerdo legislativo para abordar la violencia armada tras el tiroteo masivo del 24 de mayo en una escuela primaria de Uvalde, Texas, en el que murieron 19 niños y dos maestras.

El acuerdo tentativo incluye una combinación de modestas propuestas de control de armas y financiamiento para la salud mental. Incentivaría a los estados a aprobar leyes de “bandera roja”, que están diseñadas para mantener las armas fuera del alcance de las personas que representan una amenaza para ellos mismos o para los demás; aumentar la financiación de los servicios de salud mental, los recursos de telesalud y más seguridad escolar; permitir que los registros juveniles se incorporen en las verificaciones de antecedentes para los compradores menores de 21 años y tomar medidas enérgicas contra la compra falsa y el tráfico de armas.

PUBLICIDAD

“Hoy, estamos anunciando una propuesta bipartidista de sentido común para proteger a los niños estadounidenses, mantener nuestras escuelas seguras y reducir la amenaza de violencia en todo nuestro país”, dijo una declaración conjunta del grupo de negociación bipartidista que incluía a Cornyn y otros nueve senadores republicanos. 

“Nuestro plan aumenta los recursos de salud mental necesarios, mejora la seguridad escolar y el apoyo a los estudiantes, y ayuda a garantizar que los delincuentes peligrosos y los que son declarados enfermos mentales no puedan comprar armas”, agrega el texto.

“Lo más importante es que nuestro plan salva vidas y al mismo tiempo protege los derechos constitucionales de los estadounidenses respetuosos de la ley”, decía el comunicado de prensa. “Esperamos obtener un amplio apoyo bipartidista y aprobar nuestra propuesta de sentido común como ley”.

Las fuentes involucradas en las negociaciones advierten que aún no existe un texto legislativo para el acuerdo y sus perspectivas siguen siendo frágiles a medida que el Senado se dirige a lo que se espera sea una semana frenética. 

Que 10 senadores republicanos firmaran el plan aumenta la confianza de que un posible proyecto de ley superará el umbral de 60 votos necesario para eludir una amenaza obstruccionista.

Los 10 senadores republicanos son Cornyn, Thom Tillis de Carolina del Norte, Susan Collins de Maine, Bill Cassidy de Louisiana, Lindsey Graham de Carolina del Sur, Pat Toomey de Pennsylvania, Roy Blunt de Missouri, Richard Burr de Carolina del Norte, Rob Portman de Ohio y Mitt Romney de Utah.

En Twitter, el presidente Joe Biden señaló su apoyo a la propuesta.

“No hace todo lo que creo que se necesita, pero refleja pasos importantes en la dirección correcta”, dijo. “Con el apoyo bipartidista, no hay excusas para la demora. Acabemos con esto”.

Un impulso para incentivar las leyes de ‘bandera roja’ en Texas parece desafiante. El gobernador Greg Abbott planteó brevemente la idea después del tiroteo masivo de 2018 en una escuela secundaria en Santa Fe, Texas. Pero pronto la abandonó después de que dijo que observó una “coalición” en la Legislatura de Texas en contra de la propuesta. Desde entonces, la Legislatura ha sido agresiva en la expansión de los derechos de armas, incluida la aprobación de una ley que permite a las personas portar armas sin licencia.

En las últimas dos décadas, hay pocos desafíos que hayan obstaculizado bastante al Senado de los Estados Unidos en la escala de la regulación de las armas de fuego. Pero en las semanas posteriores a las masacres en Buffalo y Uvalde, muchos senadores han manifestado su determinación de encontrar un camino para aprobar un proyecto de ley de armas, con el senador principal del estado a la cabeza.

Aun así, la propuesta probablemente provocará la frustración de muchos defensores del control de armas, quienes han pedido medidas como aumentar la edad a la que las personas pueden comprar armas estilo AR-15 de 18 a 21 años.

La Cámara de Representantes federal aprobó la semana pasada un paquete de leyes de regulación de armas que seguramente fracasará en el Senado. La medida habría elevado la edad de compra de rifles semiautomáticos y prohibido los cargadores de alta capacidad.

Los demócratas están señalando que casi cualquier proyecto de ley de armas aprobado por el Senado, incluso uno modesto, recibirá una recepción positiva en la Cámara.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search