El Paso

Aunque difieren, ambos piden pena de muerte para Crusius

Piden que sea el pueblo de El Paso quien juzgue al presunto responsable

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

viernes, 26 junio 2020 | 06:00

Desde tempranas horas del jueves, un Gran Jurado del Condado de El Paso acusó a Patrick Crusius –presunto responsable de perpetrar el tiroteo masivo en El Paso– de un nuevo cargo de asesinato capital para incluir la muerte más reciente de Guillermo García, confirmó la Oficina del Fiscal de Distrito de El Paso.

Crusius enfrenta dos juicios por separado por la masacre: uno por cargos del fuero común –estatales–, que le fueron fincados en el Condado; un segundo juicio por terrorismo doméstico con cargos federales. En ambos enfrenta la pena de muerte.

A nivel estatal, la acusación contra Crusius estará a cargo del nuevo fiscal de Distrito, ya que el actual titular –Jaime Esparza– anunció su retiro a finales de año. El sucesor de Esparza surgirá en una elección de segunda vuelta en julio entre dos aspirantes: Yvonne Rosales y Jaime Montoya.

Ambos son experimentados abogados y los dos buscan la pena capital para Crusius, pero difieren en el método para llevarlo a la cámara de la muerte en Huntsville, Texas.

Montoya pide que sea el pueblo de El Paso quien juzgue al presunto responsable –a pesar de los costos millonarios del juicio– a la par con las decenas de cargos adjuntos por la Corte Federal del Distrito Oeste, al contrario de Rosales, quien ha expresado que prefiere que sean las autoridades federales quienes manejen al cien por ciento todo el caso.

 Actualizan cargos

Además, el jueves el Gran Jurado agregó 22 cargos de ataque agravado con un arma mortal, aunado a cargos de crímenes de odio, para las otras víctimas de disparos en el Walmart de Cielo Vista el 3 de agosto de 2019.

La actualización del delito de odio a los cargos de asalto agravado aumenta el castigo de ataque agravado de un delito grave de segundo grado a un delito grave de primer grado, que se castiga con prisión de por vida o un período de 5 a 99 años de prisión, de acuerdo con autoridades.

La Oficina del Fiscal de Distrito continuará trabajando arduamente para garantizar que se haga justicia y se comprometa a ayudar a las víctimas a través del proceso judicial, informó.

Guillermo García, de 36 años, perdió la vida a finales de abril en un nosocomio local. Luego de numerosas cirugías y cuidados de terapia intensiva, el entrenador paseño no logró sobrevivir convirtiéndose en la víctima 23 del tiroteo masivo.

Difieren aspirantes a Fiscalía

 Yvonne Rosales es enfática en preferir que a Crusius se le juzgue primero por la vía federal y se le condene a muerte, evitando el juicio estatal, con el alto costo que implica, tanto en tiempo como en recursos públicos.

“Creo que esta acusación hará que el juicio sea aún más tardado, a esto se le suma todo lo de la pandemia. El proceso es aún mayor si la Corte Federal toma por completo el caso, esto hablando a un nivel estatal. Pero si no es así, se pudiera tardar un año y medio más o incluso dos años”, comentó Rosales en entrevista con El Diario de El Paso.

“Teniendo esta nueva acusación reinicia el caso de nuevo. El tener esta nueva acusación estando tan cerca del primer aniversario del tiroteo, hará más tardado el caso”, agregó.

De ser juzgado con cargos estatales en la Corte del Condado de El Paso, el juicio de Crusius puede alcanzar la suma de 7 millones de dólares en costos, dinero que provendría de los contribuyentes.

Por su parte, James Montoya, dijo que está de acuerdo con la acusación actualizada que agrega el nombre de Guillermo García y con los cargos adicionales.

“Pienso que esto sucedió aquí en El Paso y es la gente de El Paso la que debe juzgar y decidir la condena de este agresor. Será la gente quien decida si es culpable o no, así como una sentencia justa”, dijo Montoya a El Diario de El Paso.

En septiembre, a sólo semanas del tiroteo, Esparza advirtió que el juicio contra Crusius costará millones de dólares y probablemente contará con más de cien testigos que se llamarán a declarar ante el sistema jurídico.

El Condado de El Paso se encuentra colaborando con el Estado y Gobierno federal para aplicar por un fondo de por lo menos 3.5 millones de dólares que ayuden a sopesar los gastos. A esta cifra preliminar, se le agregarán los costos de defensoría del acusado, los cuales se estiman en varios millones más, de acuerdo con autoridades. Esparza comentó en sesión con la Corte de Comisionados del Condado, que se necesitan por lo menos un millón 610 mil 925 dólares únicamente para los gastos de la Fiscalía, en caso de que el juicio se traslade a otro lugar.

“Lo que significa que el Estado reembolsaría fondos, pero no sabemos, no tenemos idea de cuánto tiempo tardarán en aprobarlo. Este es un juicio único, algo a lo que nunca nos hemos enfrentado”, comentó Esparza.

En los gastos, se proyecta por lo menos alrededor de 774 mil dólares para el traslado de testigos, mismos que se estiman sean cientos.

A semanas del primer aniversario

Patrick Wood Crusius está acusado de perpetrar un tiroteo masivo en la comunidad binacional, descrita como una de las más grandes de la frontera entre Estados Unidos y México, en donde asesinó a 23 personas a sangre fría e hirió a más de una veintena en lo que se convertiría en uno de los fines de semana más trágicos de esta frontera.

Ocho mexicanos fueron identificados entre las víctimas mortales por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). De acuerdo con la consignación de arresto del Departamento de Policía de El Paso (EPPD), Crusius les dijo a los oficiales que buscaba dispararle a “mexicanos” en el ataque armado.

Los nombres de las víctimas mortales fueron incluidos en la acusación, con María Eugenia Legarreta –víctima originaria de la ciudad de Chihuahua– como la primera en nombrarse, ya que, de acuerdo con la investigación, la mujer fue la primera en recibir los disparos del arma semiautomática de Crusius, dejándola sin vida en la escena.