El Paso

Aumentan beneficios de cupones de comida

El presidente firmó un aumento significativo en la asistencia alimentaria federal para millones de familias

Associated Press / Enfrenta crisis la economía nacional

The Washington Post

sábado, 23 enero 2021 | 06:00

Washington— El presidente Joe Biden firmó el viernes un aumento significativo en la asistencia alimentaria federal para millones de familias que padecen hambre y otras acciones ejecutivas destinadas a estabilizar el deterioro de la economía, agobiada por la furiosa pandemia de coronavirus.

En una ceremonia de firma en la Casa Blanca, Biden promocionó su medida de alivio económico de $1.9 billones que se está debatiendo en el Congreso, destacando el apoyo sorpresa del ex asesor económico senior de Trump, Kevin Hassett.

Luego, Biden firmó dos órdenes ejecutivas, una que incluye un conjunto de medidas diseñadas para apoyar la economía y otra destinada a restablecer las protecciones para la fuerza laboral federal.

“La conclusión es la siguiente: estamos en una emergencia nacional. Necesitamos actuar como si estuviéramos en una emergencia nacional. Así que tenemos que movernos, con todo lo que tenemos”, dijo Biden. “Las familias pasan hambre. Las personas corren el riesgo de ser desalojadas. Tenemos que actuar”.

Biden buscó transmitir un sentido de urgencia con sus acciones el viernes, como lo había hecho un día antes con órdenes relacionadas con el coronavirus. Si bien su equipo también está elaborando paquetes legislativos que son más amplios y tendrían más impacto, se espera que el profundamente dividido Congreso lo haga. 

Biden argumentó durante la campaña que el país enfrenta cuatro crisis: la pandemia, el colapso económico, la injusticia racial y el cambio climático. Biden, quien claramente se ve a sí mismo como un presidente de crisis, habló el jueves de un “esfuerzo en tiempos de guerra” y planea continuar emitiendo iniciativas rápidas hasta la semana que viene.

Sin embargo, lo que está menos claro es cuánto tiempo tiene Biden antes de que el panorama político se vuelva aún más difícil para una acción radical. Los republicanos ya se oponen abiertamente a algunas de sus propuestas, calificando las iniciativas de gasto como demasiado costosas, y el Senado, dividido en partes iguales, muestra pocos indicios de promulgar proyectos de ley importantes en el corto plazo.

En qué consiste

En la orden ejecutiva del viernes, Biden pidió al Departamento de Agricultura que permita a los estados aumentar los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), comúnmente conocidos como cupones de alimentos, y aumentar en un 15 por ciento los beneficios otorgados a través de un programa de comidas escolares para estudiantes de bajos ingresos que comenzó durante la pandemia, según funcionarios de la administración. Eso podría dar a una familia de tres hijos más de $100 en beneficios adicionales cada dos meses, dijeron las autoridades.

Una medida unilateral separada tiene como objetivo ayudar a que los controles de estímulo aprobados previamente lleguen a manos de estadounidenses que aún no los han recibido. Y otro pide al Departamento de Trabajo que deje en claro que los trabajadores que se nieguen a regresar a condiciones laborales que podrían exponerlos al coronavirus deberían ser elegibles para el seguro de desempleo. 

Biden también está iniciando el proceso para emitir una orden que requiere que los contratistas federales paguen a sus empleados un salario mínimo de 15 dólares la hora.

La economía de Estados Unidos ha mostrado nuevos signos de daño, particularmente en el mercado laboral. El mes pasado, la economía perdió puestos de trabajo por primera vez desde que comenzó la recuperación, y las solicitudes semanales de desempleo de este mes se han mantenido en máximos históricos. 

Biden ha heredado el peor mercado laboral de cualquier presidente en la historia moderna. Ha advertido que el total de muertes causadas por el coronavirus pronto superará las 500 mil, intensificando los temores sobre las amenazas de nuevas cepas para la salud pública y la economía.

Economía en riesgo

El paquete de estímulo de $1.9 billones de Biden incluye cientos de miles de millones en fondos adicionales para pagos de estímulo directo, beneficios por desempleo y distribución de vacunas. 

Los demócratas senior también están redactando una legislación que ejecutaría su llamado a expandir un crédito fiscal para los niños mediante el envío de pagos mensuales directos a millones de hogares estadounidenses.

“Quiero ser muy claro: estas acciones no sustituyen al alivio legislativo integral”, dijo Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, a los periodistas en una sesión informativa separada el viernes. “Pero proporcionarán un salvavidas fundamental para millones de familias estadounidenses”.

Se espera que los conservadores critiquen las acciones de Biden y, en general, han pedido una relajación de las restricciones de salud pública. También han advertido contra grandes gastos que aumentarían los déficits.

Stephen Moore, un experto en políticas conservadoras que se desempeñó como asesor externo de la Casa Blanca, dijo que el financiamiento adicional para aumentar la asistencia alimentaria es menos importante que abordar el daño económico causado por los cierres.

“El estímulo más importante para Biden sería lograr que los estados azules abran sus restaurantes, negocios y escuelas”, dijo Moore. “Si eso no sucede, no importa cuánto dinero gaste la administración Biden”. (The Washington Post)