Aumenta migración de EU a México

Es el flujo del que Trump casi no habla: Washington Post

The Washington Post
martes, 21 mayo 2019 | 06:00

San Miguel de Allende—  El presidente Trump arremete con regularidad contra el flujo de migrantes que cruzan de México a Estados Unidos. Se ha notado menos el aumento de gente que se dirige en la dirección opuesta.

El presente mes en los datos del instituto mexicano de estadística se calculó que la población nacida en Estados Unidos radicada en México ha alcanzado las 799 mil personas —aproximadamente el cuádruple que en 1990. Y quizá haya más. La Embajada de Estados Unidos en México estima que la verdadera cifra es de 1.5 millones o más.

Si se toman en cuenta los miles de mexicanos que regresan a su país de origen, probablemente el flujo de migrantes de Estados Unidos hacia México sea mayor que el de mexicanos con rumbo a Estados Unidos. 

Los inmigrantes estadounidenses están inyectando dinero a las economías locales, remodelando casas históricas y cambiando la dinámica en las aulas mexicanas. 

“Está empezando a volverse un fenómeno cultural muy importante”, dijo en entrevista Marcelo Ebrard, el secretario mexicano de Relaciones Exteriores. “Como la comunidad mexicana en Estados Unidos”.

Mientras que Estados Unidos se encuentra profundamente dividido en el tema inmigratorio, en general en México los inmigrantes estadounidenses han sido recibidos con beneplácito.

Las autoridades mexicanas señalan la posibilidad de que muchos de los estadounidenses sean indocumentados —típicamente, se quedaron después de que se les venció la visa—. Pero el Gobierno se ha preocupado poco.

“Nunca los hemos presionado para que tengan en orden sus documentos”, dijo Ebrard.

La población estadounidense en México aún es mucho más pequeña que la población de inmigrantes mexicanos al norte de la frontera, la cual se calcula en 11 millones. Pero los estadounidenses están dejando discretamente su marca en las ciudades mexicanas. En 10 por ciento de los habitantes de San Miguel de Allende, Guanajuato, nacieron en Estados Unidos —ahí hay tantos estadounidenses que no hace falta hablar español—. En Puerto Vallarta, Jalisco, viven cerca de 35 mil. Unos 20 mil estadounidenses radican cerca del Lago Chapala, de acuerdo con la Embajada de Estados Unidos. 

A pesar de las imágenes de agotados centroamericanos que se internan en caravanas a México, en este país la vasta mayoría de los inmigrantes proceden de Estados Unidos. 

Desde el 2015, según datos censales, cada año han regresado a su país de origen más mexicanos de los que se mudan a Estados Unidos. Algunos fueron deportados o cada vez se sienten menos bienvenidos en el país del Norte. A otros los atrajo la mejora en las oportunidades. Muchos repatriados mexicanos trajeron con ellos a sus pequeños estadounidenses. 

En algunas ciudades que tradicionalmente han enviado migrantes a Estados Unidos, los hijos nacidos en ese país de los repatriados conforman el 10 o el 15 por ciento de los estudiantes, de acuerdo con Andrew Selee, director del Instituto sobre Política Migratoria, en Washington.