Arrestan a policía que mató a afroamericana

Balea a la mujer en su propia casa, en Fort Worth

Associated Press
martes, 15 octubre 2019 | 06:00
Associated Press | Aaron Dean

Fort Worth, Tx.— Un policía blanco de Fort Worth que mató a una mujer afroamericana al dispararle a través de una ventana de su hogar mientras investigaba un reporte de una puerta delantera abierta fue acusado de homicidio el lunes, después de haber renunciado.
Aaron Dean, de 34 años, fue fichado en la cárcel con un cargo de asesinato. El jefe policial dijo horas antes que el ex agente actuó sin justificación y hubiera sido despedido si no renunciaba.
En el video tomado por la cámara que traía en el cuerpo es posible ver a Dean acercarse a la puerta de la vivienda donde Atatiana Jefferson, de 28 años, cuidaba a su sobrino de 8 años el sábado en la madrugada. Luego él caminó por un costado de la casa, cruzó una verja para ingresar al jardín trasero y disparó a través del cristal inmediatamente después de gritarle a Jefferson que pusiera sus manos en alto.
En el video no se escucha que Dean diga que es un policía, y el jefe de policía interino Ed Kraus dijo que no hay indicios de que Dean o el otro agente que acudió hayan tocado la puerta delantera.
“Nadie de los que han visto este video duda que este agente actuó de forma inadecuada”, señaló Kraus.
Horas antes, la familia de Jefferson había exigido que Dean, que llevaba año y medio trabajando en la Policía, fuese despedido y arrestado.
“La razón por la que este hombre no está esposado es una fuente de angustia continua para esta familia y esta comunidad”, dijo Lee Merritt, abogado de la familia, antes de que Dean fuese fichado para ingresar a la cárcel.
La Policía acudió a la casa de Jefferson alrededor de las 2:25 de la madrugada después de que un vecino llamó a un teléfono que no es de emergencias para reportar que había una puerta abierta. En un comunicado el fin de semana, el departamento dijo que los agentes vieron a alguien cerca de una ventana dentro de la casa y que uno sacó su pistola y disparó tras “percibir una amenaza”.
En el video se ve a Dean gritando: “¡Arriba las manos! ¡Muéstreme sus manos!” y disparando inmediatamente.
Jefferson estaba despierta ya tarde, jugando videojuegos con su sobrino, cuando fue asesinada, según el abogado de la familia.
En cuanto a qué fue exactamente lo que impulsó a Dean a disparar, el jefe de la Policía dijo: “No puedo entender por qué ella tenía que perder su vida”. Indicó que Dean renunció sin hablar con los investigadores de Asuntos Internos.