Arremete ahora Trump vs ciudadanía por nacimiento

Quiero darle a mi hijo doble oportunidad, revira madre

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso
viernes, 23 agosto 2019 | 06:00
Archivo | Resurge debate nacional

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, dijo que está estudiando ‘muy seriamente’ la posibilidad de terminar con la ciudadanía por nacimiento, un derecho que está en la Constitución desde su creación.

"Estamos considerando muy seriamente el derecho a la ciudadanía por nacimiento", aseguró Trump en un encuentro con la prensa en la Casa Blanca sin ofrecer más detalles sobre una amenaza que no es la primera vez que lanza.

El Paso es una ciudad en donde un número significante de madres vienen a dar a luz. Aunque se presenta por causas diversas, el turismo médico en la frontera es un extenso mercado, donde los principales consumidores son familias mexicanas. 

“Muchas veces la gente viene por necesidad, porque buscan algo en específico o porque necesitan atención médica especializada. No es correcto presumir que todas las personas solo vienen por la ciudadanía”, dijo Iliana Holguín, abogada de inmigración de El Paso.

“Existen muchas razones por las que las madres vienen, la mayoría de mis clientes me han dicho que ellos pagan el parto y toman mucho cuidado de qué hacer. Este presidente logra que nos de tristeza porque no reconoce orgulloso que este país está conformado por inmigrantes, piensa que vienen a tomar o robar algo, cuando no es así”, dijo Holguín.

El mandatario se ha quejado en múltiples ocasiones de los casos de mujeres inmigrantes que cruzan la frontera sólo para dar a luz a sus hijos y permitirles así obtener de manera automática la nacionalidad estadounidense.

"Es algo francamente ridículo", insistió el presidente.

Una doble oportunidad

Laura Hernández, juarense quien espera a su primer bebé, comentó a El Diario de El Paso que busca aliviarse en esta ciudad por darle a su hijo ‘una doble oportunidad’.

“Siempre hemos dicho que buscamos darle dos oportunidades tanto aquí como allá, en educación y pues laboral. Pero siempre bien, con los pagos y los requerimientos necesarios”, dijo Hernández.

Con ocho meses de embarazo, Hernández declaró que los comentarios del presidente no le infunden dudas o temor debido a que su plan médico es binacional, por lo que el proceso se encuentra completo y en lo legal.

“No considero que sea un beneficio para mi o mi esposo, es por darle un mejor futuro y esa opción binacional a nuestro bebé”, añadió.

Trump amenaza con utilizar sus poderes ejecutivos para acabar con el derecho que está desde 1868 en la decimocuarta enmienda de la Carta Magna. "Toda persona nacida o naturalizada en los Estados Unidos, y sujeta a su jurisdicción, es ciudadana de los Estados Unidos y del estado en que resida", según reza en su sección primera.

“Sabemos que es ilegal, sabemos que la Constitución declara quiénes son ciudadanos de los Estados Unidos, por mucho que trate de hacer, se va a topar con demandas, las cortes lo van a detener. Esto es como los demás anuncios que ha hecho, lo bueno es que lo van a parar los mismos poderes jurídicos”, comentó Holguín.

A pesar de su propuesta de recurrir a una orden presidencial, al tratarse de un cambio en la Constitución tendría que ser aprobada por el Congreso para entrar en vigor, y para eso son necesarios el apoyo de dos tercios de la Cámara de Representantes y del Senado, y que posteriormente fuese ratificada por al menos dos tercios de los 50 estados de la unión.

Dar a luz en El Paso

En El Paso, tener un bebé como extranjero es accesible y existe un vasto mercado médico que cuentan con paquetes especiales, planes de pago y opciones de parto.

De acuerdo con el sitio doctoresparati.com, - especialistas en proporcionar servicios obstétricos a pacientes internacionales en las últimas etapas del embarazo y el parto en El Paso-, tener un bebé por parto normal cuesta alrededor de 5 mil 450 dólares.

Los costos se dividen en cuota del ginecólogo: $2 mil 500 dólares, paquete hospitalario: $2 mil 700 dólares y servicios pediátricos: $250 dólares.

Mientras que tener una cesárea programada el pago asciende hasta los $7 mil 125 dólares, con cuotas del ginecólogo, hospital y pediatra por $2 mil 800, $3 mil 825 y $500 dólares, respectivamente.

“Nuestro equipo de médicos certificados y acreditados sigue las pautas de la Junta Americana de Obstetricia y Ginecología para ofrecer nuestro servicio de maternidad a mujeres extranjeras que desean recibir atención médica de mayor calidad y obtener la ciudadanía estadounidense para su recién nacido”, se lee en el sitio web. 

[email protected]a.com