El Paso

Aprueba Trump paquete de ayuda

Iniciativa extiende beneficios de desempleo por 10 semanas y se someterá a votación hoy en el Senado

Archivo

Agencias

lunes, 28 diciembre 2020 | 06:00

El presidente Donald Trump finalmente firmó un paquete de ayuda económica de 900 mil millones de dólares que entregará dinero a empresas e individuos afectados por la pandemia provocada por la crisis de salud del coronavirus. 

La decisión hecha ayer por la noche también evita el cierre del Gobierno que estaba programado para comenzar el martes.

El proyecto de ley incluye 1.4 billones de dólares para financiar las agencias gubernamentales hasta septiembre y contiene otras prioridades legislativas, como dinero para los sistemas de tránsito y un aumento en las prestaciones de cupones de alimentos.

Los demócratas prometen más ayuda una vez que el presidente electo Joe Biden asuma el cargo, pero los republicanos indican que verán cómo transcurren las cosas antes de emprender más acciones.

Los aproximadamente 12 millones de personas en dos programas clave de desempleo pandémico, que enfrentaban su último pago este fin de semana, ahora recibirán beneficios por otras 10 semanas. 

Además, todos aquellos que recauden pagos por desempleo recibirán un impulso federal semanal de 300 dólares hasta mediados de marzo. Esta asistencia federal se programaba para once semanas, pero se redujo a sólo diez de apoyo adicional. 

Esto se debe a que los estados no pueden brindar beneficios durante semanas que comienzan antes de que se autoricen los programas, pero la legislación exige que los pagos adicionales terminen el 14 de marzo.

Sin embargo, debido a que Trump no firmó el proyecto de ley el sábado, los programas de asistencia por desempleo pandémico y compensación por desempleo de emergencia pandémica probablemente no recibirán un pago por la última semana del año. 

Durante casi una semana, Trump rechazó firmar el paquete aprobado el pasado lunes 21 de diciembre por el Congreso tras meses de duras negociaciones, y al que el magnate republicano describió como una “vergüenza”.

Dos programas federales que comprendían prestaciones para los desempleados, aprobados en marzo como parte del plan inicial de ayuda ante la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, expiraron la medianoche del sábado, dejando fuera a 12 millones de estadounidenses, según la estimación del grupo de reflexión progresista The Century Foundation.

La resistencia de Trump amenazaba con provocar un cierre del Gobierno a partir del martes, ya que el paquete de apoyo forma parte de una legislación mayor que incluye la financiación del estado federal.

La Cámara de Representantes votará hoy lunes para aumentar los pagos directos de 600 dólares a 2 mil. Luego pasaría a votación en el Senado, de control demócrata y en donde es probable que la iniciativa fracase.

En caso de que el proyecto sea aprobado en ambas cámaras, una familia de cuatro personas recibiría 5,200 dólares (2,000 por adulto y 600 por hijos menores de edad), según las estimaciones del Gobierno de Trump.

El presidente reiteró su llamado al Congreso a enmendar la ley e incrementar la “ridícula” suma de pagos directos de 600 dólares a 2 mil o 4 mil por pareja y de eliminar todas las cosas “innecesarias” que fueron incluidas en la normativa.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara, dijo ayer en un comunicado que Trump debe pedirle a los congresistas republicanos “poner fin a la obstrucción” y que se unan a él y a los demócratas para aumentar los cheques de pago directo a 2 mil dólares.

Los demócratas tienen la mayoría en la Cámara Baja, por lo que no sería difícil que fuera aprobada para luego ser discutida en el Senado.

Pelosi buscaba aprobar el alza en los cheques de ayuda sin una votación, bajo una orden de “consentimiento unánime”, pero los republicanos decidieron que no era el momento de aprobar dicha medida.