El Paso

Aplaude Gobierno de México acción de fiscal general en caso de masacre

Considera muy importante para la comunidad mexico-estadounidense imputar crímenes de odio al autor de la tragedia

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

sábado, 08 febrero 2020 | 06:00

Después de que autoridades federales de los Estados Unidos hicieran públicos los 90 cargos federales en contra del acusado del tiroteo del 3 de agosto en El Paso, incluidas las imputaciones por crímenes de odio, el Gobierno de México aplaudió las acciones tomadas por el fiscal general y las dependencias estadounidenses.

“Muy relevante para México y la comunidad mexico-estadounidense la decisión de imputar crímenes de odio al autor de la tragedia en El Paso el pasado 3 de agosto”, escribió el canciller de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Se informó que también ‘toma nota’ de los avances en la investigación en curso contra del individuo que asesinó a 22 personas, 8 de ellos mexicanos, e hirió a 24 personas más en el tiroteo en la tienda Walmart de El Paso.

Desde un inicio, ambos gobiernos acordaron intercambiar información de sus respectivas investigaciones, en estricto apego a los marcos normativos de cada país, coincidiendo en la importancia de llevar a cabo una investigación profunda de los hechos y de sus causas, informó la SRE.

Patrick Crusius está acusado de perpetrar uno de los tiroteos más mortales en la historia moderna de los Estados Unidos basado en el odio.

La acusación formal de Crusius sostiene que, en la misma fecha del tiroteo, publicó en Internet un documento que había redactado y titulado “La verdad incómoda”, en donde se menciona su respuesta violenta llamando a la comunidad hispana como los ‘instigadores’.

En dicho documento, llamado también manifiesto, el autor sostuvo: “Este ataque es una respuesta a la invasión hispana de Texas. Ellos son los instigadores, no yo.

Simplemente estoy defendiendo a mi país del reemplazo cultural y étnico provocado por la invasión”, constata el documento legal.

El hombre, de 21 años, planteó: “Si podemos deshacernos de suficientes personas, nuestra forma de vida puede ser más sostenible”, se lee en el documento.

Si las autoridades confirman que ha sido Crusius quien escribió el manifiesto sin firmar de 2 mil 300 palabras colgado en Internet que promueve la teoría supremacista blanca conocida como “el gran reemplazo”, y luego es condenado, la sentencia podría establecerse en la pena de muerte.

Iván Filiberto Manzano, María Eugenia Legarreta Rothe, Sara Esther Salgado, Adolfo Cerros Hernández, Jorge Cavillo García, Elsa Mendoza de la Mora, Gloria Irma Márquez y Juan de Dios Velázquez Chairez, son los ocho connacionales mexicanos asesinados por Crusius.

Aunque estos mexicanos fueron identificados, más de la mitad de los fallecidos eran hispanos.

Con los nuevos cargos anunciados, se reitera la condena en contra de los discursos de odio, la xenofobia y el supremacismo blanco, así como de cualquier acto de violencia. “Lo anterior en consonancia con los esfuerzos del Gobierno de México para construir sociedades más inclusivas y pacíficas, que reconozcan la pluralidad y la valía de la diversidad”, expresó el Gobierno de México.

El Consulado General de México en El Paso continuará dando seguimiento a este proceso judicial y a la atención a las víctimas mexicanas del ataque y a sus familiares, se agregó.