El Paso

Analiza Arkansas permitir a beneficiarios del DACA obtener licencia de enfermería

-

Associated Press
sábado, 09 marzo 2019 | 06:00

Little Rock, Arkansas – Los legisladores de Arkansas están sopesando un proyecto de ley que permitiría que las personas amparadas por el programa DACA obtengan una licencia de enfermería.

En 2017, la Junta de Enfermería estatal comenzó a negar licencias a los beneficiarios de este programa, de nombre Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, el cual comenzó durante el mandato del ex presidente Barack Obama y permite que la gente que llegó de forma ilegal a Estados Unidos cuando era niña permanezca en el país.

La patrocinadora de la iniciativa, la representante estatal Megan Godfrey, dijo que si es aprobada, evitaría que los estudiantes de enfermería salgan del estado y se vayan a otra entidad donde puedan obtener la licencia, reportó el diario Arkansas Democrat-Gazette.

“En una época en que nuestro estado sufre de una escasez de enfermeros, debemos hacer todo lo que podamos para reclutar y mantener a los enfermeros en Arkansas”, dijo Godfrey.

Una comisión de la Cámara de Representantes estatal aprobó la propuesta el jueves.

Godfrey dijo que el “mínimo rechazo” que ha recibido ha venido de “aquellos que les preocupa que esto parezca una cuestión de inmigración que debería ser tratada a nivel federal. Sin embargo, este no es un proyecto de ley sobre inmigración. Es una medida para licencias profesionales”.

Diez estados permiten que los beneficiarios del DACA puedan obtener títulos de licenciaturas profesionales, de acuerdo con un reporte de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales de 2017.

Arkansas entregó licencias durante años sin cambiar de manera formal la ley, pero la junta de enfermería del estado modificó su política hace dos años luego de que un estudiante de Missouri, cuando se enteró que no podría conseguir una licencia en ese estado, pidió recibir una en Arkansas. La petición provocó una discusión entre las autoridades de las dos entidades.

Por lo menos nueve estudiantes de cuatro universidades de Arkansas y sus colegas se vieron afectados por el cambio, según una encuesta realizada por el Arkansas Democrat-Gazette en 2017.