El Paso

Cambia el campo de futbol americano por la ópera

Cantante paseña de NMSU da primeros pasos en Europa

De la Redacción/El Diario de El Paso
lunes, 26 diciembre 2022 | 06:00

Cortesía Priscilla Gándara

Fuerza y corazón. Esas son algunas de las cualidades utilizadas para describir a los grandes atletas. Priscilla Gándara, estudiante de música de la Universidad Estatal de Nuevo México (NMSU) de 23 años, llevó estos rasgos desde el campo de futbol americano de su escuela de nivel medio superior en El Paso, hasta el escenario de la ópera en la universidad.

“Jugué al futbol americano en high school y en la escuela intermedia”, dice Gándara. “Después de mi tercera conmoción cerebral, ya no pude practicar deportes de contacto, así que tuve que hacer la transición a otra materia optativa”.

El consejero escolar de Gándara sugirió el coro, y la madre de Gándara, Cynthia Estrada, quien crió a su hija como madre soltera, apoyó la idea.

“Ella siempre ha sido muy artística. Todos mis hijos lo son. La empujé un poco hacia el coro, porque soy una madre musical y a ella le encantó”, dice Estrada. 

La madre prosigue: “Su maestra comenzó a notar su voz y dijo: ‘Bueno, ¿por qué no haces ópera, Priscilla?’ A partir de ahí, fue cuesta arriba. No creo que sea algo que me haya sorprendido porque ya sabía que tenía una voz hermosa. Simplemente no sabía que iba a ser tan increíble”.

A la joven cantante de ópera se le ofreció la oportunidad de su vida de participar en un taller de ópera en Austria en el verano de 2022 con otros 25 cantantes de Estados Unidos, Europa y Asia. Gracias a la congregación de la Iglesia Metodista Unida de St. Paul en Las Cruces, que recaudó 3 mil dólares y su cuenta de GoFundMe, Gándara pudo hacer el viaje.

Fue una serie de primicias: la primera vez que usó un pasaporte, la primera vez en un avión, la primera vez en un tren y la primera vez que actuó en una ópera.

Gándara, quien se graduará con una licenciatura de NMSU en diciembre de 2022, interpretó el papel de Marcellina en la ópera de Mozart “Las bodas de Fígaro”. El papel requirió que hiciera seis meses de preparación antes de volar a Austria. Una vez allí, ella y otros cantantes tuvieron intensos ensayos previos a una semana de actuaciones en Viena.

Además de la ópera, Gándara y los demás cantantes realizaron un concierto en alemán para la comunidad. Se le pidió que interpretara dos canciones, y una fue la más cercana para el espectáculo. La selección de Gándara para un papel clave en “Las bodas de Fígaro” no sorprendió a su profesora de canto en NMSU.

“Priscilla llegó con una voz de un tamaño y una calidad excepcionales”, dice Eike Gunnarson, profesor afiliado de voz aplicada en el Departamento de Música. “En ese momento no estaba entrenada, pero rápidamente aprendió qué tipo de hábitos vocales la estaban frenando. Tenía una comprensión innata de la esencia musical que es rara para su edad y que sólo se puede enseñar en un grado limitado.

“Priscilla es una intérprete natural que brilla en el escenario y tiene esa habilidad especial para cautivar a su audiencia con su personalidad y, por supuesto, su voz”, agrega Gunnarson.

Gándara es una de las primeras de su familia en graduarse de la universidad gracias a una beca del Coro de NMSU y la beca de 1888.

Jake Taylor, director de Estudios Corales, identificó sus talentos desde el principio.

“Priscilla es una estudiante excepcional cuyas habilidades abarcan un amplio espectro”, dice Taylor. “Ella sobresale en el escenario y en el salón de clases. Además, sus cualidades de liderazgo están más allá de su edad. Priscilla tendrá éxito en cualquier camino musical que elija y sus contribuciones a nuestra profesión serán grandiosas”.

Gándara está solicitando ingreso a la escuela de posgrado después de completar su enseñanza como estudiante en el otoño de 2022 para convertirse en educadora de música en escuelas públicas.

Ha sido un camino desafiante para Gándara. Pero su dedicación al entrenamiento y la perseverancia, junto con el apoyo de los maestros y la familia, han transformado su voz-más-grande-que-la-vida en un talento para toda la vida.

“Entré en la música sin saber nada sobre nada, siempre sintiendo que estaba atrasada y, sin embargo, creo que tuve éxito en eso”, dice Gándara. “Cualquiera puede hacerlo, si tienes el corazón para hacerlo. No es una tarea fácil. No es. Pero es una vida increíble. Me despierto todas las mañanas para ir a mi trabajo de estudiante de enseñanza y es increíble. Me siento bendecida todos los días porque estoy enseñando música. Estoy haciendo lo que amo todos los días. No muchas personas pueden decir eso”.