Al grito de ¡No al muro! marchan por el Centro

Manifestación atrae a personas de todo el país

Jaime Torres
El Diario de El Paso
domingo, 27 enero 2019 | 06:00

Al grito de “¡No al muro!”, cientos de integrantes de diversas organizaciones pro derechos humanos y defensores  de inmigrantes realizaron una marcha pacífica por las calles del Centro de la ciudad para repudiar las políticas antiinmigrantes dictadas por el presidente Donald Trump.

Activistas y residentes fronterizos exigieron al Gobierno parar el proyecto de construcción y no destinar recursos millonarios para ese fin.

“Queremos decirle al presidente que no vamos a tratar a la gente con crueldad, y el muro es crueldad”, dijo la congresista demócrata Verónica Escobar ante la multitud que reaccionó con una ovación a su postura.

Escobar manifestó que la concentración masiva de este sábado demuestra que la comunidad está unida y rechaza las intenciones del presidente por aferrarse a la construcción de un muro.

La congresista, al igual que el resto de los manifestantes, coincidió en la importancia del mensaje enviado al  país, al Senado y al presidente.

“Las comunidades de la frontera estamos unidas, tenemos comunidades seguras, trabajamos juntos y nos cuidamos unos a otros”, expresó tras agradecer la presencia de los cientos de participantes en el movimiento convocado por la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR) y otras organizaciones afines.

Durante el trayecto de la marcha, escoltada por oficiales del Departamento de Policía desde la Plaza de San Jacinto hasta el Barrio Chihuahuita, los activistas mostraron decenas de pancartas en las que reprueban la política presidencial y entonaron frases de protesta.

De acuerdo con Fernando García, director de BNHR, mientras los dirigentes en Washington continúan el estancamiento presupuestario –que resultó en el cierre gubernamental más prolongado de la historia–, los residentes y activistas fronterizos “exigimos que no se asigne dinero para la construcción de un muro fronterizo al que se opone la mayoría de los estadounidenses”.

“Hoy tenemos cientos de miles de personas que se han unido a nosotros”, indicó tras resaltar el liderazgo de la congresista Escobar por apoyar y encabezar la lucha a favor de los migrantes y los derechos humanos desde las diferentes trincheras en las que se ha desarrollado como funcionaria.

Para los integrantes de las diversas causas la lucha contra el muro de odio se combate con la unión ciudadana que ya tiene voz en el Congreso federal, en Washington.  

“Quiero darles las gracias por su pasión, su compasión, por el trabajo que han hecho, por estar aquí juntos para mandar el mensaje de unidad y oposición al muro”, comentó Escobar.

“Sí queremos buscar soluciones que nos incluyan, que oigan nuestras voces, es importante mandar ese mensaje, especialmente cuando tenemos un presidente cuya política primera es la crueldad”, agregó la ex jueza del Condado.

Resaltó que aunque El Paso siempre ha tenido voz en el Congreso, hoy es cuando se cuenta con una Cámara de Representantes de mayoría demócrata, “tenemos oportunidad y quiero usar esa oportunidad para mover nuestra agenda, para asegurar que cuando nuestras leyes se están escribiendo, los valores de El Paso están en esas leyes”.

Al comentar sobre la reapertura temporal del Gobierno, dijo “Gracias a Dios, qué pena me da que durante 35 días la gente no recibía su sueldo porque el presidente está amachado en tener su muro”.

Exhortó a los ciudadanos a que llamen a sus senadores y hagan valer su voz “porque ellos podían parar todo esto –legisladores republicanos– pero en vez de ser independientes del presidente son parte de la misma gente del presidente”, denunció.

En el movimiento de lucha contra el muro participaron además de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR) el Centro de Defensa de Inmigrantes Las Américas, Servicios Diocesanos (DMRS), la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Voto Latino, Centro de Salud Familiar La Fe, el Instituto Fronterizo Esperanza y la Coalición contra la Violencia hacia las Mujeres y las Familias en la Frontera. 

[email protected]