El Paso

Al borde de la muerte

Pese a malos tratos, migrante asiático continúa con huelga de hambre; insiste ICE en alimentarlo ‘a la fuerza’

Karla Valdez / El Diario de El Paso
sábado, 16 marzo 2019 | 06:00
Karla Valdez/El Diario de El Paso

Cansado de los malos tratos y de que se le considere un peligro para la comunidad solo por su origen, un migrante proveniente de la India tiene poco más de dos meses en una huelga de hambre que lo tiene al borde de la muerte. 

Jasvir Singh se vio forzado a abandonar su país tras ser golpeado en varias ocasiones y recibir amenazas de muerte por pertenecer a un partido político que se opone al Gobierno actual de la India.

En conferencia de prensa miembros del Consejo de Inmigración Borderland exigen a la Oficina de Control de Aduanas (ICE) la liberación de Singh, quien tiene 77 días sin probar alimento.

Lindad Rivas, miembro de Borderland y directora del Centro de Ayuda al Migrante Las Américas, se dijo preocupada por el notable deterioro en la salud de Singh.

“Estamos preocupados porque cada día su salud empeora. Pero él tiene una convicción muy grande y quiere seguir protestando por las condiciones del centro de detención y porque le han negado salir bajo fianza dos veces”, dijo.

Singh llegó a Estados Unidos en julio de 2018 y desde entonces ha estado recluido en el Centro de Detenciones de ICE, donde presuntamente él y otros solicitantes de asilo han sido víctimas de maltrato.

Nicolás Palazzo, uno de los representantes legales de Singh, asegura que aunque un juez le haga negado la fianza a su cliente, ICE tiene la facultad de dejarlo salir para que lleve su proceso de asilo político en libertad.

“Le estamos pidiendo a ICE que lo liberen para que pueda recibir la atención médica que necesita en un lugar adecuado”, comentó Palazzo. 

El abogado señaló que no se explican por qué se le ha negado a Singh la libertad condicional ya que no existe un verdadero argumento legal para hacerlo.

“En estas situaciones el juez tiene que ver si la persona representa un riesgo de seguridad para la población o si la persona representa un riesgo de fuga, pero ninguna de esas aplica para nuestro cliente. Además su condición de salud es grave, por eso exigimos su deliberación”, reiteró.


‘Lo amenazan con obligarlo’

Singh es uno de los 11 detenidos que a finales del año iniciaron una huelga de hambre, pero a diferencia de los demás el sigue con su protesta.

“Sabemos que él es uno de los últimos que sigue su protesta de no comer, varias personas empezaron con él pero ellos ya llegaron a su límite mientras que él sigue”, explicó.

En enero de este año Singh y los demás detenidos en huelga hambre fueron forzados a comer por medio de un procedimiento médico luego de que ICE obtuviera la orden de un juez. 

Expertos indican que para poder alimentar a alguien contra su voluntad es necesario introducir una sonda por la nariz, para después pasarla por la garganta del paciente, lo cual puede ser doloroso. 

“Les dejaban los tubos ahí todo el día, lo que les impedía hablar porque les raspaba la garganta; a Jasvir (Singh) lo llevaban de camino a Nuevo México para su audiencia con los tubos en su nariz y a medio camino lo regresaron para quitárselos y llevarlo a la corte. Lo que tenemos que entender es que esto es una tortura y cruel”, enfatizó Palazzo.

El abogado agregó que aunque no existe una segunda orden de un juez para forzarlo a comer, los empleados de ICE lo amenazan con volverle a poner la sonda.

“Están amenazándolo para tratar de desmoralizarlo, quieren quebrantar su voluntad diciéndole eso aun sabiendo que no existe una orden de una corte”, mencionó. 


Dispuesto a morir en Estados Unidos 

De acuerdo con los representantes de Singh, la falta de alimentos ha causado fuertes daños en el hombre, quien ya no puede sostenerse por sí mismo, tiene dificultad para hablar, para recordar cosas e incluso para ver.

“Está en silla de ruedas y estamos muy preocupados por su salud. Él (Singh) tiene su audiencia con el juez el próximo 1 de mayo en el Condado de Otero, pero no sabemos si va a sobrevivir hasta entonces por lo mal que esta”, indicó Palazzo.

Rivas mencionó que es tanto el temor de Singh de ser deportado, que está dispuesto a seguir con la huelga de hambre mientras su cuerpo lo resista.

“Tiene el derecho de hacer una huelga pacífica, porque sabe que si regresa a su país es muy posible que lo maten y él está dispuesto a morir en Estados Unidos protestando lo que le están haciendo que ser deportado”, concluyó.