El Paso

Agilizan cruce de peatones a EU con reconocimiento facial

De acuerdo con los funcionarios de CBP, la 'llegada simplificada' es un proceso mejorado que utiliza tecnología de comparación biométrica

Ivanna Leos
El Diario de El Paso

miércoles, 26 mayo 2021 | 08:43

Cortesía

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) anunció la implementación de la tecnología biométrica facial con el fin de hacer una “llegada simplificada” en múltiples cruces fronterizos peatonales dentro del área de la Oficina de Operaciones de Campo de El Paso.

De acuerdo con los funcionarios de CBP, la “llegada simplificada” es un proceso de llegada mejorada que utiliza tecnología de comparación facial biométrica para automatizar las verificaciones manuales de documentos que ya se requieren para la admisión a los Estados Unidos.

CBP dice que este proceso brindará a los viajeros una experiencia de viaje segura y sin contacto, al tiempo que cumplen con un mandato del Congreso de larga data de registrar biométricamente la entrada y salida de ciudadanos no estadounidenses.

“El uso de biometría facial asegurará y agilizará aún más los viajes y respaldará nuestros esfuerzos continuos de recuperación de viajes. 

Este sistema facilita los viajes legales mientras mantiene los más altos estándares de seguridad y privacidad”, dijo Héctor Mancha, director de la Oficina de Operaciones de Campo de CBP para El Paso.

“El proceso de verificación de identidad sin contacto mejorará y agilizará la experiencia de viaje para los millones de personas que ingresan a los Estados Unidos a través de puertos en nuestra región cada año”, agregó.

En Nuevo México, los oficiales de CBP que trabajan en los puertos de Santa Teresa y Columbus comenzaron a usar “llegada simplificada” a principios de este mes.

De acuerdo con los oficiales de CBP que trabajan en el puerto de Santa Teresa, procesaron aproximadamente 77 mil peatones y 426 mil vehículos que llegaron en el año fiscal 2020.

Durante el año fiscal 2019 y antes de las restricciones de viaje pandémicas, los oficiales de CBP que trabajan en Santa Teresa procesaron aproximadamente 172 mil peatones y 574 mil vehículos.

Por su parte, los oficiales de CBP que trabajan en el puerto de Columbus procesaron aproximadamente 205 mil peatones y 307 mil vehículos que llegaron en el año fiscal 2020.

Durante el año fiscal 2019 y antes de las restricciones de viaje pandémicas, los oficiales de CBP que trabajan en Columbus procesaron aproximadamente 277 mil peatones y 159 mil vehículos.

La “llegada simplificada” también está ahora en funcionamiento en el puerto de entrada de Presidio y pronto estará disponible en los cruces de Tornillo y Fort Hancock.

Los oficiales de CBP que trabajan en el puerto de Presidio procesaron aproximadamente 180 mil peatones y 548 mil vehículos que llegaron en el año fiscal 2020.

Durante el año fiscal 2019 y antes de las restricciones de viaje pandémicas, los oficiales de CBP en Presidio procesaron aproximadamente 298 mil peatones y 700 mil vehículos.

En Tornillo y Fort Hancock procesaron aproximadamente 24 mil peatones y 366 mil vehículos que llegaron en el año fiscal 2020.

Durante el año fiscal 2019 y antes de las restricciones de viaje por la pandemia, los oficiales de CBP que trabajaban en estos cruces procesaron aproximadamente 40 mil peatones y 442 mil vehículos.

La “llegada simplificada” también se actualizó recientemente en los cruces Paso del Norte, Puente de las Américas e Ysleta en El Paso.

Asimismo, en El Paso procesaron aproximadamente 6 millones 620 mil peatones y 11 millones de vehículos que llegaron en el año fiscal 2020.

Durante el año fiscal 2019 y antes de las restricciones de viaje pandémicas, los oficiales de CBP que trabajaron en estos tres cruces procesaron aproximadamente 7 millones de peatones y 13 millones de vehículos.

“‘Llegada simplificada’ sólo utiliza el proceso de comparación facial biométrica en un momento y lugar donde los viajeros ya están obligados por ley a verificar su identidad presentando un documento de viaje”, se lee en un comunicado de CBP.

“Cuando un viajero llega a los carriles peatonales, se detendrá para tomar una foto en el punto de inspección principal. Un oficial de CBP revisará y consultará el documento de viaje, que recuperará del pasaporte del viajero o la foto de la visa de las existencias del Gobierno. La nueva foto del viajero se comparará con la foto recopilada anteriormente”, se agrega.

La agencia dice que el proceso de comparación facial biométrica sólo toma unos segundos y tiene una precisión de más del 98 por ciento. Además, los viajeros extranjeros que hayan viajado a los Estados Unidos anteriormente ya no necesitarán proporcionar huellas dactilares, ya que su identidad se confirmará a través del proceso biométrico facial sin contacto.

Hasta la fecha, más de 74 millones de viajeros han participado en el proceso de comparación facial biométrica en los puertos de entrada aéreos, terrestres y marítimos. Desde septiembre de 2018, CBP ha aprovechado la biometría facial para evitar que más de 700 impostores ingresen ilegalmente a los Estados Unidos mediante el uso de documentos de viaje genuinos que se emitieron a otras personas.

close
search