PUBLICIDAD

El Paso

Advierten riesgo de caída económica

Se contrae en primer trimestre de 2022, con inflación e incertidumbre por Ucrania

De la Redacción/El Diario de El Paso

lunes, 02 mayo 2022 | 06:00

Archivo | Fondo Monetario Internacional

PUBLICIDAD

La economía se contrajo inesperadamente a una tasa anualizada del 1.4 por ciento en los primeros tres meses de 2022 después de más de un año de rápido crecimiento, según un informe de la Oficina de Análisis Económico publicado el jueves. 

Los nuevos datos están alimentando las preocupaciones sobre una recesión en el futuro en medio de las constantes presiones inflacionarias y la incertidumbre sobre la guerra en Ucrania.

PUBLICIDAD

La desaceleración, la primera desde la recesión de Covid-19 en abril de 2020, marca un cambio del ritmo tórrido que siguió al intenso estímulo fiscal y monetario a raíz de la pandemia. El año pasado, por ejemplo, la economía de Estados Unidos creció un 5.7 por ciento, el ritmo anual más rápido desde 1984.

“Dado que el hecho de que la tasa de desempleo en Estados Unidos actualmente es 3.6 por ciento, no es muy sorpresivo que las compras de bienes duraderos y servicios siguen siendo fuertes”, dijo Tom Fullerton, economista de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP).

Y advirtió: “Sin embargo, los riesgos de recesión son severos y una caída económica es muy posible”.

Para Fullerton, experto en el intercambio industrial y comercial binacional, si el ciclo económico en Estados Unidos se voltea, los mercados para los autos y las vacaciones observarán reducciones notables en sus ventas respectivas.

Durante los meses de recuperación tras el punto más bajo de la pandemia, en 2020, se incrementaron la venta de automóviles y el gasto en turismo –hospedaje y transporte– a nivel nacional. 

Sin embargo, el catedrático de UTEP exhibe cautela y considera un posible impacto económico al Sur del Río Grande.

“Cualquier impacto negativo sobre el sector automotriz causará un contracción de empleos y nóminas en las maquiladoras del sector de la transportación en todo el estado de Chihuahua”, dijo Fullerton.

Temores de recesión

Si bien la mayoría de los economistas aún cree que la expansión tiene mucho impulso, particularmente dada la fortaleza del mercado laboral, los temores de recesión han aumentado, ya que la inflación muestra pocas señales de alivio. La debilidad se produce en medio de signos preocupantes de que algunas de las economías más grandes del mundo, incluidas China y Europa, se están estancando; por ejemplo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó las estimaciones del crecimiento económico mundial hace unos días.

“Definitivamente hay nubes en el horizonte”, dijo Kenneth Rogoff, profesor de Economía en la Universidad de Harvard y ex economista jefe del FMI. “Tengo preocupaciones importantes sobre el riesgo de recesión, tanto en los Estados Unidos como en Europa y China, posiblemente todos reforzándose entre sí como la tormenta perfecta”.

Entre los factores que arrastraron la economía a principios de 2022 se encontraban una reducción en las compras de inventario de los minoristas y una brecha cada vez mayor entre las exportaciones e importaciones de Estados Unidos. 

El déficit comercial de bienes del país, la diferencia entre los productos entrantes y salientes, se amplió a un récord en marzo, informó el Departamento de Comercio esta semana.

Además, muchas empresas compraron menos inventario de lo que normalmente harían a principios de 2022 porque tenían mercancía sobrante de fines del año pasado, cuando se abastecieron de productos adicionales para protegerse contra la escasez y los retrasos en la cadena de suministro. Es probable que esa caída en las compras reduzca artificialmente las cifras del PIB, dicen los economistas.

“Tenemos una economía resistente, pero comienzan a mostrarse signos de debilidad”, dijo Diane Swonk, economista jefe de Grant Thornton. “La realidad es que los precios más altos tienen consecuencias”.

Señales positivas

Aun así, muchas partes de la economía siguen siendo sólidas. Los empleadores crearon más de 400 mil empleos durante 11 meses consecutivos, lo que envió la tasa de desempleo a un nuevo mínimo pandémico y cerca de un mínimo de varias décadas. Y a pesar de los costos más altos, las familias y las empresas continúan gastando e invirtiendo.

Sin embargo, la contracción crea nuevas complicaciones para la administración Biden y los legisladores demócratas, que hasta ahora han señalado la fuerte recuperación como una señal de que el país va por buen camino. Los demócratas del Congreso se apresuraron el jueves para calmar a los votantes que ya albergaban dudas sobre la recuperación económica sólo unos meses antes de una elección crítica.

El presidente Biden, sin embargo, descartó los temores de una recesión sostenida y dijo que “no le preocupa una recesión”, cuando se le preguntó sobre la posibilidad de una. En un comunicado, Biden atribuyó la lectura negativa del PIB a “factores técnicos” y pidió al Congreso que redacte una legislación que apoye la manufactura en Estados Unidos. (Con información del Washington Post)

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search