El Paso

Adaptan Miércoles de Ceniza a la pandemia

La imposición no será directo en la frente; se rociará en la cabeza

Cortesía

Jaime Torres Valadez / El Diario de El Paso

miércoles, 10 febrero 2021 | 06:00

Para evitar la propagación del Covid-19 la Diócesis de El Paso adaptará el protocolo sobre la forma en que se impondrá la ceniza este año al igual que todas las iglesias en el mundo.

Los sacerdotes no impondrán la ceniza en la frente, como es la costumbre, sino rociarán la ceniza en la cabeza de cada uno de los fieles que acudan al templo.

De acuerdo a las autoridades religiosas la asistencia a las iglesias será limitada para tener mejores medidas de prevención. Al momento el aforo permitido es del 25 por ciento, sin embargo cada sacerdote fijará su política en la atención y forma de los servicios. 

El pasado 12 de enero, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos de la Iglesia católica, con sede en el Vaticano, emitió una nota para instruir a todas las iglesias del mundo cómo deberán celebrar el miércoles de ceniza este 2021.

En el documento la Congregación acordó que se realice la bendición de las cenizas rociándoles agua bendita, luego el sacerdote hablará a todos los presentes y dirá: “Convertíos y creed en el Evangelio” o también “Acuérdate que eres polvo y al polvo volverás”.

Posteriormente,  el sacerdote se deberá limpiar las manos y ponerse la mascarilla para proteger la nariz y la boca, después impondrá la ceniza a los presentes en el templo”, asentó la nota. 

“El sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada”.

“Creo que esta nuevo regla de imposición nos dará la confianza para asistir sin problema. Son nuevas formalidades y son bien aceptadas”, dijo José Carlos, luego de salir de la iglesia St. Franaces Xavier Cabrini, ubicada en el Este de la ciudad, donde acudió a confesarse.

El, al igual que otros feligreses tuvo que hacer cita para poder confesarse, y aunque fue rápido el llamado, los fieles desean estar listos para recibir este tiempo de oración.

“Si queremos tener una respuesta eficaz en nuestra comunidad, nadie puede estar exento de hacer su parte. La Iglesia también tiene que responder con determinación y de una manera que dé ejemplo a los demás. La ley del amor es la que guía todo lo que hacemos”, informó la diócesis a través de su página oficial.

Y agrega: “entonces el Señor estará cerca de nosotros y nos dará todo lo que necesitamos para salir al otro lado de esta crisis actual como una Iglesia aún más fuerte y celosa”, al referirse a la pandemia, de la cual “Nuestra Diócesis no se ha librado”, asienta.

De acuerdo a la calendarización de eventos programados para la celebración de la Cuaresma este año el tiempo litúrgico empieza el 17 de febrero con la imposición de la ceniza para luego seguir con cinco domingos de Cuaresma que concluyen el 21 de marzo para luego celebrar el Domingo de Ramos, el día 28. 

En abril 1 y 2 Jueves y Viernes Santo, respectivamente y el día 4 Domingo de Resurrección. 

De acuerdo a la iglesia católica la imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentra en el Cielo. Es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Cuarenta días que la Iglesia marca para la conversión del corazón.

La cuaresmadura 40 días y es un tiempo para prepararse para recibir la Pascua. Comienza el Miércoles de Ceniza y termina el Jueves Santo. El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia por ello todos los templos se caracterizan por el vestido de este color. Para la Iglesia Católica la Cuaresma es un tiempo de perdón, reflexión y de reconciliación.