El Paso

Acusan de incumplimiento al banco de alimentos

Afirma Ciudad que no ha comprobado uso de $3.7 millones en fondos federales

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

viernes, 22 octubre 2021 | 06:00

La Ciudad de El Paso acusó a la organización El Pasoans Fighting Hunger de incumplir contratos vinculados con 3.7 millones de dólares, en tanto oficiales del banco de alimentos sostuvieron que han cumplido plenamente con la comprobación de los fondos provenientes de CARES Act, trascendió la tarde del jueves.

A temprana hora la Ciudad de El Paso informó que el banco de alimentos no había proporcionado la documentación adecuada para comprobar el uso de los fondos federales.

“Llevamos ocho meses trabajando y seguiremos trabajando con el banco de alimentos durante una crisis humanitaria sin precedentes para lograr que cumplan, y es lamentable que sigan sin cumplir con los requisitos establecidos por el Gobierno federal”, dijo Nicole Ferrini, directora de resiliencia de la Ciudad y directora de desarrollo comunitario y humano.

La CARES Act es un fondo de ayuda autorizado por el Congreso con el fin de disminuir los efectos de la pandemia en la comunidad.

Los fondos aginados fueron distribuidos por la Ciudad de El Paso a alrededor de 100 instituciones benéficas, incluido el banco de alimentos.

Los funcionarios de la Ciudad dijeron que el banco de alimentos no ha proporcionado ninguna documentación requerida que describa cómo se gastó el dinero en cumplimiento de los requisitos federales, y ha sido un problema durante muchos meses.

Agregaron que si la documentación que describe cómo se gastaron los dólares de asistencia alimentaria no se obtiene pronto, la Ciudad tendría que reembolsar el dinero de la subvención al Gobierno federal.

Sin embargo, horas más tarde, el banco de alimentos de El Paso criticó la afirmación de la Ciudad, señalando que El Pasoans Fighting Hunger cumplía plenamente con los contratos vinculados a la subvención federal.

Susan Goodell, directora ejecutiva del banco de alimentos, se dijo desconcertada por las acusaciones de la Ciudad, llamándolas un “puñetazo”.

Goodell se dijo muy decepcionada por el trato que se le ha dado a su organización, sobre todo por la exigencia de digitalizar los registros de operación, que suman alrededor de 20 millones de datos.

“Digitalizar los registros, es algo que no requieren los contratos, además sería algo extremadamente difícil, si no imposible, ya que en este momento se digitalizarían 20 millones de datos”, sostuvo Goodell.

La postura de la Ciudad de El Paso se centra en la mora del banco de alimentos en proporcionar la documentación adecuada para poder recibir los fondos de CARES Act, que es opuesta a lo que sostiene la organización no lucrativa.

El banco de alimentos sostuvo que tiene registros impresos por cada dólar que ha gastado, como se requiere en los contratos, pero que la Ciudad de El Paso no ha hecho ningún esfuerzo por examinar esos documentos.

En la conferencia de prensa vespertina se mostraron cajas repletas de registros, mismas que tuvieron que ser transportadas con montacargas para mostrarlas a los presentes.

“Gracias a los esfuerzos de El Pasoans Fighting Hunger Food Bank, cientos de miles de personas en nuestra comunidad recibieron asistencia alimentaria y pudieron poner comida en sus mesas durante la pandemia. El banco de alimentos sigue comprometido con nuestra misión de proporcionar comida nutritiva para quienes la necesiten”, sostuvo Goodell.

Se anunció que funcionarios de la Ciudad y del banco de alimentos se reunirán el viernes para discutir la situación.

close
search