El Paso

Acusador de Patrick Crusius posee raíces fronterizas

El fiscal John F. Bash pasó largas temporadas en El Paso durante su infancia

Roberto Carrillo/El Diario de El Paso / El fiscal Bash

Roberto Carrillo
El Diario de El Paso

domingo, 09 febrero 2020 | 06:00

El fiscal John F. Bash, quien dio a conocer las acusaciones federales vs Patrick Wood Crusius, tiene raíces en El Paso, ya que aquí viviò parte de su infancia y una abuela todavìa radica en la ciudad. 

Sin embargo, a pesar de los nexos afectivos y familiares que el funcionario tiene con la ciudad que fue atacada por el magnicidio del 3 de agosto pasado, Bash dijo que su oficina “hará todo lo necesario para combatir el terrorismo doméstico y los crímenes de odio”.

Bash destacó al presentar la acusación formal contra Crusius, que el proceder de su oficina sería dictado en pleno apego de la ley.

“Crecí en El Paso, aquí fui a la escuela cuando mi padre fue destacamentado en Fort Bliss y decidimos quedarnos por un tiempo, de hecho mi abuela de 92 años sigue viviendo aquí, la ciudad de El Paso es un destino familiar y por supuesto que esta situación tuvo impacto en mí”, dijo el Fiscal Federal del Distrito Oeste de Texas.

El joven fiscal egresado de Harvard, juró para desempeñar su puesto el 11 de diciembre de 2017, después de ser nominado por presidente Donald J. Trump el 11 de septiembre de 2017, mientras que el Senado lo confirmó en su encargo el 9 de noviembre de 2017.

La brillante carrera de Bash tuvo firmes cimientos tras desempeñarse como Asistente Especial del Presidente y como Abogado Asociado de la Casa Blanca.

Bash fue Asistente del Procurador General de los Estados Unidos de 2012 a 2017, donde representó a los Estados Unidos ante la Corte Suprema de los Estados Unidos. 

De forma previa fue asociado en el bufete de abogados Gibson, Dunn y Crutcher, y se desempeñó como secretario legal del magistrado Antonin Scalia (qepd) Juez Asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos, así como del Juez de Circuito Brett M. Kavanaugh en el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Distrito de Circuito Columbia, y ahora Juez de la Corte Suprema.

“Ahora, en la década del 2020, enfrentamos una amenaza resurgente de violencia motivada por la raza” destacó el fiscal, quien se dirigió primero en Inglés y enseguida en español, en la conferencia de prensa donde presentó 98 cargos federales al sospechoso de la matanza realizada en El Paso,donde murieron 22 personas y 22 más fueron heridas de consideración.

“Nuestro equipo está comprometido a obtener justicia por las víctimas de este horrible crimen de odio y acto de terrorismo doméstico”, afirmó Bash en una conferencia de prensa incluyente y bilingüe. Se contó en todo momento con la asistencia de un intérprete al español, y otro más con lenguaje de señas, además de hacer referencia a la comunicación que existe con el gobierno de México, que en la tragedia perdió a 8 de sus connacionales.

"No vamos a ceder, nuestra determinación es firme, vamos a llevar la lucha contra los extremistas violentos, y vamos a ganar", afirmó Bash.

Sobre algunas frases que Patrick Crusius supuestamente replicó  de discursos que el presidente Trump había realizado en referencia a los migrantes, y que en apariencia se suscriben en el manifiesto que el detenido publicó en internet bajo el nombre ““La verdad incómoda”, Bash fue conciso.

“Nuestra oficina se dedica a señalar y castigar acciones, no a declaraciones”, con lo que desechó de forma expresa la implicación que un periodista del Washington Post realizó con pregunta expresa.

También se reservó comentar las conversaciones que él mismo sostuvo con familiares de las víctimas fallecidas, así como algunos de los heridos que fueron base de la acusación formal al detenido. 

rcarrillo@diariousa.com