Acusado de homicidio niega haber disparado contra víctimas

Presentan en juicio video de interrogatorio

Karla Valdez / El Diario de El Paso
martes, 14 mayo 2019 | 06:00
Karla Valdez/El Diario de El Paso

Durante el segundo día de juicio contra Moisés Galván, quien presuntamente atacó a tiros a dos hombres y mató a uno de ellos, se presentó el video del interrogatorio del acusado, quien en todo momento negó haber disparado.
“Yo jamás pondría en riesgo mi futuro de esa manera. Yo no hice nada, no dañé a nadie”, decía Galván a los detectives que lo interrogaban.
Los hechos ocurrieron el 29 de enero de 2017, alrededor de las 12:08 de la medianoche a las afueras del bar Barfly, ubicado en el 1135 Montwood Drive.
En el video que la Fiscalía mostró como evidencia se puede ver a Galván, de 22 años, nervioso y con dificultades para hablar; cuando uno de los detectives preguntó si había consumido bebidas embriagantes, éste dijo que no.
“No estoy tomado, yo sólo fui al bar para recoger a mi novia”, dijo el hombre.  
A pesar de que testigos del tiroteo aseguran que Galván se enfrascó en una discusión al interior del bar con Rogelio Franco y David Ortega, ambos de 22 años, el acusado negó haber entrado al lugar.
“¿Sí eres consciente que había otras personas y que hay cámaras de seguridad?, necesito que seas honesto conmigo y que me hables con la verdad”, comentó el detective David Camacho, de la Unidad de Crímenes Contra Personas (CAP).
Las cámaras a las que el detective hacía referencia son de la entrada del bar, el estacionamiento y de un cajero automático ubicado en el estacionamiento.
En los videos se observan cómo Galván, Franco y Ortega salen del bar y momentos después se observan varios destellos por disparo.
Franco, quien jugó futbol americano para Montwood High School, de donde graduó en 2013, murió en el lugar de los hechos, mientras que Ortega fue trasladado al Centro Médico del Sol con impactos de bala en la parte alta del torso.
Mientras que Galván trató de darse a la fuga, pero fue detenido por agentes de la Oficina del Sheriff de El Paso (EPCSO) y un constable, que se encontraban en el lugar trabajando como guardias de seguridad.
Por varios minutos, Camacho siguió cuestionando a Galván sobre lo ocurrido, pero éste decía no saber lo que había pasado y que corrió porque tuvo miedo.
“Yo estaba con mi novia  y luego sólo oí que me gritaban que me detuviera y no sabía porque, sólo corrí porque no sabía lo que pasaba”, explicó.
El hombre aseguró que incluso pensó que le habían disparado cuando sintió un “dolor” en su cuerpo, producido por la pistola eléctrica (taser) con la que los uniformados le dispararon.
“Pensé que estaba herido, pero los oficiales me dijeron que me dispararon con el taser porque corrí”, comentó.

Tenía problemas con Franco  
En el interrogatorio con los detectives de CAP, Galván indicó que sí conocía Franco y que desde 2013 había tenido problemas con él e incluso dijo que éste era “una mala persona”.
“Es de esos chicos malos, ‘J’ (como le decían a Franco) es una mala persona. Hace un tiempo me dio una puñalada por la espalda”, enfatizó.
Al escuchar esto Camacho pidió a Galván que le explicara porque había disparado contra Franco, que le dijera el motivo detrás del ataque, pero éste siguió negando el ataque.
“Yo no hice nada para dañar a nadie, no haría algo así”, decía Galván a los detectives.
En un último intento por obtener una declaración, Camacho le dijo a Galván que necesitaba escuchar su versión de los hechos, porque en ese momento sólo tenía la versión de los testigos y los videos de vigilancia.
“Quiero saber porque lo hiciste, si hubo un fuerte motivo; ahorita sólo tengo la versión de los testigos que piensan que lo hiciste sólo por hacerlo y sin que nada te importara. ¿Dime qué fue lo que pasó?”, insistió Camacho.
A lo que Galván preguntó a Camacho: “¿qué pasó?, ¿dígame qué fue lo que pasó?”, argumentando que no sabía nada del ataque.
El juicio continuará hoy ante el juez Marcos Lizárraga, a cargo de Corte del Distrito 168 del Condado de El Paso.
En caso de ser encontrado culpable de homicidio, Galván podría pasar hasta 99 años cárcel.