El Paso

Acatan restaurantes órdenes de cerrar

Pese a impacto negativo en sus finanzas, más negocios aplican directiva del Condado

Roberto Carrillo/El Diario de El Paso / Cada vez son más los negocios que, ante la amenaza de ser sancionados por las autoridades, optan por cerrar

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

lunes, 09 noviembre 2020 | 06:00

La pandemia no ha sido nada fácil para los empresarios restauranteros en El Paso, quienes además de perder una gran parte de sus ingresos ahora pueden enfrentar multas en caso de no adoptar la orden de cierre que se extenderá hasta la medianoche del 11 de noviembre.

La controversia generada por el alcalde Dee Margo, quien se opuso a cumplir con la Orden del Condado de El Paso número 13, fue disipada el viernes pasado cuando el juez William Moody, de la Corte de Distrito 34, dictaminó que el cierre de negocios no esenciales es legítimo, y ahora quienes no cumplan con el cierre pueden enfrentar amonestaciones y multas en caso de reincidir.

“No puedo decirlo de otra forma, nos ha estado yendo mal, pero al saber la orden del juez (Moody) preferimos cerrar y tomar sólo pedidos para llevar”, dijo Armando García, propietario del restaurante Coco Loko de la avenida Montana.

Cuando se dio a conocer el dictamen del juez Moody, García decidió cerrar enseguida la sección para comer en el interior de su establecimiento, levantó las sillas y movió las mesas para poder agilizar la entrega de los pedidos hechos vía telefónica o por Internet.

“Sabemos que hay negocios que permanecen dando servicio, algunos con clientes comiendo dentro, pero para nosotros los tiempos no están para desobedecer y tener que pagar multas”, sostuvo el empresario local.

Para fortuna de este establecimiento, y otros que cumplieron con los cierres, la orden girada por Ricardo Samaniego, juez del Condado de El Paso, será aplicada de manera retroactiva, es decir, que se cumplirá el próximo viernes, dos semanas después de que fuera girada.

A la par de un toque de queda que se aplica diariamente de las 10 de la noche a las 5 de la mañana en el Condado de El Paso, la orden de emergencia número 13 establece el cierre de salones de tatuajes, peluquerías, salones de uñas, gimnasios y negocios de masajes.

 En esta ordenanza se permite a los restaurantes brindar comida para llevar, pero específicamente prohíbe el ofrecer servicio en las áreas de comedor.

Cuando el alcalde Margo cuestionó la orden girada por el juez Samaniego, el Departamento de Policía de El Paso (EPPD) informó que no realizaría acciones de inspección y aplicación de multas a quienes desacataran la ordenanza.

Sin embargo, actualmente los agentes de EPPD se han unido a los elementos de la Oficina del Sheriff del Condado de El Paso para aplicar la orden, y extender amonestaciones a quienes mantienen la postura de brindar servicio de alimentos a comensales en el interior de sus instalaciones.

rcarrillo@diariousa.com