PUBLICIDAD

El Paso

‘Abandonan’ a migrantes en el Centro de El Paso

Por primera vez en tres años, los liberan en estación de camiones, sin comida ni boletos para viajar al interior de EU

Robert Moore, Ramón Bracamontes y Corrie Boudreaux / El Paso Matters

lunes, 16 mayo 2022 | 07:48

El Paso Matters | Entre los liberados había nacionales de Turquía, Haití, Brasil y Perú

PUBLICIDAD

Agentes fronterizos dejaron a más de cien migrantes en una estación de autobuses del Centro de El Paso el domingo, la primera vez en más de tres años que las personas son liberadas de la custodia federal en El Paso sin acudir a una organización no gubernamental en busca de alimentos y refugio.

La liberación, que dejó a los migrantes por su cuenta en la búsqueda de alimentos o para comprar boletos de avión o autobús para salir de El Paso, es una advertencia a los gobiernos locales de que El Paso no está preparado para una posible crisis humanitaria en las próximas semanas, dijo Rubén García, fundador de Casa Anunciación, que lleva más de 40 años brindando atención a personas migrantes y refugiadas.

PUBLICIDAD

El domingo, los migrantes fueron liberados alrededor de las 5 a.m. en la estación de autobuses Tornado en West Paisano Drive en el Centro de El Paso, dijo una persona en la estación de autobuses, que pidió no ser identificada. A las 9 a.m., sólo una docena de personas permanecían en la estación, esperando los autobuses que llegaban más tarde ese día. La mayoría de las personas que fueron dejadas ahí tomaron taxis al aeropuerto para comprar un boleto de avión.

Entre los que quedaron en la terminal de buses estaba Cristian, quien llegó a Estados Unidos vía un puerto de entrada en El Paso el 11 de mayo. Es de Belo Horizonte, Brasil, la sexta ciudad más grande de ese país. (Robert Moore/Ramón Bracamontes/Corrie Boudreaux)

Belo Horizonte está unas 350 millas al norte de Río de Janeiro. El Paso Matters sólo identifica a los migrantes por su nombre porque muchos huyen de la violencia y temen por su seguridad.

Cristian salió de su casa en Brasil el 8 de mayo para buscar asilo en los Estados Unidos.

“Tengo mi boleto de autobús, me voy a Florida donde tengo familia”, dijo en portugués. “Tenía suficiente dinero para comprar mi boleto de autobús, pero ahora no tengo dinero para el resto del día, ni siquiera para comer”.

Su boleto de autobús de ida cuesta $290.

El autobús de Cristian tenía programado salir de El Paso hacia Houston a las 10 p.m. del domingo. El entrevistado dijo que esperaría todo el día dentro de la estación de autobuses. Está previsto que llegue a Plant City, Florida, el lunes por la noche.

“Lo bueno es que estoy viajando solo”, dijo.

Cambio de reglas

En el área de El Paso, los migrantes liberados de la custodia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) generalmente son llevados a un refugio administrado por Casa Anunciación, que trabaja con iglesias y otras organizaciones para proporcionar alimentos y alojamiento temporal hasta que los migrantes puedan viajar para reunirse con su familia en otros lugares de los Estados Unidos.

Pero cuando los refugios de Casa Anunciación están llenos, las agencias federales en el pasado han dejado a los migrantes en la calle, a menudo cerca de las estaciones de autobús. El domingo fue el primer gran lanzamiento de migrantes a las calles de El Paso desde la semana de Navidad de 2018, cuando cientos de personas fueron dejadas en la estación de autobuses Greyhound en el Centro.

Panorama distinto

El panorama de 2018 fue caótico. Esa liberación incluyó a muchas familias con niños y los refugios en El Paso no estaban preparados para ayudar a los cientos de personas liberadas.

El domingo, el lanzamiento fue comparativamente fluido. La mayoría de los migrantes eran de Turquía, Haití, Brasil y Perú, entre otros países, según una persona que los ayudaba en la estación de autobuses.

La mayoría de los migrantes tenían teléfonos celulares que usaban para comunicarse con familiares o comprar un boleto de avión o autobús a su destino final.

Entre los que fueron de la estación de autobuses al aeropuerto estaba Frankel, de 45 años. Cruzó a El Paso desde Juárez el viernes por la noche. Vivió en Chile pero es originario de Haití. Está tratando de llegar a Florida.

Dijo que fue puesto en libertad con una “orden de liberación con una obligación de comparecer ante una Corte”. ICE libera a los inmigrantes con esa condición siempre que la persona diga a dónde se dirige, acepte presentarse en una audiencia cuando sea necesario y tenga un lugar a dónde ir.

“No sé por qué me liberaron, o cuándo tengo que volver a la Corte”, dijo.

Los portavoces de ICE y la Patrulla Fronteriza no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios. No estaba claro qué agencia liberó a los migrantes en la estación de autobuses.

Reacciona el Condado

Uno de los comisionados del Condado de El Paso, David Stout, dijo el domingo que se le informó al Condado a fines de la semana pasada que las liberaciones comenzarían a ocurrir cuando los centros de retención y detención de CBP estuvieran llenos. No recordaba que le dijeran que las liberaciones serían en la calle, y a las 5 a.m. en el Centro de El Paso.

La Corte de Comisionados del Condado está lista para discutir los comunicados de CBP en una reunión especial el jueves.

“Estamos buscando ver cómo el Condado puede satisfacer la necesidad de coordinar los arreglos de viaje, ya sea al aeropuerto o a la parada de autobús”, dijo Stout. “Queremos asegurarnos de que el Condado pueda actuar en una situación de emergencia”.

En las últimas semanas, un número cada vez mayor de migrantes han sido enviados a una red de centros de hospitalidad administrados por Casa Anunciación, un grupo religioso que brinda alimentos y refugio y ayuda a los migrantes a organizar su viaje fuera de El Paso. La organización trabaja principalmente con iglesias en El Paso, Las Cruces, Deming y Albuquerque para brindar refugio temporal, dijo García.

Los oficiales fronterizos verifican con García diariamente para ver si muchos inmigrantes pueden ser entregados a Casa Anunciación. Pero García dijo que la capacidad en los centros de hospitalidad está limitada por una serie de factores, particularmente la escasez de voluntarios y la incapacidad de las iglesias para recibir inmigrantes los fines de semana porque sus instalaciones son necesarias para los servicios religiosos.

El domingo explicó que le dijo a ICE que Casa Anunciación podría recibir de 450 a 500 personas el lunes. “A medida que la semana llega al fin de semana, cuando las iglesias necesitan su espacio para las actividades de la iglesia, entonces esa capacidad disminuye. Entonces, como hoy, domingo, pudimos recibir 254”, dijo García.

“Sintieron que necesitaban liberar a más refugiados de los que teníamos la capacidad de recibir”, dijo García sobre ICE y la Patrulla Fronteriza.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search