El Paso

A marchas forzadas, luchan para evitar crisis fiscal

El Capitolio enfrenta otro cierre de gobierno

The New York Times

jueves, 30 septiembre 2021 | 06:00

Washington– Los demócratas prepararon una legislación el miércoles para evitar el cierre del Gobierno esta semana, pero estaban tratando desesperadamente de salvar la agenda doméstica del presidente Joe Biden mientras los congresistas reticentes, de tendencia conservadora, se atrincheraban para evitar la aprobación de una ambiciosa red de seguridad social–por 3.5 billones de dólares– y un proyecto de ley sobre el clima que incluye muchas de las prioridades máximas de su partido. 

Los líderes del Congreso se movieron para abordar la amenaza más inmediata, trabajando para completar un proyecto de ley para evitar un lapso de fondos del Gobierno a la medianoche del jueves. Sin embargo, después de días de intensas negociaciones para salvar las amargas diferencias en su partido sobre las dos prioridades legislativas más importantes de Biden, el presidente y los principales demócratas aparecieron más lejos que nunca de un acuerdo sobre su paquete de política social, que la Casa Blanca ha llamado “Reconstruir Mejor” (“Build Back Better”).

Eso, a su vez, estaba poniendo en peligro un proyecto de ley de infraestructura bipartidista de un billón de dólares, que estaba programado para una votación en la Cámara el jueves.

Biden en jaque

El destino de las dos medidas podría definir el éxito de la Presidencia de Biden, y las intensas negociaciones que las rodean han puesto a prueba sus habilidades como negociador, que destacó como una tarjeta de presentación durante su campaña para la Casa Blanca. Pero después de días de reuniones personales con legisladores en la Oficina Oval y llamadas telefónicas a jugadores clave, Biden se quedó lejos de un acuerdo.

Dramatizando el desafío, el senador Joe Manchin III de Virginia Occidental, uno de los principales defensores del proyecto de ley de política social, emitió una declaración larga y enérgica el miércoles por la noche reiterando su oposición a la propuesta en su forma actual, diciendo que equivalía a una “locura fiscal”.

“Si bien tengo la esperanza de que se pueda encontrar un terreno común que resulte en otra inversión histórica en nuestra nación, no puedo, y no apoyaré, billones en gastos o un enfoque de todo o nada que ignore la brutal realidad fiscal que enfrenta nuestra nación”, escribió Manchin, denunciando un enfoque que, según él”, impondría impuestos vengativos en aras de un gasto ilusorio”.

La declaración fue el polo opuesto de lo que Biden y los principales demócratas esperaban obtener de Manchin y otros críticos centristas del proyecto de ley para el fin de semana: un firme compromiso público de votar finalmente por la medida de política social, con el fin de aplacar a los liberales que quieren asegurar su promulgación.

En cambio, enfureció aún más a los progresistas que ya prometían oponerse al proyecto de ley de infraestructura hasta que el Congreso actuara sobre el plan de política social más amplio, que los demócratas planean impulsar mediante un proceso acelerado conocido como reconciliación presupuestaria para protegerlo de un obstruccionismo. Se ha estado presionando para aplazar la votación sobre infraestructura hasta después de las votaciones sobre el proyecto de ley de reconciliación o, al menos, después de que los opositores centristas dieran una idea firme de lo que aceptarían en ese paquete.

“Supongo que está diciendo que el presidente está loco, porque esta es la agenda del presidente”, dijo sobre Manchin la representante Pramila Jayapal, demócrata de Washington y líder del Caucus Progresista del Congreso. “Mire, es por eso que no vamos a votar por ese proyecto de ley bipartidista hasta que no lleguemos a un acuerdo sobre el proyecto de ley de reconciliación. Está claro que tenemos mucho camino por recorrer.

Les digo, después de esa declaración, probablemente tengamos incluso más personas dispuestas a votar ‘no’ al proyecto de ley bipartidista”, agregó.

 Dudas sobre infraestructura

El impasse no dejó claro el destino de la medida de infraestructura. Si bien un puñado de republicanos de centro planean apoyarlo, los líderes republicanos instan a sus miembros a oponerse, dejando a los demócratas que tienen una escasa mayoría de votos para aprobar el proyecto de ley si los progresistas se rebelan.

“El plan es llevar el proyecto de ley a la sala”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a los periodistas al regresar al Capitolio después de reunirse en la Casa Blanca con Biden y el senador Chuck Schumer de Nueva York, el líder de la mayoría. Cuando se le preguntó si estaba preocupada por los votos, agregó: “Una hora a la vez”.

Habló poco después de que la Cámara aprobara una legislación que levantaba el límite legal sobre los préstamos federales hasta el 16 de diciembre de 2022, un esfuerzo por evitar un catastrófico incumplimiento de la deuda federal el próximo mes, cuando el Departamento del Tesoro diga que superará el límite actual.

Los republicanos del Senado bloquearon un esfuerzo demócrata para emparejar el aumento con un proyecto de ley de gastos para mantener al Gobierno financiado y es probable que se opongan al proyecto de ley aprobado por la Cámara, que fue aprobado en una votación casi partidaria de 219-212 el miércoles. Aun así, la medida señaló que los demócratas estaban dispuestos a actuar sobre la medida de financiamiento del Gobierno por separado, evitando un cierre incluso cuando el techo de la deuda sigue sin resolverse por ahora.

Pero gran parte de la urgencia del miércoles se centró en salvar la agenda del presidente, después de que Biden y sus asistentes despejaron su agenda el miércoles en un intento de negociar un acuerdo entre los demócratas.

Algunos demócratas se han quejado esta semana de que el presidente no ha entablado conversaciones a su satisfacción. Dio la bienvenida a grupos de progresistas y moderados a la Casa Blanca la semana pasada, por ejemplo, pero se reunió con cada uno por separado, en lugar de realizar una sesión de negociación grupal. 

close
search