Suspende Texas ejecución de reo

Ordena Tribunal revisar de nuevo el caso; presuntamente, el condenado sufre discapacidad intelectual

Associated Press
lunes, 14 enero 2019 | 20:18
Cortesía

Austin, Tx.— El Tribunal de Apelaciones de lo Penal de Texas detuvo la primera ejecución del año en el estado y pidió que un tribunal de primera instancia vuelva a analizar el caso tras avances científicos y en las leyes respecto a la discapacidad intelectual y la pena de muerte.
Blaine Milam recibió una suspensión de la Corte el lunes, un día antes de la fecha en que estaba programada su ejecución. Milam, de 29 años, fue condenada por la brutal muerte de la hija de 13 meses de su novia, en hechos ocurridos en 2008 en el este de Texas.
En una apelación tardía, los abogados de Milam argumentaron en contra de la validez asumida por el Estado en el testimonio de las marcas de mordedura, que era una parte clave de su juicio. Sus abogados también afirmaron que el acusado presenta una discapacidad intelectual y, por lo tanto, no es sujeto a la ejecución.
En diciembre de 2008, Milam llamó al 911 y la Policía del Condado de Rusk llegó a la escena para encontrar el cuerpo de Amora Carson, según la Corte. El médico forense contó 24 marcas de mordeduras humanas en el cuerpo de la bebé y encontró evidencia de traumatismo por fuerza bruta y ataque sexual.
En el juicio, la Fiscalía vinculó a Milam con varias de las marcas de mordeduras. Pero sus abogados ahora dicen que la pruebas científicas han sido desacreditadas en gran medida, haciendo referencia a la reciente decisión del Tribunal de Apelaciones en lo Criminal de anular la condena por asesinato de Steven Chaney. (En diciembre, el tribunal dio el raro paso de declarar la inocencia de Chaney y dijo que su condena se basó en supuestas pruebas científicas de las mordeduras que “desde entonces ha sido socavada o completamente invalidadas”. Chaney pasó más de 25 años tras las rejas).
Mientras tanto, los fiscales del Condado de Rusk argumentaron ante el tribunal que las preguntas sobre las pruebas ciencia de las mordeduras se resolvieron en el juicio de Milam en 2010.
El tribunal de primera instancia también debe echar otro vistazo a las afirmaciones sobre la discapacidad intelectual de Milam, de acuerdo con la orden judicial.
El asunto se planteó en el juicio de Milam, en el que los fiscales dijeron que fue resuelto, pero se ha producido un cambio considerable en la forma en que el estado determina dicha discapacidad desde 2010.
En 2017, la Corte Suprema Estados Unidos descartó el método que el Tribunal de Apelaciones de lo Penal de Texas había utilizado anteriormente para determinar quiénes tienen discapacidades intelectuales y, por lo tanto, no son sujetos constitucionalmente para ser ejecutados. El Tribunal de Apelaciones Criminales más tarde dijo que cambiaría su prueba, que usaba estándares médicos obsoletos y factores no clínicos creados por sus jueces, incluso qué tan bien podía mentir la persona.
“Debido a los recientes cambios en la ciencia forense relacionados con las comparaciones de marcas de mordidas y los recientes cambios en la ley relacionados con el tema de la discapacidad intelectual ... por lo tanto, suspendemos su ejecución y remitimos estas reclamaciones al tribunal de primera instancia para que revise los méritos de estas reclamaciones”, señaló la Corte en su orden por escrito este lunes.
El tribunal ahora considerará los reclamos de Milam bajo los estándares médicos actuales.
A pesar de la decisión del tribunal, Texas mantiene en su agenda la primera ejecución del año a nivel nacional. Robert Jennings está programado para morir el 30 de enero, según el Departamento de Justicia Criminal de Texas. Otras cinco ejecuciones están en la agenda del estado entre ahora y mayo.