Publicarán lista de clérigos vinculados a acoso infantil

Desde el pasado 30 de septiembre, las quince diócesis de Texas acataron la orden de divulgar los nombres

Sabrina Zuniga/El Diario de El Paso
martes, 22 enero 2019 | 20:28
Archivo

La Diócesis Católica de El Paso se encuentra a solo días de una de las develaciones más importantes en la historia del obispado.

Desde el pasado 30 de septiembre, las quince diócesis de Texas acataron la orden de publicar las listas de clérigos acusados de acoso sexual infantil, teniendo como fecha límite el 31 de enero del 2019.

La publicación cuenta con el objetivo de proteger a los menores de abuso sexual y es descrita además como ‘un esfuerzo por promover la sanación y restauración de los feligreses y la confianza en la Iglesia Católica’.

Aunque la fecha límite expuesta por los quince obispados está a solo ocho días, localmente no se ha pronunciado una fecha determinada.

El Diario de El Paso habló con Norma Muñoz, del departamento de comunicaciones de la Diócesis Católica de El Paso. 

“Estaremos en una junta con la canciller de la Diócesis de El Paso, veremos qué es lo que nos dice y esperamos una fecha”, comentó la vocera. “Pero al momento, no hay más información”.

En octubre del 2018, la Diócesis de El Paso informó que la lista de clérigos relacionados con abusos a menores cubrirán incidentes ocurridos desde 1950 al 2018. 

De acuerdo con la información, desde entonces la Diócesis de Texas ha estado revisando activamente los archivos de obispos, sacerdotes, padres y diáconos involucrados en crímenes sexuales.

“La publicación de estas listas permite que otras víctimas se presenten en busca de curación. El cuidado de las víctimas y sus familias es donde debemos enfocarnos para transformar y sanar a la Iglesia", expresó entonces Mark J. Seitz, obispo de la Diócesis Católica de El Paso.

Enfatizó que el único objetivo es el esfuerzo continuo de las diócesis por ofrecer un ambiente aún más seguro para los niños.

Daniel Dinardo, arzobispo de Galveston-Houston, declaró que la publicación responde al llamado de los fieles para que haya mayor supervisión y transparencia en la Iglesia.

“Cada obispo de Texas ha hecho una declaración expresando su preocupación por todos los que han sido heridos y quiero expresar mi consternación personal ante las violaciones tan fundamentales a la confianza que han ocurrido”, expresó Dinardo.

Estamos completamente comprometidos a erradicar el mal del abuso sexual en la Iglesia y a promover un buen restablecimiento entre los fieles y los heridos por este atroz crimen, agregó.


Más de mil víctimas impulsa investigación 


La orden de la publicación de listas de pedófilos en la Iglesia inició desde el caso de abusos sexuales en Pensilvania, cuando se encontró el abuso de más de mil menores víctimas de más de 300 sacerdotes durante un período de 70 años.

Esta investigación logró identificar a poco más de un millar de niños y niñas que pasaron por violaciones, acosos y tocamientos de predicadores de la fe.

El documento de 1 mil 400 páginas publicado por la Corte Suprema de Pensilvania describe le comportamiento de los sacerdotes pederastas de seis de las ocho diócesis de dicho estado.

Lo que se destacó como inimaginable es que un gran jurado encontró que los sacerdotes que estaban al tanto de la situación decidieron proteger a la Iglesia y a los abusadores antes que las víctimas.

Por lo que semanas después, las Procuradurías de varios estados del país, -incluyendo Texas-, pronunciaron que se iniciarían investigaciones similares de abuso sexual infantil.

Con 8.5 millones de católicos y mil 320 parroquias católicas en Texas, el esfuerzo por compilar las listas completas de clérigos que han sido acusados de haber abusado sexualmente de un menor representa un gran proyecto para recobrar la credibilidad en la Iglesia.

La Conferencia Católica de Obispos de Texas exige a las diócesis la publicación de su listas de forma obligatoria antes del 31 de enero. 

Estas listas se actualizarán a medida que haya nueva información disponible. Cada obispo divulgará su propia declaración y lista, incluyendo la de El Paso.

“Lamentamos profundamente que algunos líderes de la Iglesia en ocasiones hayan faltado a su responsabilidad de proteger a los menores. La Iglesia Católica en Estados Unidos ha trabajado para mejorar la protección, especialmente durante los últimos quince años”, se escribe en la declaración oficial de la Diócesis de Texas.