Posponen juicio de asesino de transgénero

Bowden enfrenta una condena de hasta99 años

Karla Valdez / El Diario de El Paso
viernes, 18 enero 2019 | 22:05


 A pesar de que se tenía la todo listo para que la mañana del viernes comenzara la fase de sentencia contra Anthony Bowden, quien fue encontrado culpable por la muerte de una mujer transgénero, ésta se pospuso hasta la próxima semana.

La deliberación para la sentencia de Bowden estaba programada para comenzar a las 8:30 de la mañana, pero sorpresivamente el juez Patrick García la pospuso dos veces durante el transcurso del día. 

Primero la retrasó hasta la 1:30 de la tarde, argumentando que se necesitaba tiempo para “resolver algunos problemas” que se presentaron. 

Pero al llegarse la hora acordada el juez indicó a los presentes que la fase de sentencia sería pospuesta hasta el próximo martes.

El Diario de El Paso trató de obtener un comentario de García respecto a esta repentina decisión, pero el juez se negó a dar comentarios al igual que los fiscales y los abogados de la defensa. 

Un día antes Bowden, de 23 años, fue declarado culpable de asesinar a Erykah Tijerina de 24 puñaladas el 8 de agosto de 2016. 

El jurado tardó más de tres horas para determinar que el militar de Fort Bliss, no atacó a Tijerina con un cincel en defensa propia como aseguraba su defensa. 

Durante los dos días de juicio, los abogados de Bowden dijeron que su cliente fue abusado sexualmente por Tijerina un mes antes del homicidio y ésta lo estaba extorsionando con 200 dólares a cambio de no acusarlo de haber pagado por sexo, debido a que la mujer era prostituta. 

Según los abogados René Flores y William Ahee, cuando Bowden iba darle el dinero a Tijerina, ella comenzó a besarlo a la fuerza y trató de quitarle la camisa, por lo que Bowden creyó sería abusado sexualmente de nueva cuenta. 

Por su parte la fiscal Denise Butterworth aseguró que la versión del abuso sexual fue una mentira para tratar de sacar a Bowden del problema, ya que nadie lo obligó a ir en ninguna de las dos ocasiones en que estuvo en el departamento de la víctima.

Butterworth comentó que el verdadero motivo tras el asesinato es que Bowden temía que saliera a la luz que le gustaba tener relaciones sexuales con mujeres transgénero.

Por el cargo de homicidio, Bowden enfrenta una condena de hasta 99 años tras las rejas.