‘Inspiradas y feroces’

En búsqueda de igualdad y unidad, más de mil personas, entre ellas activistas, estudiantes, madres de familia y público en general, estuvieron en el evento

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso
sábado, 19 enero 2019 | 21:29

Más de mil personas respondieron a la convocatoria de la Marcha de las Mujeres (Women’s March) en El Paso, en evento que abogó por la igualdad y la unidad, y que fue realizado de forma simultánea en diferentes ciudades del país.

De acuerdo con los organizadores de la Women’s March de El Paso: “Estamos hablado de un total de mil entusiastas e incluyentes participantes en la marcha”, sostuvo Lyda Ness-García sobre el resultado de la tercera marcha anual que tuvo lugar en el Centro de El Paso.

Activistas, estudiantes, políticos, madres de familia y público en general enarbolaron diferentes consignas, pero todas coincidiendo en la unidad y la integración.

“Yo creo que lo maravilloso de este evento es que nos muestra los buenos esfuerzos que se realizan para construir una coalición entre diferentes grupos de mujeres, mismas que tienen diferentes preocupaciones”, afirmó Brenda Risch, catedrática de UTEP, y directora ejecutiva del Borderland Rainbow Center, que brinda un espacio a la comunidad LGTB de la región fronteriza.

“A mí me pareció que todos los presentes sentimos gran unidad, en una atmósfera positiva”, agregó Risch.

La legisladora estatal Verónica Escobar, ex juez del Condado de El Paso, participó en la marcha y fue la oradora principal del evento, en donde también acudieron el representante Beto O’Rourke y el senador José Rodríguez entre otros.

El discurso de Escobar fue preciso al señalar su inconformidad ante las acciones del Gobierno federal, específicamente en temas de salud, migratorios y sobre todo con el tema del proyecto del muro fronterizo entre Estados Unidos y México.

“Hemos visto que el Gobierno aún quiere decirle a las mujeres lo que pueden y lo que no pueden hacer con sus cuerpos, esto es algo inaceptable”, sostuvo la política paseña.

“Es una cuestión de igualdad, ya que todo mujer tiene el derecho de hacer con su cuerpo lo que desea, tal y como lo hacen los hombres”, apuntó la legisladora, quien ahondó en temas de igualdad laborad y de género.

Por su parte Verónica Frescas, ex candidata al Cabildo de El Paso, se centró en advertir la necesidad de eventos de este tipo, sobre todo en una región como la que conforma la frontera de El Paso y Ciudad Juárez.

“Durante los últimos tres años que he estado en estas marchas nuestra ciudad y nuestra nación han experimentado reveses y victorias, las cuales reiteran por qué todavía necesitamos unirnos para empoderarnos y resistir la represión contra las mujeres”, sostuvo la activista. “Me siento honrada de haber marchado por los muchos que no pudieron hacerlo hoy, y estaré junto a los que continúan la lucha”, recalcó Frescas.

Mientras tanto Cheyanne Lozano, integrante de Arise, Renacimiento Académico de Estudios indígenas y la Educación de UTEP, ponderó la importancia de la Marcha de las Mujeres y sus objetivos.

“Aprecio mucho los esfuerzos realizados por los organizadores de la marcha para incluir las preocupaciones de tantos, porque llamaron la atención sobre la importancia de los derechos de las mujeres, los derechos de los inmigrantes e incluso los derechos de los indígenas”, dijo Lozano.

“Cuando varios oradores y poetas hablaron sobre las situaciones específicas de mujeres de todo tipo me hicieron sentir incluida, y como integrante de Arise nos aseguramos de contribuir con nuestras voces a la multitud de personas que quieren un cambio en una dirección positiva”, subrayó.

En tanto Cemelli de Aztlán, catedrática de UTEP y representante de La Mujer Obrera, coincidió en destacar el impulso que ha dado la Marcha de Las Mujeres en varios aspectos.

“La Marcha de las Mujeres ha creado una ola de mujeres jóvenes, inspiradas y feroces que se preparan para rehacer el mundo”, señaló De Aztlán.

“Esta no es solo una demanda de derechos, igualdad y justicia, es una ola de energía que empuja a la sociedad a ver el mundo desde una perspectiva diferente, por ello espero que, como raza humana, nos demos cuenta de que nuestra madre tierra es la mujer más importante, y que necesita justicia”, sostuvo.

La escritora Hilda Sotelo fue puntual en su percepción sobre el evento, y sus repercusiones.

“La marcha es la antesala para la protesta de 8M. la Marcha internacional. Donde se protesta por el reconocimiento de la equidad, independientemente de la nacionalidad, estatus migratorio y forma parte de la política pública en todos los temas”, dijo Sotelo.

“Se da seguimiento a los logros feministas sobre ciudadanía, igualdad de salarios, acceso a la salud, el derecho a la salud reproductiva en manos de la mujer, la ratificación o reconocimiento de ERA (Equal Rigths Amendment) por los estados, por ello fue importante asistir, yo lo hice para ocupar el espacio que nos pertenece a las mujeres, el de la palabra”, remarcó.