Economía

Ven juicio político positivo para T-MEC

Empresas y grupos comerciales de EU a favor del tratado están haciendo esta apuesta inusual

Reforma

Reforma

martes, 29 octubre 2019 | 19:33

Nueva York— Las empresas y los grupos comerciales de Estados Unidos que desean que los legisladores aprueben un nuevo pacto comercial con México y Canadá están haciendo la apuesta inusual de que el drama de juicio político en Washington podría ayudar a lograr la aprobación del acuerdo en el Congreso. 

Las coaliciones industriales y las empresas más pequeñas han aumentado su cabildeo en las últimas semanas, en un intento por ratificar el Acuerdo Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá antes de que la carrera presidencial se intensifique a principios del próximo año.

Sin embargo, si bien ese calendario pondría el T-MEC directamente en el camino de la cada vez más intensa investigación de juicio político contra Donald Trump, los partidarios del acuerdo dicen que ven eso como una ventaja potencial.

Están apostando a que los demócratas de la Cámara, liderados por la presidente Nancy Pelosi, querrán mostrar a los votantes que el partido aún puede hacerse cargo de otros asuntos mientras investiga al Presidente. Eso evitaría las críticas de Trump y los aliados republicanos que han criticado a Pelosi y a los demócratas por centrarse demasiado en la investigación.

"A medida que profundicemos cada vez más en la madriguera del juicio político, la presidente tendrá que demostrar que la mayoría demócrata en la Cámara puede seguir moviendo la legislación, y esta, creo, es la fruta más baja", asegura Phil Cox, copresidente de Trade Works for America, una coalición de empresas y organizaciones que representan a agricultores, ganaderos y fabricantes de automóviles, entre otros.

Depende de Pelosi decidir cuándo se vota el acuerdo. Si bien ha dicho que quiere "llegar a un sí", no se ha comprometido a un cronograma, mientras un grupo de trabajo demócrata se reúne con funcionarios de la Casa Blanca para enmendar disposiciones sobre el medio ambiente, los derechos laborales, las protecciones de patentes de drogas y la aplicación general del pacto.

Los grupos comerciales dicen que creen que el acuerdo renegociado podría ganar el apoyo de ambos partidos políticos.

Para los republicanos, respaldar el pacto comercial es una oportunidad para mostrar su apoyo a Trump, al tiempo que ofrecen resultados a sus constituyentes, según John Murphy, vicepresidente senior de política internacional en la Cámara de Comercio de Estados Unidos, que lidera la Coalición T-MEC de asociaciones y más de 500 empresas, incluidas General Motors Co, Pfizer Inc, Microsoft Corp y Walmart Inc.

A pesar de que los demócratas pueden ser reacios a darle una victoria al Presidente, muchos estarán motivados para mostrarle a los votantes que pueden avanzar en los temas de la mesa, dice.

"Teniendo en cuenta el tiempo escandaloso aquí en Washington, estamos optimistas de que esto sucederá", agrega Murphy, quien señaló que las reuniones entre el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el grupo de trabajo demócrata se han intensificado. Cree que las partes están potencialmente cerca con un "objetivo muy serio" para llegar a un acuerdo antes de que la Cámara entre en receso desde el viernes hasta el 12 de noviembre. El texto legislativo para una votación podría seguir brevemente al regreso de los legisladores, afirma.

El T-MEC reemplazaría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que ha estado vigente desde 1994. La coalición T-MEC dice que el comercio de Estados Unidos con Canadá y México respalda 12 millones de empleos estadounidenses y alcanzó casi 1.3 billones en 2017.

Si Pelosi lleva el T-MEC a votación, debería haber suficientes votos para aprobarlo, asegura Joe Crowley, un ex representante demócrata de 10 periodos de Nueva York, que es copresidente honorario de la Coalición Aprobar el T-MEC, un esfuerzo separado de grupos empresariales.

Si bien algunos demócratas no votarán por el pacto bajo ninguna circunstancia, otros están trabajando para dejar su huella haciendo cambios, algo que no había sucedido antes de este año, dijo.

"¿Es este el mejor acuerdo comercial de la historia? No, no lo es", dice Crowley. "Pero no existe un acuerdo perfecto".

Mientras Trump ha estado tuiteando sobre "los demócratas que no hacen nada" y "la Nerviosa Nancy Pelosi" que tarda demasiado en actuar sobre el T-MEC, otros miembros de la administración han dicho cosas positivas sobre uno de los enemigos favoritos del presidente.

Existe un "impulso positivo considerable" para su aprobación antes de fin de año, en parte debido a la manera como Pelosi ha manejado las negociaciones, dijo el asesor económico de Trump Larry Kudlow durante un discurso el 22 de octubre en un foro de infraestructura en Washington.

"Sé que el presidente Trump tiene sus diferencias políticas con la presidente Pelosi", dijo Kudlow. "Pero también diré que la presidente Pelosi ha sido cooperativa, complaciente y accesible respecto al T-MEC".