Economía

Uso de gas natural rompe récord en EU

El domingo 14 y lunes 15 de febrero representaron el mayor suministro del energético en la historia

Tomada de internet / Gasoducto

Ramón Salcido
El Diario de Juárez

jueves, 18 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— La gravedad del vórtice polar que azota gran parte de Estados Unidos, provocó que el pasado fin de semana se registrara la mayor entrega para consumo de gas natural en la historia, de acuerdo con la American Gas Association.

El organismo señala que se entregaron 151.7 mil millones de pies cúbicos (Bcf) de gas natural en los Estados Unidos el 14 de febrero de 2021 y otros 149.8 mil millones se enviaron el 15 de febrero, lo que convierte el domingo en el segundo día de entrega más alto de la historia y establece un récord para la mayor demanda de dos días sumados.

Partes de los Estados Unidos sufrieron un frío extremo y “hubo suficiente suministro de gas natural y capacidad de entrega para calefacción, agua caliente, cocina, fabricación, generación de electricidad y nuestros acuerdos de exportación con aliados extranjeros”, dieron a conocer.

“Las compañías de gas natural pueden entregar de manera confiable a sus clientes incluso en las circunstancias más desafiantes debido a una preparación minuciosa y un sistema de entrega resistente, cuya importancia se enfoca claramente durante eventos climáticos extremos como los que estamos viendo ahora mismo en muchos partes del país”, dijo la presidenta y directora ejecutiva de la American Gas Association, Karen Harbert.

Cifras

El 14 de febrero, fluyeron 69.8 mil millones de pies cúbicos de gas natural  al sector residencial y comercial, y 27.8  se utilizaron en el sector industrial. Se usaron 37.7 mil millones de gas natural para generar electricidad.

En tanto 12.6  mil millones se exportaron, ya sea por gasoductos a México o transportados como gas natural licuado por barco, cifra que no representa ni el 10 por ciento de lo que Estados Unidos utiliza. 

El 15 de febrero, fueron 68.9 mil millones de pies de gas natural que fluyeron al sector residencial y comercial, 27.5 mil al industrial, 39.7 a generación de energía y se exportaron 9.8 mil millones.

Si bien las empresas de servicios públicos de gas natural enfrentaron algunos desafíos sin precedentes y los precios al contado subieron en algunas regiones debido a picos en la demanda, las familias y empresas que usan gas natural se vieron protegidas de los precios más altos mediante la planificación cuidadosa de sus servicios públicos.

Combustible almacenado

Las empresas de servicios de gas natural utilizan múltiples contratos a largo plazo que buscan garantizar suficiente suministro para satisfacer la demanda y fijar precios más baratos.

Las empresas de servicios públicos también compran gas natural en el verano cuando es más asequible y lo almacenan para entregarlo en los días más fríos. El treinta y ocho por ciento del gas natural entregado el 15 de febrero provino del almacenamiento.

El récord anterior de dos días se estableció el 30 de enero y el 31 de enero de 2019 cuando se entregaron o exportaron 155  y 144 mil millones. Desde entonces, las empresas de servicios públicos de gas natural han agregado aproximadamente 1.25 millones de clientes residenciales y 50 mil negocios en casi dos años.

“Podemos ofrecer energía asequible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año, mantener la resiliencia y lograr la descarbonización con gas natural”, continuó Harbert.

El mes pasado, la American Gas Foundation (AGF) publicó un nuevo estudio que demuestra cómo la capacidad de recuperación del sistema energético actual se deriva en gran medida de la capacidad del esquema de gas para responder rápidamente a los eventos y utilizar sus amplios recursos de almacenamiento durante períodos prolongados y la demanda estacional máxima. 

El estudio, Construyendo un futuro energético resiliente: cómo el sistema de gas contribuye a la resiliencia del sistema energético de Estados Unidos, explica por qué las empresas de servicios públicos, los operadores de sistemas, los reguladores y los legisladores deben reconocer que una oferta diversa de activos energéticos, incluido el gas natural, es fundamental para lograr un futuro energético resistente, próspero y más limpio.