Economía

Urgen al Gobierno a mantener congruencia con el T-MEC

De no hacerlo, Canadá y EU podrían tomar represalias comerciales contra México

Karla Omaña
Agencia Reforma

jueves, 11 febrero 2021 | 06:00

Ciudad de México— Si el Gobierno decide realizar cambios constitucionales en materia energética para ir en línea con sus objetivos de soberanía energética, deberá hacerlo bajo los compromisos ya adquiridos en el T-MEC.

“Toda reforma constitucional y todo cambio legal o regulatorio deben ser compatibles con los compromisos internacionales de México.México puede cambiar su Constitución, pero tiene que mantener la congruencia con los compromisos que están plasmados en el Tratado, en diversos capítulos, como en materia de inversión y comercio”, dijo Kenneth Smith, exjefe negociador del entonces TLCAN, durante una videoconferencia.

Y es que, de aprobarse los cambios propuestos a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), no solamente se estaría violando el T-MEC, sino también otros acuerdos comerciales como el TTP-11.

“México no puede adoptar medidas más restrictivas a aquellas que ya haya adoptado en otros tratados”, dijo.

De hacerlo, los Gobiernos de Canadá y Estados Unidos podrían tomar represalias comerciales contra México en otros sectores.

“Si bien es cierto que en el capítulo ocho del Tratado se establece que los recursos energéticos le pertenecen a la nación y que tiene México derecho a cambiar la Constitución, no se puede leer como un hecho aislado del resto de las obligaciones del Tratado”, argumentó Smith.

Hay objetivos específicos que buscaba la reforma estructural en materia energética, como promover la competencia en el sector y permitir la participación privada tanto doméstica como internacional para generar mayor eficiencia y menores costos.

“Toda reforma constitucional, una vez que ya entró en vigor el Tratado, tiene que ser compatible con los compromisos internacionales de México; se tiene derecho a cambiar la Constitución, pero se estaría violando el Tratado y sujeto a los mecanismos de solución de controversias”, aseguró.

El grado de apertura que se dé, una vez que entre en vigor el Tratado, no se puede echar para atrás, es decir, el país puede seguir abriendo hacia futuro, pero no puede echar para atrás lo que ya se otorgó”, aseguró.

El martes durante su conferencia matutina, el presidente López Obrador defendió la reforma eléctrica por su importancia para la soberanía energética del país.