Economía

Traban creación de maquiladoras

Están obligadas a contratar a un notario público que valide información, lo que antes hacía la SE

Agencias

viernes, 14 febrero 2020 | 06:00

Monterrey— Acceder a un programa Immex (Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación) o buscar su ampliación es más complicado para las empresas exportadoras en este Gobierno, pues ahora están obligadas a contratar a un notario público que valide información, lo que antes era responsabilidad de la Secretaría de Economía (SE).

Esta situación se da en el marco en el que autoridades comerciales estadounidenses están presionando para la desaparición de programas sectoriales de apoyo a la exportación de mercancías mexicanas, como Immex, que ahora enfrentan en México un proceso complicado para acceder a él.

Esto se debe a que ahora tienen que contratar a un notario público para obtener una ‘Fe de hechos’, lo que ha propiciado diversos problemas.

Antes las empresas acudían a la delegación de SE de su estado y sus funcionarios hacían la visita de inspección para validar la información de su solicitud.

El cambio está afectando a un buen número de empresas nuevas o ya establecidas que van a abrir una planta, sucursal o bodega bajo ese programa, expuso Eugenio Martínez Serna, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) Noreste.

“La problemática es que el trámite lleva mucho tiempo y los notarios no siempre están capacitados para este tema, por lo que tenemos casos en donde las solicitudes ya documentadas son rechazadas y hay que volver a iniciar el trámite.

“Durante este lapso, la empresa no puede operar con las ventajas de Immex, lo que representa mayores costos”.

El proceso, añadió, se complica porque la empresa no puede contratar a un solo notario para sus trámites en diferentes ciudades.

Arturo Rangel, vicepresidente del sector automotriz de la Canacintra, explicó que la implementación del notario fue a partir de este año y todavía están en la etapa de pruebas, y que parte de lo que han encontrado son problemas en el envío de información.

“Lo que ha pedido por lo menos la SE es que las ‘Fe de hechos’ sean transmitidas de forma electrónica y creó una dirección de correo electrónico especializada.

“El envío es utilizando la firma electrónica, con características muy especiales... y algunos notarios todavía no pueden operarla o reciben mensajes de errores de validación, etcétera, etcétera, es decir, todavía no tiene el procedimiento, la consistencia que debería”.

Al respecto, Luis Aguirre Lang, presidente nacional de Index, organismo que aglutina a las Immex, reveló que por ello están trabajando con los notarios para orientarlos a entender su industria.

“Efectivamente, como en todos los cambios bruscos de este tipo de situaciones, hubo un aumento en los tiempos de los trámites. Muchos de ellos ya se han venido normalizando y otros requieren de mayor especialización.

“Los notarios o los fedatarios no están tan familiarizados con los procesos de la industria... imagínate, poner a un fedatario público a que te describa el proceso productivo de la manufactura de una autoparte o el proceso que se va a llevar a cabo para industrializar un berry o un brócoli... Ha sido un dolor de cabeza en esta tarea”.