PUBLICIDAD

Economía

Tips para cobrar por tu trabajo

Evita entrar al mercado laboral con costos demasiados altos o tan bajos que tu negocio no sea rentable

Grupo Reforma

lunes, 13 noviembre 2023 | 19:06

Tomada de Internet | Aprende a cobrar un pago justo por tu trabajo

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- Uno de las dudas más frecuentes a las que se enfrentan tanto emprendedores como profesionistas independientes se relaciona con el dinero: "¿en cuánto debo vender mis productos o servicios?". 

En términos generales, no hay una respuesta exacta ante dicho cuestionamiento, mas existen ciertos criterios que pueden ayudar a dar con un precio aproximado y así evitar entrar al mercado laboral con costos demasiados altos o tan bajos que tu negocio no sea rentable. Estos son:

Estudia a la competencia

Para elegir una cifra es necesario saber en cuánto se cotiza la competencia. Buscar en internet o preguntar a colegas del mismo ramo el precio de sus servicios o productos similares al propio permitirá tener un parámetro actualizado.

La investigación no debe limitarse al mero aspecto financiero, pues aspectos como la calidad y la experiencia son relevantes.Tras la pesquisa, será posible determinar un precio aproximado y realizar los primeros ajustes con base en el tipo de producto o servicio ofrecido y si tiene un valor agregado.

Identifica tu público

El público al que se destina el producto o servicio también repercute en el costo del mismo. Si son estudiantes, difícilmente contarán con el presupuesto para adquirirlo o solicitarlo, por ejemplo.

En este sentido también es necesario evaluar a cuántas personas se busca llegar. Si se pretende alcanzar a miles, los precios solerán ser más accesibles que si se desea llegar a pocos y proporcionar la idea de que se trata de algo exclusivo y original.

Cobra por tu experiencia

Las personas con experiencia y una especialización pueden elevar el costo de su trabajo gracias a su trayectoria profesional. En caso contrario, lo más recomendable es apegarse a los precios generales de los competidores.

En caso de que el trabajo solicitado sea más complejo que el promedio o demande una realización en corto tiempo podrá elevarse el costo.

Piensa en las aristas

El tiempo, el esfuerzo y la calidad no son factores suficientes para plasmar en roca un precio.

Aspectos como la materia prima, el costo directo, el transporte o servicios como el uso de internet, de un software especializado o de teléfono también deberán ser considerados si es que aplican.

Recurre a las matemáticas

Lo anterior debe reforzarse con matemáticas. A los costos de producción, experiencia, esfuerzo y tiempo debe sumarse la ganancia deseada, los impuestos, el pago a colaboradores y otros gastos relevantes.

El margen general de ganancia suele establecerse entre el 10 y el 20 por ciento. Dicha cifra variará según el aporte de valor.

Elige una modalidad apropiada

Dado que no todos los trabajos se deben cotizar del mismo modo, existen tres estrategias que podrían ayudar a establecer un precio:

+ Cobrar por hora de trabajo: el cliente detemina cuánto pagará. Se debe considerar cuánto tiempo se está dispuesto a invertir, así como las horas no facturables.

+ Cobrar por proyecto: el profesionista decide el tiempo que destinará al proyecto y el precio por su finalización.

+ Cobrar por paquete: el usuario recibe beneficios por adquirir un producto o servicio con base en los paquetes creados por el profesionista. Económico, estándar, superior y premium es una clasifación válida. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search