Economía

Tiene Chihuahua del gas LP más caro en estados fronterizos

Ocupa el tercer lugar en las entidades del norte y el octavo en todo el país

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua

viernes, 13 noviembre 2020 | 13:09

Chihuahua.- Con una tarifa promedio de 20.94 pesos por kilogramo de gas, el estado de Chihuahua se ubica con el tercer precio más caro entre las entidades de la frontera norte de México, y en la octava en el ámbito nacional, según datos de la Comisión Reguladora de Energía.

Entrevistado al respecto, el asesor del Frente de Consumidores, Carlos Loya López dijo que urge que el gobierno federal vea a Chihuahua, el mayor consumidor de gas LP durante la temporada de frío y decrete un subsidio del 30 por ciento, el cual se tenía cuando la población se calentaba con petróleo diáfano.

Los datos expuestos en el portal de la Comisión Reguladora de Energía permiten ver que, en la franja fronteriza norte, Baja California tiene la mayor tarifa promedio por kilogramos de gas licuado de petróleo con 22.82 pesos, le sigue Sonora donde se expende a 21.39 y Chihuahua con 20.94 pesos. 

En tanto, los estados de Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León muestran tarifas promedio de 18.59, 18.46 y 18.35, respectivamente.

La información de la CRE plantea que la entidad con la tarifa promedio más cara de gas LP en el país lo tiene Baja California con 22.82 pesos por kilogramo, le sigue Baja California Sur con 22.71, Durango 22.2 y la Ciudad de México 21.84 y Colima 21.26 pesos por kilo.

En ese orden, sigue Quintana Roo como el sexto estado con la tarifa promedio más cara de gas con 21.22; seguido de Sonora 21.39; Chihuahua 20.94; Yucatán 20.93 y México 20.85.

Entrevistado sobre las altas tarifas promedio del gas LP, el asesor del Frente de Consumidores, Carlos Loya López indicó que esta situación la genera los oligopolios que genera que unas cuantas familias en México controlen la distribución y venta de gas licuado de petróleo, entre las cuales, están unas chihuahuenses.

Planteó que el norte como es muy redituable y mercado cautivo, las familias que controlan el combustible no están de acuerdo con una baja de las tarifas, porque, aunque no tendrán pérdidas en su ejercicio, sí dejaran de percibir menos ganancias.

Carlos Loya dijo que ni el mismo gobierno federal ha puesto los ojos en esta situación, por lo que exhortó a las autoridades a voltear a ver a Chihuahua y tenga en claro la afectación que tiene la mayoría de las familias de noviembre a febrero marzo, porque el consumo de gas se triplica o cuadruplica.

Aquí hay una injustica ya que hasta 1994 cuando se tenía petróleo para ambientar los hogares se tuvo subsidio del 30 y hasta el 40 por ciento, pero ahora se acabó el subsidio y las familias tienen en el gas, el combustible más caro para calentarse durante invierno.

Finalmente apuntó que ahora que el gobierno federal argumenta que primero los pobres, debe tomar en cuenta que en Chihuahua también los hay y es necesario un apoyo para que pueda adquirir el combustible necesario para sobrevivir en inverno cuando las temperaturas pueden ser hasta de -20 grados centígrados.