Economía

Termina una era, British Airways retira su flota de aviones Boeing 747

La causa es la desaceleración de los viajes y el alto costo de operación, señalan

Tomada de Internet

The New York Times

viernes, 17 julio 2020 | 10:51

Londres - British Airways retirará toda su flota de aviones Boeing 747, dijo la compañía este viernes, citando la desaceleración de los viajes y el alto costo de operación del avión.

La decisión marcó no solo el punto final del servicio de un avión histórico con la compañía, sino que también simbolizó el final de una era de la aviación en la que siempre se esperaba que la próxima generación de aviones fuera más grande y mejor. Incluso 50 años después de su presentación, la visión de los 747 deslizándose en sus muelles, empequeñeciendo a los que los rodeaban, aún podría evocar una emoción en los viajeros más cansados.

El primer Jumbo del mundo, conocido como la "Reina de los Cielos", el Boeing 747 revolucionó los viajes para las masas, pero en los últimos años había caído en desgracia con varias aerolíneas debido a los costos.

El vuelo comercial final de un Boeing 747 realizado por una aerolínea estadounidense tuvo lugar a finales de 2017. Pero British Airways se había mantenido, operando la flota de aviones más grande del mundo, con 31 todavía en servicio. Un puñado de otros transportistas aún vuelan el 747, aunque se espera que su uso disminuya aún más en los próximos años.

Cuando el Boeing 747 comenzó a funcionar en 1970, era el tope de la tecnología de viajes modernos, con espacio para 27 pasajeros de primera clase y 292 de clase económica. Su icónica cubierta superior jorobada, equipada con un salón o "club en el cielo", se convirtió en sinónimo de viajes de lujo.

Con una altura de cola equivalente a un edificio de seis pisos y una envergadura lo suficientemente amplia como para acomodar 50 autos estacionados, el 747 fue parte de un período de innovación que vio a los ingenieros desarrollar aviones cada vez más grandes que podrían llenarse con más pasajeros y de esa manera bajar los precios de los boletos.

Pero los costos de combustible en 1970 fueron tan insignificantes que apenas fueron un factor en las estrategias financieras de las aerolíneas. En los últimos años, los avances tecnológicos hicieron que el 747, de cuatro motores, fuera mucho más caro de operar que los modernos aviones bimotores.