Economía

Tardaría cuatro años la recuperación económica

El 2020 terminó con una caída histórica en la actividad

Especial

Marlen Hernández
Agencia Reforma

viernes, 01 enero 2021 | 07:17

Monterrey— El 2020 terminó con una caída histórica en la actividad económica y para el 2021 se espera que inicie la recuperación, sin embargo, la expectativa de especialistas consultados por el Banco de México (Banxico) es que ésta sea tardada y se lleven cuatro años para regresar al nivel que tenía previo a la pandemia, en el 2019.

De acuerdo con la última encuesta sobre expectativas realizada por el Banxico, el Producto Interno Bruto (PIB) registrará en el 2020 una caída de 8.99 por ciento respecto al año previo.

Asumiendo esta caída, al cierre del año, el PIB de México retrocedió a 16 billones 813 mil millones de pesos constantes del 2013, nivel no visto desde el 2014.

"Esto hace que esta crisis, la del gran confinamiento, para el caso de México sea la más profunda desde la Gran Depresión y la de más larga recuperación en la historia", apuntó Gabriela Siller, directora de Análisis, Económico y Financiero de Banco Base.

Como consecuencia de un efecto rebote, los especialistas consultados por el Banxico estiman una tasa de crecimiento económico real de 3.54 por ciento para el 2021 y de 2.59 para el 2022.

Para el 2023 el avance del PIB sería de 2.16 por ciento y para el 2024 de 2.00.

Con ello, llegado el 2024, el PIB anual sería de 18 billones 610 mil millones de pesos, hasta entonces ligeramente superior al registrado en el 2019, de 18 billones 474 mil millones.

"Han sido tres cosas las que han llevado a la caída este año del PIB: el coronavirus, el declive que ya se veía en la economía mexicana desde finales del 2018 y la ausencia de una política fiscal contracíclica", refirió Siller.

"En las otras crisis nos hemos podido recuperar más rápidamente, precisamente porque se daba una política fiscal contracíclica".

Los sectores más afectados por la pandemia han sido los relacionados con comercio y servicios (actividades terciarias), en los que la interacción física juega un papel fundamental.

De marzo a mayo pasados, las actividades terciarias registraron una caída de 16.5 por ciento, ubicando al indicador en su nivel más bajo desde enero del 2012, y pese a una mejoría en los siguientes cinco meses, al cierre de octubre mostró un retroceso de 4.1 por ciento respecto al nivel prepandemia de marzo, según los datos más recientes del Indicador Global de Actividad Económica.

En tanto, las actividades primarias (sector agropecuario) resistieron el shock de la pandemia y las secundarias (sector industrial) han logrado recuperarse más rápidamente, aunque al interior de éstas aún hay algunas que presentan fuertes afectaciones.

Hasta octubre pasado, 10 de las 21 ramas industriales del País se habían recuperado del impacto de la pandemia, destacando fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón; bebidas y tabaco, y fabricación de productos metálicos.

De las 11 industrias que aún no se recuperan, destacan fabricación de ropa y de artículos de cuero; impresión, e insumos textiles.