PUBLICIDAD

Economía

Suben intereses a niveles nunca vistos

Banxico repite la dosis y tasa bancaria se ubica en 8.5%

Berenice Gaytán
El Diario de Juárez

viernes, 12 agosto 2022 | 11:01

PUBLICIDAD

La Junta de Gobierno del Banco de México repitió la dosis e incrementó de nuevo la tasa de interés interbancaria en 75 puntos base, para llegar a un nivel histórico de 8.5 por ciento que aplica desde hoy.

De acuerdo con Banxico, los ajustes a la tasa continuarán y ante las presiones inflacionarias mayores a las anticipadas, los pronósticos para la inflación general y la subyacente se revisaron al alza hasta el tercer trimestre de 2023. La meta de 3 por ciento se prevé alcanzar hasta el primer trimestre de 2024.

PUBLICIDAD

Los ajustes a la tasa base de interés, de momento al alza, impactan directamente en las tasas variables de todo tipo de créditos vigentes y en los nuevos, por lo que quienes pretendan adquirir un financiamiento les resultará más caro.

Estas previsiones están sujetas a riesgos. Al alza están: la persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados, las presiones inflacionarias externas derivadas de la pandemia, que continúen las presiones en los precios agropecuarios y energéticos por el conflicto geopolítico, la depreciación cambiaria y presiones de costos.

Los riesgos a la baja son: una desaceleración de la actividad económica mundial mayor a la anticipada, la disminución en la intensidad del conflicto bélico, un mejor funcionamiento de las cadenas de suministro, un efecto mayor al esperado de la brecha negativa del producto y un efecto mayor al esperado del Paquete Contra la Inflación y la Carestía.

La tasa base anterior más alta en México se registró el 15 de agosto de 2008, cuando pasó de 8 a 8.25 por ciento ante la crisis económica mundial que se enfrentaba en ese momento, arrojan los datos estadísticos de Banxico.

Dicha tasa de 8.25 por ciento se mantuvo así hasta el 16 de enero de 2009 cuando bajó a 7.75 por ciento y comenzó su descenso hasta alcanzar el mínimo de 3 por ciento el 6 de junio de 2014.

Luego comenzó de nuevo el ascenso y volvió a alcanzar 8.25 por ciento el 20 de diciembre de 2018, para caer después a un mínimo de 4 por ciento el 12 de febrero de 2021 ante la pandemia, fecha desde la que se ha mantenido al alza.

De acuerdo con Gabriela Siller, directora de Análisis Económico en Grupo Financiero BASE, la inflación tanto en México como Estados Unidos sigue alta y es por eso que continuarán los ajustes en las tasas, publicó en Twitter.

En el análisis de la Junta de Gobierno de Banxico, se explicó que se evaluó la magnitud y diversidad de los choques que han afectado a la inflación y sus determinantes, así como la evolución de las expectativas de mediano y largo plazos y el proceso de formación de precios. 

Consideró también los mayores retos para la conducción de la política monetaria ante el apretamiento de las condiciones financieras globales, el entorno de acentuada incertidumbre, las presiones inflacionarias acumuladas de la pandemia y del conflicto geopolítico, y la posibilidad de mayores afectaciones a la inflación.

Con base en ello, y con la presencia de todos sus miembros, decidió por unanimidad incrementar en 75 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 8.5 por ciento. Con esta acción, la postura de política monetaria se ajusta a la trayectoria que se requiere para que la inflación converja a su meta de 3 por ciento dentro del horizonte de pronóstico.

Se insistió en que se vigilarán estrechamente las presiones inflacionarias, así como todos los factores que inciden en la trayectoria prevista para la inflación y en sus expectativas para determinar una tasa de referencia congruente en todo momento.

Alejandro Sandoval Murillo, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), consideró el aumento de tasa como la mejor decisión que se pudo tomar, aun y cuando la medida ha sido considerada con poco efecto.

Explicó que son estas políticas monetarias las que realmente inciden en la economía en casos como este en el que se tiene una elevada inflación, sin embargo en México ha sido un poco más lento el impacto que en Estados Unidos debido a una menor población bancarizada.

Destacó que se observan datos positivos como el índice de costos manufactureros a la baja, entre otros, por lo que la tendencia es que en uno o dos meses empiece a ceder la inflación. “Los precios seguirán subiendo, pero cada vez menos”, dijo.

El pasado martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) anual se ubicó en 8.15 por ciento en julio pasado, un dato mayor al 8.13 por ciento esperado por el mercado y más alto que el anterior, de 7.99 por ciento.

En esta frontera, los números fueron aún más elevados. La inflación fue de 9.55 por ciento en julio, la cifra más alta en 23 años. El mes anterior la inflación fue del 9.29 por ciento. Comparado con los meses de julio de años anteriores, la tasa del 9.55 por ciento se encuentra sólo por debajo del 10.35 por ciento que se registró en 1999.

En cuanto al 2022, en enero la cifra fue del 7.72 por ciento, en febrero 7.58 por ciento, en marzo 7.82 por ciento, en abril 8.07 por ciento y en mayo 8.39 por ciento. El reporte del Inegi muestra que lo que más subió en el último año fueron los productos del campo, así como el gas natural. 

bgaytan@redaccion.diario.com.mx

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search