Economía

Sube hasta 12% precio de varilla

Repunte de precio impactará costos de edificaciones

Internet / Trabajadores de la construcción

Moisés Ramírez
Agencia Reforma

sábado, 05 septiembre 2020 | 06:00

Monterrey— Con una producción nacional de varilla menguada por la pandemia y un súbito aumento en su demanda global y nacional, el precio de este material está experimentando un fuerte repunte que impactará los costos de las edificaciones.

Constructores y distribuidores de materiales señalaron que apenas inició septiembre, los precios de este insumo a nivel nacional repuntaron respecto a agosto entre un 10 y 12 por ciento al medio mayoreo y menudeo, y un 8 por ciento al mayoreo.

Y en los siguientes meses, de acuerdo con una carta que envió la acerera Gerdau Corsa a sus clientes, sus precios podrían presionarse más.

En la misiva, de la cual Grupo Reforma obtuvo una copia, la siderúrgica explica que el precio de la varilla está siendo impulsado por una mayor demanda por parte de China de la chatarra, insumo básico para fabricar el producto.

Añade que la varilla también está siendo impactada por una reactivación del sector de la construcción en México, en particular por el aceleramiento de obras emblemáticas del Gobierno federal, que son el aeropuerto Felipe Ángeles, en Ciudad de México, y la refinería Dos Bocas, en Tabasco, las cuales incluso están provocando la desatención a otros clientes regulares.

A los factores anteriores que están presionando a la demanda, Gerdau Corsa indica que la posibilidad de que el Gobierno federal extienda hasta diciembre la ejecución del presupuesto para el Tren Maya aumentaría la demanda de varilla en la zona sureste del país.

Frente a esto, la siderúrgica destaca que se está sumando a la baja capacidad de operación que, por la pandemia, registran las acereras del país.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) refieren que en junio pasado –último dato disponible– los fabricantes de productos de hierro y acero estaban operando a un 46 por ciento de la capacidad de sus plantas, contra un 81 por ciento con el que habían arrancado en los primeros tres meses del año, y que luego se desplomó a partir de abril con la pandemia.

“Durante septiembre la capacidad instalada de producción (nacional) estará demandada por las ventas de exportación ya pactadas previamente y el abastecimiento de las obras prioritarias de Gobierno federal, provocando faltantes intermitentes por calibre”, apunta Gerdau Corsa en su carta.

“Por momentos se percibirá una mayor demanda a la capacidad de oferta favoreciendo la consolidación de incremento de precios”.

Señala que un nuevo incremento de precios de la materia prima podrá darse a mediados de mes.

Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, reprobó estos aumentos de precios dada la situación económica que enfrenta el país y advirtió que repercutirán en los costos y las metas de las obras públicas y privadas.

“Los constructores vamos a tener que trasladar esos costos a los productos y lo que va a pasar es que se van a disminuir las metas de las obras”, expuso.