Economía

Servidores y redes de cómputo son centros de datos críticos

Forman parte de las necesidades para que haya buen funcionamiento en las ciudades

Internet

Agencias

jueves, 14 enero 2021 | 06:00

A medida que el mundo se trasladaba a la red aparentemente de la noche a la mañana debido a la pandemia de la Covid-19, la criticidad de los centros de datos y la incesante dependencia de estos en todos los ámbitos de la vida, se han convertido en una historia permanente de la crisis, explica la firma Vertiv.

Esta realidad se manifestará de nuevas formas en 2021, a medida que el centro de datos y el ecosistema de información que lo orbita emerja de la pandemia como un cuarto servicio público crítico, con todas las expectativas y responsabilidades que esto implica.

Esta es una de las tendencias emergentes del centro de datos de 2021 identificada por los expertos de Vertiv, un proveedor global de soluciones de continuidad e infraestructura crítica digital.

Durante mucho tiempo, los centros de datos se han mantenido con altos estándares de disponibilidad, pero el cambio hacia un estatus similar al de los servicios públicos será evidente de dos maneras. En primer lugar, las altas expectativas de disponibilidad de la red se extenderán profundamente en las zonas rurales y remotas, lo cual llevará las aplicaciones críticas a un mayor número de personas.

Esto aumentará la presión sobre los centros de datos para mantener la conectividad, incluso en los bordes exteriores de sus redes. En segundo lugar, desaparecerán todas las diferencias entre la disponibilidad y la conectividad, ya que la capacidad de garantizar y proteger las conexiones en las redes híbridas cada vez más distribuidas se convierte en un requisito tan importante como cualquier medida tradicional de tiempo operativo del centro de datos.

“Desde hace algún tiempo, los centros de datos se han estado trasladando hacia el estatus de servicio público, pero la pandemia ha cristalizado la necesidad de establecer los tipos de límites oficiales que han sido comunes en otras empresas de servicios públicos”, dijo Gary Niederpruem, director de estrategia y desarrollo en Vertiv.

“No se trata solo de trabajar desde casa, aunque esto es parte de ello. Más importante aún, se trata de apoyar la economía digital en sus formas más críticas, que incluyen una mayor dependencia de la telemedicina y la salud, un mejor comercio electrónico y telecomunicaciones y medios de comunicación globales”.

La pandemia estableció de forma efectiva una nueva base de referencia para la infraestructura digital a medida que la industria se ajusta y eventualmente va más allá del confinamiento global. Con este telón de fondo, los expertos de Vertiv identificaron otras tendencias emergentes que se observarán en 2021. Estas incluyen las siguientes:

“La recuperación requiere un cambio de mentalidad para la mayoría de las organizaciones”, dijo John-David Lovelock, distinguido vicepresidente de investigación de Gartner, en una declaración reciente. “No hay vuelta atrás. Se necesita un reajuste enfocado en el avance”.

Llevar las grandes capacidades del centro de datos a espacios pequeños y al borde de la red: Hoy, el borde de la red se ha vuelto más crítico y más complejo.

Esto incluye una mayor inteligencia y control, un mayor énfasis en la disponibilidad y el gerenciamiento térmico, y una mayor atención a la eficiencia energética de todos los sistemas.

La densificación de la red necesaria para cumplir plenamente con la promesa de la red 5G se suma inevitablemente al aumento de la demanda energética, la cual se estima que será 3.5 veces mayor que la de la red 4G.